“Estamos en emergencia”: republicanos exigen a Kamala Harris más seguridad en la frontera sur

Los legisladores dicen que los "coyotes" ponen en riesgo a la nación

“Estamos en emergencia”: republicanos exigen a Kamala Harris más seguridad en la frontera sur
Parte de la frontera entre México y Estados Unidos por la zona de Mount Cristo Rey.
Foto: PAUL RATJE / AFP / Getty Images

Un grupo de 26 legisladores republicanos instó este miércoles a la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, para que el gobierno “use de manera apropiada” los fondos asignados por el Congreso para la seguridad en la frontera.

“Como usted puede ver en la cifra sin precedentes de detenciones de que da cuenta la Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP), estamos en una emergencia que requiere acción y no demoras en el uso de los fondos que el Congreso ya ha aprobado”, escribieron los legisladores.

Los firmantes son todos miembros conservadores del Comité de Asignaciones de la Cámara de Representantes, donde los republicanos son minoría.

“Nos alarma el número impresionante de migrantes detenidos al cruzar ilegalmente la frontera del sudoeste durante los primeros cien días de este gobierno”, afirmaron los legisladores en su carta a Harris, a quien el presidente Joe Biden asignó la atención a la situación fronteriza.

El número de migrantes indocumentados que han llegado a la frontera sur de Estados Unidos ha estado aumentando durante un año, y en marzo la Patrulla de Fronteras dio cuenta de la detención de más de 172.000 extranjeros.

Los legisladores le pidieron a Harris que informe de los resultados de la pausa de 60 días impuesta por el gobierno para la revisión de los contratos firmados por el gobierno del expresidente Donald Trump para la construcción de un muro en la frontera.

Esa pausa, según los republicanos, “ahora ha alentado a las bandas involucradas en el tráfico de personas, y ha alentado a los inmigrantes para emprender una travesía a menudo peligrosa, poniendo en riesgo la seguridad de nuestra nación”.

A fines de 2018, irritado porque el Congreso no asignaba a la construcción del muro fronterizo los fondos que él requería, Trump transfirió fondos que habían sido ya asignados para el Departamento de Defensa.

La semana pasada el gobierno de Biden canceló los contratos que habían recibido esos fondos y ordenó la devolución de los recursos al Pentágono.

Según un funcionario del Gobierno, “la construcción del muro comprometió más de 14.000 millones de dólares en fondos procedentes de los impuestos, quitó recursos a los militares y distrajo la atención de los problemas de seguridad reales”.

En su carta de hoy, los legisladores republicanos exigieron que Harris dé cuenta de los criterios usados “para determinar, por cada sector de la frontera, si continuará la construcción”.