Cuál es la forma menos saludable de cocinar los huevos

La forma en la que cocinas los huevos no solo es importante para un consumo seguro, también tiene efectos sobre sus nutrientes; cocinarlos por mucho tiempo no es lo mejor y hay métodos de cocción que pueden contrarrestar sus beneficios

Cuál es la forma menos saludable de cocinar los huevos
Cocinar los huevos hace que nutrientes como las proteínas sean más fáciles de digerir y absorber por el cuerpo.
Foto: Klaus Nielsen / Pexels

Los huevos son un alimento altamente nutritivo, saludable, conveniente, versátil, muy fácil y rápido de preparar. Cocinar los huevos no solo los hace más seguros para comer y así reducir el riesgo de infecciones por bacterias como Salmonella, también ayuda a que los nutrientes como las proteínas sean más fáciles de digerir y absorber por el cuerpo.

Cuando decimos que los huevos son un alimento altamente nutritivo, no es una exageración. Cada huevo grande proporciona un total de 6.29 gramos de proteína completa de alta calidad. Son la fuente de proteínas perfecta porque contienen los nueve aminoácidos esenciales necesarios para tu cuerpo.

Los huevos también contienen 13 vitaminas y nutrientes diferentes en cada porción. Entre estos ingredientes se incluyen los ácidos grasos omega-3, las vitaminas A, D, E y B12, antioxidantes y colina. Además son bajos en grasas y en calorías (77 a 78 por unidad).

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan cocinar los huevos hasta que la yema y la clara estén firmes. También señalan que debes asegurarte de que los alimentos que contengan huevos crudos o poco cocidos estén hechos solo con huevos pasteurizados.

Hay tantas maneras de cocinar los huevos, fritos, hervidos, horneados, escalfados, en tortilla o en el microondas. Ni qué decir de la enorme variedad de platillos que puedes preparar con este alimento.

Cuál es la manera menos saludable de cocinar los huevos

Cocinar los huevos los hace más seguro para su consumo y ayuda a que algunos nutrientes se puedan absorber mejor, como las proteínas y la biotina, una vitamina que procura energía para tu cuerpo y la salud de tu piel cabello y uñas.

La cocción también puede disminuir moderadamente la cantidad de otros nutrientes como la vitamina A y la vitamina D. Pero cuando los huevos se cocinan a altas temperaturas durante un período prolongado se hace un mayor daño a las vitaminas y antioxidantes. Cocinar los huevos a altas temperaturas también provoca que el colesterol se oxide.

Cuando los huevos se hornean durante 40 minutos, pueden perder hasta el 61% de su vitamina D, en comparación con hasta el 18% cuando se fríen o se hierven durante un período más corto de tiempo según investigadores de la Universidad Técnica de Dinamarca.

Entre freír o hervir los huevos, los huevos duros son una opción baja en calorías. Sin decides freírlos evita usar mantequilla. Los huevos son naturalmente bajos en grasas saturadas, pero la mantequilla añadirá grasa saturada a tu alimento, la cual contribuye a elevar los niveles de colesterol en sangre e incrementar el riesgo de enfermedad cardíaca.

En lugar de mantequilla, usa grasas saludables, aceites estables a altas temperaturas los cuales no se oxidan fácilmente para formar radicales libres dañinos, entre estos aceites está el aceite de aguacate. Si usas aceite de oliva cocina a temperaturas inferiores a 410 ° F (210 ° C). Una opción para cocinar los huevos con un mínimo de grasa es usar un aerosol para cocinar.

La manera de cocinarlos de manera saludable y retener la mayor cantidad de los nutrientes es evitar las cocciones a altas temperaturas y por largos periodos, así como no agregar grasas saturadas. Para freírlos opta por usar poco aceite y que sea estable a altas temperaturas.

Te puede interesar: