El plan de $928,000 millones de dólares para infraestructura que republicanos envían a Biden

La senadora Shelley Moore Capito lideró el grupo de congresistas que reveló parte del proyecto que reduce casi a la mitad la inversión sugerida por el presidente, además de proponer reorientar fondos destinados a la pandemia

El 13 de mayo, el presidente Biden se reunió con senadores republicanos en la Casa Blanca.
El 13 de mayo, el presidente Biden se reunió con senadores republicanos en la Casa Blanca.
Foto: T.J. Kirkpatrick / Getty Images

Después de barajar dos cifras muy dispares, los congresistas republicanos lograron un acuerdo entre sí y concretaron un proyecto de $928,000 millones de dólares, una contrapropuesta para el presidente Joe Biden sobre el Plan de Empleos Estadounidense, que contempla inversiones en infraestructura.

La propuesta llega a pocos días de que el presidente Biden intentara convencer a la oposición en el Congreso de sumarse a su proyecto, el cual redujo de $2.25 billones a $1.7 billones de dólares. La contrapropuesta es casi la mitad, por lo que se prevé un acalorado estira-y-afloja.

“Creemos que esta contraoferta cumple con lo que el presidente Biden nos dijo en la Oficina Oval”, defendió la senadora Shelley Moore Capito (West Virginia), en referencia a la reunión que el mandatario tuvo con senadores el 13 de mayo. “Se adhiere a las características de la infraestructura central… Es un serio esfuerzo para lograr un acuerdo bipartidista”.

El plan incluye $257,000 millones de dólares para carreteras, puentes y otros proyectos de obras públicas, en una inversión multianual. Al igual que el proyecto del presidente Biden, los republicanos establecen las inversiones a ocho años.

En Twitter, la senadora dijo que el proyecto se enfoca en las “prioridades de infraestructura” del presidente Biden, pero desde una “perspectiva fiscal responsable”.

Capito consideró que su plan mostraba el interés de su partido para negociar “de buena fe” un acuerdo de infraestructura, aunque éste sigue muy alejado de la propuesta del presidente Biden.

La Casa Blanca ha adelantado su rechazo a la intención de los republicanos de incrementar impuestos en general. Este miércoles, la portavoz Karine Jean-Pierre –la primera mujer abiertamente gay en liderar la conferencia oficial– recordó que el presidente Biden tiene claro no reorientar dinero destinado a la pandemia, para su plan de infraestructura, además de rechazar el incremento de impuestos a quienes ganan menos de $400,000 dólares anuales.

“Las negociaciones funcionan de esta manera realmente divertida: hacemos una oferta, ellos contrarrestan y luego contrarrestamos”, dijo. “La línea roja del presidente, la línea en la arena, ha sido muy, muy clara… quiere asegurarse de que no impongamos impuestos a las personas que ganan menos de… $400,000 dólares al año”.

En una reunion del presidente Biden con los llamados “4 Grandes” del Congreso, el líder de la minoría en el Senado, Mitch McConnell (Kentucky), y de la minoría en la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy (California), expresaron su rechazo a incrementar impuestos corporativos y a los más ricos.

Qué contempla

Entre otros aspectos, el plan de los republicanos considera:

>> $98,000 millones para sistema de tránsito
>> $46,000 millones para el sistema de tren de pasajeros
>> $21,000 millones para seguridad
>> $56,000 millones para aeropuertos
>> $72,000 millones para infraestructura sobre agua potable
>> $65,000 millones para mejora de la red para internet