Por qué una taza de vegetales de hoja verde al día puede reducir el riesgo de enfermedad cardíaca en más de un 20%

Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en el mundo. Su prevención se relaciona directamente con el estilo de vida y alimentación, un reciente estudio sugiere que el simple hábito de consumir una taza de vegetales ricos en nitratos reduce hasta en un 26% el riesgo de padecer enfermedades cardiacas

Por qué una taza de vegetales de hoja verde al día puede reducir el riesgo de enfermedad cardíaca en más de un 20%
Los vegetales de hoja verde son ricos en poderosos antioxidantes, fibra, vitaminas y minerales. Además son bajos en calorías, ayudan a bajar de peso y promueven la longevidad.
Foto: Pxhere

La actual tendencia de nutrición y salud nos invita a alimentarnos de manera más orgánica y natural. Es bien sabido que la calidad de la dieta es una de las más poderosas herramientas de salud, con base en ello aumentar el consumo de frutas y verduras es uno de los mejores inicios. Además se ha comprobado que seguir una dieta basada en plantas es el futuro: es clave en la prevención de enfermedades, nos ayuda a gozar de un peso saludable, mejora la calidad de vida y es una buena acción para proteger al medio ambiente.

Si bien la lista de alimentos de origen vegetal es generosa, colorida, accesible y convenientemente versátil, apostar por un mayor consumo de verduras es indispensable. Entre las recomendaciones más poderosas se encuentra la ingesta de vegetales de hoja verde, que se caracterizan por su inmenso potencial nutricional, son bajos en calorías, abundantes, ricos en antioxidantes y fibra. Son simplemente una de las adiciones más fundamentales en toda dieta saludable y equilibrada. Recientemente se suma a su lista de propiedades un reciente trabajo de investigación que avala sus bondades para mejorar la salud cardiovascular. 

El estudio encabezado por la Universidad Edith Cowan, encontró que con el simple hábito de comer solo una taza de vegetales ricos en nitratos cada día, las personas pueden reducir significativamente su riesgo de enfermedad cardíaca. Como tal el estudio se basó en investigar si las personas que consumen de manera regular mayores cantidades de verduras ricas en nitratos como es el caso particular de las variantes de hoja verde y remolacha, presentaban niveles de presión arterial más baja. Además examinó si los participantes, presentaban  menos probabilidades de ser diagnosticadas con una enfermedad cardíaca muchos años después.

Teniendo en cuenta que las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte a nivel mundial, cobrando cerca de 17,9 millones de vidas por año ¡Vale la pena prestar atención! Cabe mencionar que la muestra fue bastante amplia en número de participantes y duración del análisis, ya que los investigadores examinaron datos de más de 50.000 personas que residen en Dinamarca y que participaron en el estudio danés durante un período de 23 años. Durante todo el proceso los científicos descubrieron que las personas que consumían de manera regular las verduras más ricas en nitratos, presentaban una presión arterial sistólica inferior en aproximadamente 2,5 mmHg y un riesgo de enfermedad cardíaca entre un 12-26% menor. 

La autora que encabezó el estudio, la Dra. Catherine Bondonno del Instituto de Investigación en Nutrición de la Universidad Edith Cowan, mencionó como el objetivo principal del estudio identificar cuáles son las mejores  dietas para prevenir las enfermedades cardíacas. Lo sorprendente es que los resultados demostraron que integrar el sencillo hábito de comer una taza de vegetales ricos en nitratos en su versión cruda o bien media taza cocida por día, es el secreto de alimentación mejor guardado para reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular. De manera más específica los investigadores comprobaron que la mayor reducción en el riesgo de afecciones cardíacas, fue la enfermedad de las arterias periféricas con un 26%. Este tipo de enfermedad cardíaca se caracteriza por el estrechamiento de los vasos sanguíneos de las piernas, sin embargo, también hubo otros hallazgos relevantes ya que se comprobó que las personas presentaban un menor riesgo de ataques cardíacos, derrames cerebrales e insuficiencia cardíaca. 

Un dato bastante interesante es que el estudio encontró que la cantidad óptima de vegetales ricos en nitratos, es simplemente una taza al día y de hecho se estableció que comer más de esa cantidad no se asocia con ningún beneficio adicional. Esta información llevó a los investigadores a concluir que no es necesario recurrir al consumo de suplementos para aumentar los niveles de nitratos en la dieta cotidiana. Una taza al día brinda las suficientes bondades en la prevención de todo tipo de enfermedades cardíacas. Además, es muy probable que las personas se cuestionen sobre las mejores formas de consumir los vegetales de hoja verde, finalmente para quienes consumen pocas frutas y verduras puede ser un reto. La buena noticia es que la Dra. Bondonno, estableció algunas recomendaciones y una de las más sencillas es incluir una taza de espinacas en un batido de plátano o bayas podrían ser una forma fácil de aumentar el consumo de este tipo de vegetales al día. 

Sin lugar a dudas este tipo de estudios, son una prueba más sobre la creciente evidencia que vincula un alto consumo de vegetales con un mejor estado de salud y una mayor esperanza de vida. En este caso particular, se ha comprobado que las variantes de hoja verde mejoran la salud cardiovascular, previenen enfermedades y aumentan la fuerza muscular. No lo dudes más, una taza al día ¡Sí hará la diferencia! Lo mejor de todo es que son versátiles, accesibles a todo bolsillo y muy fáciles de integrar en todo tipo de recetas.

Te puede interesar: