Pizza, cereales envasados, nachos, algunas de las peores comidas de verano

Después de más de un año de pandemia, este verano todos queremos disfrutar del aire libre y los rayos del sol. Recargarnos de vitamina D natural nos invita a comer saludable y olvidarnos de las típicas tentaciones, existen algunos alimentos típicos de verano que son potentes detonantes de la inflamación y el aumento de peso ¡Evítalos!

Consumir alimentos ricos en calorías, grasas, sodio y azúcar, es el principal enemigo del peso corporal y la salud.
Consumir alimentos ricos en calorías, grasas, sodio y azúcar, es el principal enemigo del peso corporal y la salud.
Foto: Foto de August de Richelieu en Pexels / Pexels

El verano se acerca rápidamente y sin lugar a dudas será una temporada del año muy especial, después de la pandemia es innegable que todos queremos pasar tiempo al aire libre. Ya sea encendiendo la parrilla para hacer alguna reunión con amigos en el jardín, visitando la playa más cercana o simplemente haciendo ejercicio al aire libre, disfrutar del buen clima y los rayos del sol nunca fue tan necesario. Lo cierto es que entre mas tiempo pasemos al aire libre y en contacto con la naturaleza, esa dosis de vitamina D natural nos hará sentir cada vez mejor y es muy probable que aumente la motivación en vernos y sentirnos mejor. Especialmente en aquellas personas que han estado muy enfocadas en cumplir sus objetivos relacionados con la pérdida de peso.

Sin embargo las tentaciones de verano se hacen presentes y es muy fácil que constantemente estemos rodeados de alimentos que no necesariamente son la mejor opción. Si bien pueden ser increíblemente atractivos, su consumo recurrente suele derivarse en hinchazón, aumentan la grasa del vientre y alteran el microbioma intestinal. La buena noticia es que la solución no es tan complicada: apuesta por evitar los alimentos calóricos, ricos en grasas, azúcares, sodio y harinas, y elige alternativas frescas y naturales. Con base en ello nos dimos a la tarea de recopilar la lista de los habituales sospechosos inflamatorios más populares y consumidos: inducen la hinchazón, alteran al sistema digestivo e intestinal, nuestra energía y estado de ánimo. Recuerda que en muchos casos se trata de calorías vacías que solo te harán comer más.

1. Pizza

Claro que la pizza es una de las comidas más tentadoras de todos los tiempos ¡No solo del verano! Sin importar la temporada del año y el clima siempre es deliciosa y convenientemente accesible, además es un platillo que es muy fácil de encontrar en cualquier destino turístico. Sin embargo seamos honestos la pizza es una bomba calórica, que te mantendrá muy lejos de un abdomen plano: la combinación de grasa del queso y el sodio de los embutidos como el pepperoni, dispararán la inflamación, retención de líquidos, fatiga, apatía y aumento de peso. Además no olvides que suelen ser comidas que deterioran la salud mental y emocional. 

Pizza. /Foto: Pexels

2. Chilli

Es cierto que en un día caluroso en lo que menos pensamos es en un tazón caliente de frijoles con chile y queso. Sin embargo los ingredientes de este plato son bastante recurrentes en otros clásicos del verano, finalmente los expertos enfatizan en que siempre será mejor evitar las combinaciones que involucren queso y carne juntos. Tal es el caso de los perros calientes, nachos, hamburguesas y comidas rápidas con embutidos. Lo más probable es que la carne y el queso que le servirán estén procesados ​​y llenos de conservantes, todos los cuales aportan grasa abdominal, sin ayudar a mantenerlo plano.

Frijoles
Chilli. /Foto: Pexels

3. Nachos

Una de las comidas rápidas más emblemáticas del verano y el aperitivo que encontrarás en todos lados son los nachos. Si bien son una opción rápida y accesible, es muy normal pedirlos como botana en la piscina o en cualquier parrillada al aire libre. Sin embargo el queso de los nachos, es todo menos queso verdadero y es un producto que se destaca por su alto contenido en grasas y sodio. El resultado final será un vientre inflamado, aumento en la sed y antojos, además de posible retención de líquidos. Apuesta por botanas más frescas como los crudités de verduras, ceviche, ensaladas y frutas frescas.

Nachos. /Foto: Getty images

4. Cereales comerciales

Por supuesto que no estamos diciendo que todos los cereales están prohibidos y es cierto que son una fácil alternativa para los días de calor, sobre todo cuando los remojamos en abundante leche fría. También este clásico de la infancia puede ser un gran aliado para llevar a los días de campo y playa, sin mayor complicación. Sin embargo existen alternativas que simplemente son un error ya que están repletos de azúcar, es bien sabido que los azúcares añadidos son altamente inflamatorio, puede causar picos y caídas en el azúcar en la sangre. Eventualmente desatarán la ansiedad por comer y es probable que comas en exceso, pues las versiones industriales suelen ser poco saciantes. Apuesta por cereales integrales y avena. 

Cereal. /Foto: Pixabay

5. Nuggets de pollo

Otro clásico finger-food perfecto para picar y presente en todas las cartas de clubs de playa, son los nuggets de pollo. Sin lugar a dudas son los favoritos de chicos y grandes, una opción práctica y saciante. Sin embargo  no podemos olvidar que se trata de una comida rápida frita, que normalmente se caracteriza por el uso de aceites hidrogenados y van acompañados de salsas calóricas y ricas en sodio. Su contenido en grasas saturadas y carbohidratos es alto, y se asocian con una sensación de pesadez.

Nuggets. /Foto: Getty images

6. Malteadas

Los lácteos no hacen que todos se hinchen, pero si tienes sensibilidad a la lactosa, consumir licuados o malteadas a lo largo de un día caluroso de verano es simplemente lo peor que puedes hacer para la digestión. Incluso para aquellos que pueden digerir fácilmente los lácteos, este tipo de bebidas son muy pesadas ya que se elaboran con ingredientes calóricos, ricos en grasas y azúcar: helado, chocolate, crema batida y otros ingredientes que acumulan azúcar y calorías. Además un reciente estudio encontró que beber malteadas recurrentemente, es un hábito alimenticio que afecta negativamente a los vasos sanguíneos y con ello la salud cardiovascular, esto sin mencionar la hinchazón y el aumento de peso. ¡Además son de lo más adictivos! Ya que estimulan las señales de placer del cerebro.

Licuado keto
Malteada. /Foto: Pixabay

Te puede interesar: