Combate el síndrome de ovario poliquístico: alimentos recomendados y los que deberás evitar

Una de cada diez mujeres en el mundo padece de síndrome de ovario poliquístico, considerada una afección que deteriora la calidad de vida y fertilidad. Por fortuna la investigación ha comprobado que la dieta juega un papel fundamental en el control y prevención, apostar por el consumo de alimentos naturales es la mejor medicina

Los expertos recomiendan seguir una dieta basada en el consumo de alimentos integrales, ricos en antioxidantes y propiedades antiinflamatorias. Además es indispensable evitar el consumo de ultraprocesados.
Los expertos recomiendan seguir una dieta basada en el consumo de alimentos integrales, ricos en antioxidantes y propiedades antiinflamatorias. Además es indispensable evitar el consumo de ultraprocesados.
Foto: Shutterstock

El síndrome de ovario poliquístico (SOP) es una afección de salud bastante común en las mujeres, se estima que la experimentan 1 de cada 10 mujeres. Es una condición que no solo deteriora la calidad de vida y fertilidad de las mujeres en edad fértil, causa desequilibrios hormonales y problemas con el metabolismo, es por ello que suele relacionarse en muchos casos con el aumento de peso. En casos extremos el SOP también puede provocar otros problemas de salud graves como la diabetes, problemas cardiovasculares, obesidad, depresión, acné y un mayor riesgo de cáncer de endometrio.

Si bien nada suple al tratamiento médico y no existen alimentos milagrosos, algunas investigaciones han demostrado que la dieta puede ayudar a reducir el impacto del síndrome de ovario poliquístico. De hecho se cuenta con estudios en los que se ha demostrado que dos de las principales formas en que la dieta afecta positivamente en el buen control del síndrome de ovario poliquístico son el control del peso y la resistencia a la insulina. Con base en ello se sabe que la insulina juega un papel importante en el SOP, por lo que controlar los niveles de insulina a través de la dieta es uno de los mejores pasos. También integrar el consumo de alimentos ricos en fibra es fundamental. 

Se ha comprobado que muchas mujeres con SOP tienen resistencia a la insulina, de hecho se cuenta con datos interesantes al respecto: según los registros más del 50% de los casos desarrollan diabetes o prediabetes antes de los 40 años. Por lo tanto es un hecho que la diabetes está directamente relacionada con la forma en que el cuerpo procesa la insulina y por lo tanto la calidad de la dieta es fundamental, con base en ello nos dimos a la tarea de hacer una recopilación sobre los mejores y peores alimentos para prevenir e inclusive combatir el síndrome de ovario poliquístico. 

1. Alimentos recomendados

No es casualidad, la investigación científica ha encontrado que la calidad de los alimentos que consumen las mujeres, tiene un efecto significativo en el síndrome de ovario poliquístico. Sin embargo aunque no existe una dieta estándar para tratarlo, si hay un acuerdo generalizado sobre qué alimentos son beneficiosos y que se asocian con beneficios para controlar los síntomas. Por lo tanto los expertos han demostrado que existen tres escenarios de dieta que resultan altamente recomendables:

– Dieta de baja en índice glucémico: El cuerpo digiere los alimentos con un índice glucémico bajo más lentamente, lo cual es muy positivo ya que los niveles de insulina no aumentarán tanto o tan rápido como con otros alimentos; sobre todo es algo que sucede con los carbohidratos. Entre las opciones más recomendadas se encuentran alimentos como los granos integrales, legumbres, nueces, semillas, frutas, vegetales con almidón y otros alimentos sin procesar bajos en carbohidratos.

– Dieta antiinflamatoria: Seguir una dieta rica en alimentos antiinflamatorios es un gran aliado, evidentemente ayuda a combatir los procesos inflamatorios y también son alimentos que brillan por su contenido en antioxidantes y que ayudan a combatir algunos síntomas como la fatiga, cansancio y apatía. Apuesta por el consumo de alimentos como los pescados grasos, las bayas, las verduras de hoja verde y el aceite de oliva virgen extra.

– Dieta DASH: Los médicos a menudo recomiendan seguir la dieta DASH (Enfoques dietéticos para detener la hipertensión), es considerado un esquema de alimentación ideal para reducir el riesgo o el impacto de las enfermedades cardíacas. Sin embargo también se asocia con otros beneficios y brilla por sus bondades ara controlar los síntomas del síndrome de ovario poliquístico. Se caracteriza por ser un esquema con un abundante consumo de pescados grasos, aves, frutas, verduras, cereales integrales y productos lácteos bajos en grasa. Además la dieta desaconseja los alimentos con alto contenido de grasas saturadas y azúcar. De hecho se cuenta con un estudio, en el cual se comprobó que las mujeres obesas que siguieron una dieta DASH especialmente diseñada durante 8 semanas vieron una reducción en la resistencia a la insulina y la grasa abdominal en comparación con aquellas que no siguieron la misma dieta.

– Recomendaciones nutricionales adicionales: Una dieta saludable para el SOP también puede incluir los siguientes alimentos: alimentos naturales sin procesar, productos ricos en fibra, pescados grasos incluido el salmón, el atún, las sardinas y la caballa, col rizada, espinacas, otras verduras de hojas verdes oscuras y los vegetales crucíferos. Frutas de color rojo oscuro (son ricas en antioxidantes) como son las uvas rojas, arándanos, moras y cerezas. Legumbres como frijoles, garbanzos y lentejas. Grasas saludables como el aceite de oliva, coco, aguacates y frutos secos: nueces, incluidos piñones, nueces, almendras y pistachos. Chocolate oscuro, especias como el cúrcuma, canela y jengibre.

Dieta planetaria
Frutas y verduras. /Foto: Getty images

2. Alimentos que es mejor evitar

En general todo alimento ultraprocesado, se deberá de evitar. Se caracterizan por su alto contenido en azúcares, grasas saturadas, sodio y harinas refinadas, además suelen ser muy calóricos. Por lo tanto será muy importante evitar el consumo de:

– Carbohidratos refinados, como bollería y pastelería de producción masiva.

– Alimentos fritos, como es el caso de la mayoría de las comidas rápidas.

– Bebidas azucaradas, como refrescos y bebidas energéticas.

– Carnes procesadas, como salchichas, tocino, embutidos y fiambres.

– Grasas sólidas, como margarina, manteca vegetal y manteca de cerdo.

– Exceso de carnes rojas, como filetes, hamburguesas y carne de cerdo.

Alimentos ultraprocesados
Alimentos procesados. /Foto: Shutterstock

Te puede interesar: