“Racista” enfrenta cargos por crimen de odio por perseguir a conductor de Amazon de origen afroamericano

Imágenes grabadas por vecinos en Berkeley, California, muestran cuando el trabajador que estaba por terminar su turno es acosado por la mujer y su novio

Al final, Amazon accedió a reemplazar el producto que había pedido el cliente.
Al final, Amazon accedió a reemplazar el producto que había pedido el cliente.
Foto: INA FASSBENDER / AFP via Getty Image

Una mujer blanca que acusó a un conductor negro de Amazon en California por supuestamente conducir a exceso de velocidad enfrenta cargos por crimen de odio en relación con el incidente reportado el mes pasado.

Julie Warland, de 35 años, enfrenta  acusaciones por dirigir sus reclamos a Kendall McIntosh, de la misma edad, el pasado 18 de abril cuando el empleado de la compañía de venta multinacional finalizaba sus entregas en North Berkeley.

Según el reporte de medios como KRON, Warland junto a su novio confrontaron a McIntosh y lo señalaron por conducir en exceso de velocidad.

McIntosh relató a la televisora que la pareja lo siguió hasta su siguiente parada donde Warland alegadamente empezó a gritarle y hacerle comentarios despectivos como “nigg**”.

“Yo estaba siendo racialmente perseguido de entrada”, planteó el afroamericano.

No solo esto, sino que Warland habría saltado al vehículo de entregas y agarrado el volante para evitar que McIntosh abandonara la zona, de acuerdo con la versión de la presunta víctima.

“Yo solo estaba tratando de hacer mi trabajo y ella no me dejaba”, puntualizó el repartidor de Amazon.

Vecinos grabaron el altercado. En uno de los videos obtenido por el referido medio, se puede ver a la mujer y a su pareja acercándose a McIntosh por delante de un camión. Una gritería también forma parte del intercambio.

La Policía de Berkeley maneja el incidente como uno por crimen de odio. Warland enfrenta cargos de sospecha de detención ilegal, agresión, uso de palabras ofensivas y amenazar intencionalmente a una persona basado en su apariencia. No está claro si su novio también enfrentará acusaciones.

De acuerdo con la versión de McIntosh, en un principio pensó que se trataba de una persona con un mal día y trató de ignorarla. Sin embargo, su estrategia no funcionó.

“Yo estaba asustado. Yo no sabía cómo iba a acabar así que pensé que lo mejor que podía hacer era abandonar la situación”, dijo McIntosh a KTVU.

“Yo nunca quise que esto pasara. Yo no quería llegar a este punto, pero hay demasiados incidentes aquí en Estados Unidos”, añadió el entrevistado. “Hay historias similares a esta donde no hay video, no hay grabación y la gente sale bien con ese tipo de cosas. Eso no está bien”, argumentó el hombre.

El miembro del concejo municipal de Berkeley, Ben Bartlett, reaccionó al caso indicando que la Ciudad aprobó legislación que incluye el establecimiento de una línea teléfonica especial para reportar crímenes de odio.

“Si tu eres un odioso, no eres bienvenido aquí”, declaró Bartlett.