Anthony Ramos, protagonista de In the Heights: “Los latinos conectan con esta historia de manera personal”

Entrevista con el actor neoyorquino de origen boricua que interpreta a Usnavi de la Vega en la adaptación al cine del musical de Lin-Manuel Miranda sobre la vida del barrio de Washington Heights. "In the Heights", que se estrena en cines y en HBO Max el 11 de junio, espera convertirse en uno de los éxitos del verano

Anthony Ramos, protagonista de In the Heights: “Los latinos conectan con esta historia de manera personal”
Anthony Ramos y Melissa Barrera en una escena de In the Heights.
Foto: Warner Bros.

Un año después de lo previsto, por fin se estrena “In the Heights”, película basada en el primer éxito musical de Lin-Manuel Miranda. La obra cuenta la historia de diferentes personajes que viven en el neoyorquino barrio de Washington Heights, de mayoría hispana. Entre ellos, Usnavi de la Vega, un joven que regenta una bodega y sueña con ahorrar lo suficiente para volver a la tierra de su familia, la República Dominicana.

El papel en el film lo interpreta Anthony Ramos, cantante, compositor y actor nacido en Nueva York de familia puertorriqueña. A sus 29 años, Ramos acumula una carrera con actuaciones en el teatro musical, como la exitosa “Hamilton”, y secundarios en películas de Hollywood como “A Star is Born” o “Godzilla: King of the Monsters”. Pero “In the Heights” puede suponer su gran salto hacia papeles protagonistas, a convertirse en una estrella.

Ramos nos atendió pocos días antes del estreno en Estados Unidos de “In the Heights” desde Montreal, Canadá, donde se encuentra rodando otra película.

Pregunta: Tú eres de Nueva York. No de Washington Heights, sino de Brooklyn. ¿Cómo de cercana sientes la historia de “In the Heights”?

Anthony Ramos: Muy cercana. Tantos latinos crecen en Nueva York… y tenemos mucho en común. La cultura en cada condado es diferente en algunas cosas, pero todos comemos la misma comida, escuchamos la misma música. El pulso está ahí y en el fondo somos muy similares. Esta historia me pega fuerte y cercana, porque veo a los personajes y me digo: Yo conozco a todo esta gente. Conozco a cada uno de ellos. Esta chica me recuerda a la que me gustaba en 5º grado; este tipo me recuerda al que tenía la bodega en la esquina; esta persona me recuerda a mi abuela… Estoy conectado a esta historia de forma profunda. Muchos latinos, no sólo en Nueva York, conectan con esto de manera personal.

P.: El musical fue el primer éxito de Lin-Manuel Miranda. Y tú participaste en una producción teatral de “In The Heights”…

A.R.: Fue en un teatro regional en Salt Lake City, Utah. El tour nacional y la producción de Nueva York ya habían terminado, así que empezaban a darse los derechos para estos shows regionales. Hice una audición y fue mi primer trabajo, el que me permitió sacar mi tarjeta del sindicato de actores de teatro, que es lo que necesitas para poder entrar en un show en Broadway, el nivel profesional más alto en teatro. Un amigo le habló de mí al director de casting, pero yo no tenía agente. El director de casting no me llamó. Pero estaban haciendo audiciones, fui al lugar y no sabía ni cómo lucía. Algo me dijo que siguiera a un tipo al elevador, le pregunté si era él y le conté la historia de que mi amigo -mi profesor- le había contactado, y le di mi currículum. Me dijo que se había abierto una cita para el día siguiente. Tres audiciones después había conseguido mi primer papel.

P.: Era un papel diferente al que tienes ahora en la película.

A.R.: Sí, hacía de Sonny, su primo pequeño.

P.: Después estuviste en “Hamilton”. ¿Haber sido parte de aquella producción regional de “In The Heights” te ayudó?

A.R.: Había audicionado para “In The Heights” [la obra original] cuando tenía 19 años y Lin-Manuel estaba allí. Pero no logré el papel. Tres años después estaba en una audición para otro show y el director de casting estaba también haciendo el casting para “Hamilton”. Canté una canción y me dijo: “Buen trabajo”. Y recibí un e-mail que decía: “Quiero que hagas una audición para esta cosa que se llama Hamilton Mix-Tape”. Yo ni sabía lo que era, pero era el proyecto en desarrollo de Lin-Manuel. Fui y cuatro audiciones después me dieron el papel de John Laurens. Lo más loco es que yo tenía otro trabajo en Radio City Musical y ese día me botaron, sacaron a todo el elenco a la 1 pm. A las 4 pm me llamaron: “Hey, sabemos lo que ha pasado con el show en Radio City. ¿Quieres venir a hacer Hamilton Mix-Tape?”. ¡Boom!

Anthony Ramos saluda a Lin-Manuel Miranda durante el rodaje de In the Heights.
Anthony Ramos saluda a Lin-Manuel Miranda (centro) durante el rodaje de “In the Heights”. A la izquierda, Jon M. Chu, director de la película, quien también dirigió la taquillera “Crazy Rich Asians”. / Foto: Warner Bros.

P.: ¿Cómo es trabajar con Lin-Manuel?

A.R.: No hay un solo día en que no aprendo algo de él. Su cerebro está funcionando todo el rato. También aprendí de él lo importante de rodearse de colaboradores en los que confíes. Que cuando tú no tienes una idea, sean ellos los que la tengan. Que puedas ser vulnerable y a la vez capaz de dejar que ellos saquen una idea de ti. Colaboradores que te ayuden a hacer mejor lo que has escrito. He aprendido mucho de él. Y él me ha cuidado mucho durante estos años. Ha sido un amigo y un mentor. Simplemente verle trabajar cada día es una masterclass.

P.: ¿Te gusta más trabajar sobre el escenario en el teatro o en el set de una película?

A.R.: No lo sé. Me encantan las películas. Me gusta escribir canciones más que nada, eso es mi actividad favorita. Pero si tengo que elegir entre escenario y pantalla, quizá me quedo con las películas, porque las haces y ya está. Pasas a la siguiente.

· Leer más: ‘Tick, tick… Boom!’ marca el debut como director de largometrajes de Lin-Manuel Miranda