Joe Biden sigue sin expresarse sobre la posibilidad de un cuarto cheque de estímulo

Las más recientes declaraciones desde la Casa Blanca las dio su secretaria de prensa, Jen Psaki, quien dejó en manos del Congreso de EE.UU. cualquier discusión en esa dirección

Joe Biden sigue sin expresarse sobre la posibilidad de un cuarto cheque de estímulo
El presidente de EE.UU., Joe Biden, en una conferencia de prensa esta semana en la Casa Blanca.
Foto: TASOS KATOPODIS / EFE

Dos meses después de aprobarse en el Congreso de Estados Unidos el tercer cheque de estímulo de $1,400, el presidente Joe Biden no se ha expresado sobre la posibilidad de un cuarto cheque de estímulo o pagos recurrentes como solicitan varios demócratas del ala más progresista del Partido.

El pasado 4 de mayo, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, se refirió al tema a preguntas de periodistas.

Sin embargo, la funcionaria se limitó a decir que la discusión estaba en manos del Congreso federal.

“Ya veremos que proponen los miembros del Congreso”, declaró Psaki que de paso indicó que esos pagos “no son gratuitos”.

Con sus declaraciones, la portavoz de prensa pareció desligar a la Casa Blanca del  debate.

En días recientes, la Casa Blanca se ha enfocado en promover otros programas de ayuda bajo la primera ley de estímulo aprobada bajo la Administración Biden (Plan de rescate estadounidense).

La semana pasada, las autoridades anunciaron el inicio del desembolso de fondos para
dueños de bares, restaurantes, camiones de comida y otros establecimientos bajo el Fondo para la Revitalización de Restaurantes (RRF) de la Administración Biden.

Abre proceso para que restaurantes y bares soliciten hasta $10 millones de dólares

Los solicitantes pueden obtener hasta $10 millones de dólares para el pago de nómina, hipotecas, pago de renta, utilidades, entre otros gastos.

Reunión con legisladores en la Casa Blanca para discutir “Plan de empleos estadounidenses”

Mientras que este miércoles, el presidente recibió en la oficina oval de la Casa Blanca a los cuatro grandes del Congreso federal, o los legisladores de más alto rango en Washington D.C.

El portavoz de la mayoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer; la portavoz de mayoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi; el portavoz de la minoría republicana en el Senado, Mitch McConnell; y el portavoz de la minoría en la Cámara, Kevin McCarthy, acudieron al llamado. También estuvo presente la vicepresidenta Kamala Harris.

Sin embargo, a juzgar por los reportes disponibles en la prensa y las declaraciones que dieron algunos de los asistentes, el enfoque del encuentro fue el “Plan de empleos estadounidenses” (American Jobs Plan), una de las dos partes de la agenda de desarrollo económico de la Administración Biden, valorado en $2.3 billones, y enfocado en infraestructura.

Aunque de la reunión no salió ningún acuerdo concreto para aprobar la legislación, el intercambio es una confirmación más que lo anterior y no un cuarto cheque de estímulo es la prioridad del Gobierno de Biden.

Administración Biden también se enfoca en “Plan para familias estadounidenses”

La segunda parte de la política “Build Back Better” es el “Plan para familias estadounidenses” (“American Families Plan”), que implicaría una inversión de unos $2 billones.

El plan se enfoca en incentivos para familias con hijos y para educación pre-K, así como la permanencia de la extensión al “Crédito tributario por hijos” que ya fue ampliado en el “Plan de rescate estadounidense” bajo el que se distribuyen los cheques de estímulo de $1,400.

El hecho de que en varios estados se han empezado a relajar las medidas contra el coronavirus y se amplía la reapertura de comercios e industrias por el avance en los procesos de vacunación, las posibilidades de un cuarto cheque parecen ser aún más lejanas.

Te puede interesar: