Hallaron el cadáver de la madre hispana desaparecida en Houston en lo profundo de un lago

Erica Hernandez salió de casa de una amiga y nadie la volvió a ver

Hallaron el cadáver de la madre hispana desaparecida en Houston en lo profundo de un lago
Erica Hernandez desapareció en Houston.
Foto: Houston Police Department, Erica Hernandez Facebook / Cortesía

Las autoridades de Pearland, en Texas, confirmaron este miércoles que el cuerpo encontrado en una camioneta que estaba sumergida en un lago de esa localidad es el de una madre latina de Houston que estuvo desaparecida por más de tres semanas.

Erica Hernández, de 40 años, fue vista por última vez la madrugada del 17 de abril cuando salió de la casa de una amiga, a la que estaba visitando en un vecindario de Houston.

En un video de seguridad se ve a la hispana, madre de tres hijos, salir de la residencia y subirse a su camioneta y marcharse. Está fue la última vez que la familia tiene registro de la latina con vida.

Hernández envió un mensaje de texto alrededor de las 3.04 de la mañana, hora local, indicando que estaba “a cinco minutos de llegar a casa”.

Este martes, la camioneta GMC Acadia 2020 que conducía la hispana fue descubierta en un pequeño lago de la ciudad de Pearland.

La Oficina del Médico Forense del Condado de Galveston confirmó este miércoles que la persona encontrada dentro del vehículo era Hernández.

Los investigadores dijeron que una información entregada por el Buró Federal de Investigaciones (FBI) los llevó al estanque en Pearland.

Los primeros indicios muestran que la camioneta de Hernandez chocó contra una acera antes de entrar al lago, que tiene hasta 15 pies de profundidad, dijo Deese, aunque no aclaró si la policía considera que hubo un suicidio.

Según la policía la camioneta llevaba un buen tiempo dentro del agua, probablemente desde que la mujer desapareció.

La familia de Hernandez no sabe porque habría de estar la camioneta cerca del lago.

“Encontramos el carro, pero necesitamos saber todo”, dijo a un medio local Ashley Hernandez. “No había razón para que ella anduviera por ahí. Creo que alguien la hizo ir para allá, por cualquiera que sea la razón”.

La hermana de Erica dijo que su hijo más pequeño de tres años sigue creyendo que su mamá regresará a casa. “Quiero decir, él sigue preguntando por ella. Su abuela solo le dice que volverá pronto”.

Hernandez trabajaba en un servicio de salud comunitario, donde verificaba los beneficios de los seguros.

“Ella es el tipo de madre que hace todo por nosotros”, dijo Briza Armenta, la hija de 14 años de Erica.