Abogado de compinche confeso de Félix Verdejo en asesinato de Keishla insiste que “esposa” del púgil no tiene nada que ver

Edwin Prado, exabogado de Luis Antonio Cádiz Martínez, alegado coautor en el asesinato de Keishla Rodríguez Ortiz en Puerto Rico, descartó cualquier vinculación de Eliz Marie Santiago Sierra, pareja oficial del boxeador, con el crimen

Abogado de compinche confeso de Félix Verdejo en asesinato de Keishla insiste que “esposa” del púgil no tiene nada que ver
Un altar improvisado que pide "justicia" para Keishla Rodríguez Ortiz en el exterior del complejo de vivienda pública donde residía en San Juan, Puerto Rico.
Foto: RICARDO ARDUENGO / AFP / Getty Images

Edwin Prado, quien fuera el abogado de Luis Antonio Cádiz Martínez, presunto compinche del boxeador Félix Verdejo en el asesinato de Keishla Rodríguez Ortiz en Puerto Rico, descartó cualquier vinculación de Eliz Marie Santiago Sierra, pareja oficial del púgil, o del padre de esta con el crimen.

En entrevista este jueves en el programa de Teleonce Jugando Pelota Dura, Prado dijo que los rumores y especulaciones en redes sociales que ubican a Santiago Sierra y a su padre con conocimiento o participación en los hechos que culminaron en el asesinato de Keishla solo han logrado mancillar la imagen de la joven con quien Verdejo procreó una niña que tiene dos años.

“Aquí yo he dicho en varias ocasiones que aquí dos mujeres han sido asesinadas. Una fue asesinada físicamente, violentamente, que es Keishla; y la otra fue asesinada de carácter, de reputación, que es la esposa de Félix Verdejo. Hemos escuchado difamación, calumnias, inventos, detectives fatulos, teorías de conspiración con el papá, la hija, que si la obligó a casarse, un montón de disparates, y en todo lo que yo escuché, oí e investigué independientemente, esas dos personas no tienen nada que ver, ni se asoman”, declaró Prado quien fue enlace entre su cliente y los fiscales  en el caso federal.

“La información que yo tengo y la evidencia que yo tengo es que cuando ellos se enteran del embarazo ya Keishla estaba muerta”, alegó el abogado en la entrevista.

“Hay dos personas que conspiraron”

“Básicamente, hay dos personas que conspiraron y está ahí… y no hay más nadie”, insistió el letrado al que Cádiz Martínez contactó el viernes pasado para confesarle los hechos criminales.

En un intercambio previo con el programa de chismes La Comay TV, en el mismo canal, Prado insistió en la inocencia de Santiago Sierra.

Abogado tilda de difamatorios los rumores contra Eliz Marie Santiago Sierra

“Aquí en este caso han asesinado a dos féminas, una la mataron físicamente, y nuestras condolencias a la familia de Keishla, y a otra la están matando en vida con difamación y mancillando reputaciones. La esposa de Verdejo no tiene que ver absolutamente con nada de lo que ocurrió allí”, argumentó Prado abogado en casos federales con oficina en Orlando, Florida.

“Déjeme decir algo y quiero que quede meridianamente claro, con base a la investigación que hizo este servidor, con base a lo que aportó nuestro cliente a la investigación, las únicas dos personas que están en esta construcción son los dos que están en este pliego acusatorio”, puntualizó el entrevistado.

El coacusado, que lavaba carros en el complejo de vivienda pública o residencial Luis Llorens Torres de San Juan, en la capital de la isla, habría conspirado con Verdejo a cambio de dinero para ayudarlo a matar a Keishla el pasado 29 de abril en la zona metropolitana de Puerto Rico.

Cádiz Martínez relató a los federales la tortura a la que sometieron a Keishla

Cádiz Martínez es la persona identificada como “testigo colaborador” en una querella de las autoridades federales que firma el agente especial del Negociado Federal de Investigaciones (FBI), Lorenzo Vilanova Pérez, documento que es público.

El hombre relató que Verdejo citó a Keishla no muy lejos de su casa, y cuando la víctima se montó en su camioneta Dodge Durango, el boxeador le dio un puñetazo en el rostro, y le inyectaron droga, específicamente fentanilo y heroína, según un informe preliminar de la autopsia realizada al cadáver por el Instituto de Ciencias Forenses (ICF).

“Verdejo y el testigo luego amarraron a la víctima de pies y manos con un cable. A la víctima se le ató un bloque de cemento. El testigo tomó las llaves de la víctima y condujo el auto de esta que estaba cerca”, lee parte de la denuncia criminal construida a partir del relato de Cádiz Martínez.

“Verdejo y el testigo condujeron los dos vehículos hasta el puente Teodoro Moscoso que se extiende por la laguna San José, entre San Juan y Carolina”, continúa el documento. “Verdejo y el testigo condujeron hasta el puente donde la víctima fue removida del auto y lanzada por un lado del puente hacia el agua. Verdejo le disparó a la víctima desde el puente con una pistola. El auto de la víctima fue luego abandonado”.

El vehículo Kia Forte de la muchacha fue hallado al día siguiente estacionado en un terreno en el pueblo de Canóvanas.

Este jueves, un gran jurado federal en la isla presentó cargos contra ambos por “carjacking” y secuestro que desembocó en el asesinato de la joven así como de un bebé por nacer, ya que Keishla estaba embarazada presuntamente de Verdejo.

El púgil, apodado “El Diamante”, además enfrenta un cargo por usar y portar un arma de fuego durante y en relación con un delito de violencia. Este cargo se refiere a la alegada acción de Verdejo de dispararle en dos ocasiones a la víctima sin alcanzarla mientras caía en el agua desde el puente Teodoro Moscoso.

Verdejo deberá comparecer a una audiencia del caso el próximo 11 de mayo.

El testigo cooperador se encuentra en un lugar no identificado por las autoridades por motivos de seguridad.

El velorio de Keishla continúa hoy en la funeraria Ehret de San Juan; su cuerpo será enterrado mañana en Los Ángeles Memorial Park en Guaynabo.

Te puede interesar: