FOTOS: Arqueólogos hallan caja de madera de hace 500 años congelada en un glaciar noruego

Un “tesoro” muy particular fue el que encontró un equipo de arqueólogos en el Parque Nacional Breheimen de Noruega, pues además de la caja hallaron otros objetos que datan de hace 1,000 años

FOTOS: Arqueólogos hallan caja de madera de hace 500 años congelada en un glaciar noruego
Los arqueólogos compartieron imágenes de la caja en Facebook.
Foto: Facebook Secrets of the Ice / Cortesía

El calentamiento global es un desastre ecológico para el planeta, pero también ha puesto al descubierto algunos tesoros enterrados en el hielo durante siglos. Tal es el caso de una caja de madera de hace 500 años que había estado congelada en un glaciar: con el derretimiento del paso montañoso de Lendbreen, Noruega, los arqueólogos hicieron el hallazgo y compartieron fotos de lo que había adentro.

Un equipo de investigadores del Programa de Arqueología de Glaciares en Innlandet halló en el glaciar Lendbreen, ubicado en el Parque Nacional Breheimen de Noruega, algunos objetos fascinantes no sólo por su antigüedad, sino por el perfecto estado de conservación en el que los mantuvo el hielo.

A lo largo de su investigación, los arqueólogos han encontrado raquetas de nieve para caballos, correas, bastones, guantes, lanzas y hasta los restos de un perro que suponen, fue una mascota. Algunos de estos objetos datan de hace 1,000 años. Pero un objeto en particular llamó su atención porque estaba en excelentes condiciones a pesar de que se calcula que proviene de una época entre los años 1475 y 1635, es decir, que su antigüedad oscila entre los 386 y los 546 años.

La caja alargada, confeccionada con madera de pino, estaba cerrada firmemente con correas de cuero perfectamente conservadas; al abrirla, los arqueólogos hallaron un tesoro muy particular que se encontraba también en perfectas condiciones: los restos de una vela hecha con cera de abejas. Así que los investigadores creen que se trata de una caja para guardar y transportar velas que se usaban comúnmente en esa época en esa región geográfica.

Los especialistas explican que los agricultores de esa época solían llevar a pastar a su ganado en el paso Lendbreen, desde la primavera hasta el otoño, por lo que las familias se establecían en casas ubicadas a los alrededores. Las velas eran la única forma de alumbrar la oscuridad de la noche, por lo que tenían un alto valor y debían cuidarse y preservarse de la mejor manera.

Cuando las familias cambiaban su residencia para el invierno, las velas se guardaban en cajas como ésta para protegerlas del medio ambiente durante el viaje, que pudieron realizar a caballo o a pie.

Los arqueólogos continúan sus expediciones y descubrimientos en esa zona, donde han hallado objetos como cerraduras, textiles, cuchillos, herraduras y otros objetos más antiguos aún, provenientes incluso de la época de los vikingos, que utilizaron esa ruta durante sus incursiones.