Escuela “modelo” ocultaba un gran abuso en Nueva York: demanda federal entre hispanos

La demanda federal alega que la directora de una escuela “modelo” en Yonkers obligaba a su empleada a ser cómplice en sus aventuras extra maritales

Robert C. Dodson School, Yonkers NY
Robert C. Dodson School, Yonkers NY
Foto: Google Maps

“Bajo el liderazgo de la directora Evelina Medina, (Dodson) está marcando el liderazgo en términos de rendimiento académico y participación de la comunidad”, decretó el alcalde de Yonkers (NY), Mike Spano, cuando nombró a esa escuela como “la mejor del mes” en marzo 2018.

Pero al mismo tiempo, Medina estaba protagonizando situaciones nada académicas dentro y fuera de la escuela, según su ex empleada Gisselle Vásquez, quien ha presentado una demanda federal contra ella, la ciudad de Yonkers, el distrito escolar y otros más, alegando que su jefa la obligó a tomarle fotos eróticas y otras complicidades para cubrir su infidelidad a su esposo.

Vásquez era la secretaria de la directora Medina, y asegura que su jefa la obligó a ser su celestina, tomarle fotos obscenas posando en tanga dentro de la escuela “Robert C. Dodson” en Scarsdale y a guardarle esas y otras imágenes sexuales explícitas en su teléfono celular, para evitar que su esposo las descubriera.

El 24 de mayo de 2018 Medina le envió un mensaje de texto a Vásquez con una foto de un hombre acostado en la cama en ropa interior y le indicó a Vásquez que le guardara la imagen en su teléfono, según los documentos judiciales.

“Hasta el día de hoy no entiendo qué la haría sentirse tan cómoda para pedirme que hiciera eso por ella”, dijo Vásquez al New York Post, explicando que ellas no eran amigas. “Yo me preguntaba si no hacía esto, cuáles serían las repercusiones para mí en el trabajo. Soy madre soltera y pensé qué pasaría si decía que no”.

Al día siguiente, Medina acompañó a la secretaria a la oficina de la escuela y le ordenó que le tomara una foto. “Me pasa su teléfono y dice: ‘Cierra la puerta'”, recuerda Vásquez. “Luego, Medina procedió a bajar sus pantalones hasta los tobillos, se dio la vuelta y expuso sus nalgas en tanga y posó”, según documentos judiciales.

“Cuando miré hacia atrás, sus pantalones ya estaban abajo”, recordó Vásquez. “Me quedé impactada. No supe qué pensar. Realmente me congelé. Me preocupaba que si salía de su oficina pudiera haber un estudiante, un empleado o alguien allí. Su oficina era la principal y hay mucho tráfico”.

Luego, Medina envió un mensaje de texto con la imagen casi desnuda al teléfono celular de Vásquez y le preguntó si podía ayudar a “editarlas”, dice la denuncia. “Quería suavizar los hoyuelos… su celulitis”.

Cinco días después, el 29 de mayo, la directora le envió un mensaje de texto a Vásquez con otra foto sexual, esta vez de un hombre acostado en la cama sosteniendo su pene erecto, alega la denuncia. Medina le “instruyó” a Vásquez que también le guardara esa foto.

“Medina usó a mi cliente como su propio buzón personal para mantener las fotos sexys lejos de su esposo”, afirmó ahora el abogado Christopher Berlingieri. “Debido a la gravedad del acoso sexual aquí, sentimos que no había otra opción que entablar una acción civil”.

Vásquez demanda por daños “sin tope” y sin especificar montos, y acusa además que Medina en varias ocasiones le mostró su iPhone y le dijo que leyera los mensajes sexuales con clasificación XXX que ella y su amante se habían intercambiado.

En junio de 2018 Medina presuntamente le ordenó a Vásquez que reservara una habitación de hotel en Yonkers usando su propia tarjeta de crédito con el propósito de reunirse con su amante, dice también la demanda.

En otra una ocasión Medina invitó a Vásquez y Sandra Guzmán -subdirectora de Dodson, también demandada- a tomar después del trabajo, y aparecieron su “amante y su hermano”. Medina le dijo a Vásquez que debería salir con el hermano de su novio, para ayudarla a “cubrir” su relación extra marital.

Los documentos judiciales dicen que Guzmán bromeaba diciéndole a Vásquez probablemente no tenía mucha vida íntima; y Christopher Cassano -otro subdirector en la escuela, también demandado- supuestamente le preguntó a la secretaria: “¿Alguna vez has consumido drogas?” y “¿Con qué frecuencia tienes relaciones sexuales?”

El 10 de abril de 2019 Vásquez presentó una denuncia ante el departamento de recursos humanos, dice la demanda. Una semana después, envió un correo electrónico al Superintendente de Escuelas Edwin Quezada –también demandado- quejándose de sentirse “extremadamente incómoda en Dodson” y solicitó una transferencia. Pero él “simplemente respondió: ‘Gracias'”.

Vásquez luego se enteró de que una maestra de la escuela Dodson tenía una copia de su queja en su teléfono celular y se la estaba mostrando a otros empleados, dice la demanda.

Poco después fue trasladada a la Escuela “Cesar E. Chávez”, pero fue en represalia, alega la demanda, pues le dieron un puesto diferente con un horario distinto.

Medina, quien ganó $163,000 dólares en 2019 según registros públicos, ya no es directora de la escuela Dodson y no ha sido localizada por la prensa. Tampoco Cassano ni Guzmán. El distrito escolar dijo que no comentaría sobre “litigios pendientes” ni las circunstancias de la salida de Medina de la escuela Dodson.