Hombre murió baleado al enfrentar a la policía desde su auto en Nueva York

Polémico: la policía respondió a un informe de una persona sospechosa "sin hogar" que yacía en el asiento trasero de un automóvil estacionado ilegalmente en el césped, en Long Island

Policía de Suffolk, Long Island (NY).
Policía de Suffolk, Long Island (NY).
Foto: SUFFOLK COUNTY POLICE / Cortesía

Jesse Bonsignore, un hombre con aparentes problemas mentales, murió abatido por la policía del condado Suffolk después de que él y un oficial se pelearan dentro de un automóvil en Manorville (Long Island, NY).

El hecho sucedió en Bauer Avenue alrededor de las 10:45 p.m. del jueves, cuando la policía respondió a un informe de una persona sospechosa que yacía en el asiento trasero de un automóvil estacionado ilegalmente en el césped.

Al llegar, un oficial se enfrentó al hombre dentro del automóvil y se produjo una pelea. El oficial disparó su arma e hirió fatalmente a Bonsignore, de 44 años. La policía dice que se recuperó un cuchillo en posesión de la víctima, quien fue declarado muerto en el lugar.

El oficial fue trasladado al Peconic Bay Medical Cente para recibir tratamiento por lesiones desconocidas. ABC News habló en exclusiva con un hermano del occiso, Derek Bonsignore, desde su casa en Florida.

“La vida de mi hermano fue arrebatada por un oficial de policía del condado Suffolk”, dijo entre lágrimas. Agregó que su pariente tenía antecedentes de esquizofrenia y la familia no está segura de si estaba tomando su medicación.

Insistió en que la policía no debería haber lastimado a su hermano. “¿Por qué tiene que haber un arma? ¿Por qué el departamento de policía no revisó a mi hermano?… No tiene sentido para mí ni para nadie de mi familia el por qué mi hermano resultó herido”.

Las autoridades dijeron que Bonsignore tenía al menos un arresto menor y que anteriormente había sido transportado para evaluaciones hospitalarias y supuestamente vivía en su automóvil.

Esa noche su auto estaba estacionado al otro lado de la calle de una línea de casas. Dawn Stewart, quien vive en la zona, dijo que escuchó dos disparos.

No hay imágenes de la cámara corporal, pero los detectives están revisando la vigilancia y buscando videos adicionales. Detectives de la Sección de Homicidios del condado Suffolk junto con los investigadores de la Oficina de la Fiscal General del Estado de Nueva York están investigando el caso.