Cuarto cheque de estímulo y el estudio de la Universidad de Michigan que lo respalda; Bernie Sanders destaca resultados de investigación

Los estadounidenses experimentaron un mayor bienestar financiero y mental tras la aprobación de los últimos dos cheques de estímulo en el Congreso de EE.UU., según la evaluación de investigadores de la institución

Cuarto cheque de estímulo y el estudio de la Universidad de Michigan que lo respalda; Bernie Sanders destaca resultados de investigación
La estabilidad financiera mejoró en millones de hogares estadounidenses gracias a la aprobación de los cheques de estímulo, reveló estudio de la Universidad de Michigan.
Foto: Shutterstock

Un estudio reciente de la Universidad de Michigan reveló que las últimas dos rondas de cheques de estímulo aprobadas en el Congreso de Estado Unidos sacaron de la dificultad económica a los estadounidenses tanto de bajos ingresos como los de ingresos más altos.

El análisis, titulado “Dificultades materiales y salud mental luego de la ley de alivio por COVID-19 y la ley para el ‘Plan de rescate estadounidense (APRA)'”, ha sido tomado por legisladores como el independiente Bernie Sanders y otros sectores para insistir en el llamado para un cuarto cheque de estímulo.

Los resultados de la investigación liderada por Patrick Cooney y H. Luke Shaefer, publicada en mayo, estableció que durante la crisis, los niveles de dificultad que enfrentaron los hogares estadounidenses estuvieron directamente vinculados a la respuesta para ayudas federales gubernamentales.

“A pesar de los altos niveles históricos de desempleo, en julio de 2020 nosotros encontramos que los niveles de dificultad se estabilizaron— y en algunos casos se redujeron— luego del despliegue de los programas de apoyo bajo la Ley de Ayuda, Alivio y Seguridad Económica del Coronavirus (CARES) como los Pagos de impacto económico (EIP) y la expansión en el seguro por desempleo. La dificultad se mantuvo relativamente estable a principios del otoño del 2020 antes de incrementar marcadamente en noviembre y diciembre de 2020 a medida que la recuperación económica se estancó y el Congreso retrasó la acción en cuanto a las medidas de alivio”, leen los resultados del estudio.

Mayor bienestar financiero y mental tras envíos de cheques de estímulo

La evaluación arrojó que tanto la insuficiencia alimentaria como otros renglones cayeron y el bienestar financiero y mental de los estadounidenses mejoró.

“Nosotros encontramos que la entrega de asistencia robusta, principalmente en efectivo, a familias estadounidenses llevó a un descenso en las dificultades materiales. Entre diciembre de 2020 y finales de abril del 2021, los niveles de insuficiencia alimentaria en el sondeo de Pulse cayeron por sobre 40%, los niveles de inestabilidad financiera cayeron un 45%, y los participantes que reportaron síntomas frecuentes de depresión cayeron en un 20%”, destacaron los investigadores.

“Los descensos más pronunciados de las dificultades se reportaron luego de la aprobación de las dos leyes de alivio, coincidiendo con la entrega de EIP, y las ganancias fueron mayores entre los hogares con ingresos más bajos. Todos los niveles de dificultad cayeron a sus niveles más bajos, medidos por Pulse, luego de la aprobación de APRA… “, añadieron.

El senador Sanders, que el año pasado presentó junto a la hoy vicepresidenta estadounidense Kamala Harris y el también demócrata Ed Markley una medida para el desembolso de pagos mensuales de $2,000, hizo referencia al estudio en un tuit el pasado 4 de junio.

“Sí. El Gobierno puede y debe continuar atendiendo las necesidades de la clase trabajadora, no solo del 1%”, lee parte del mensaje en su cuenta de Twitter.

Sanders es uno de los 83 congresistas que presionan por un cuarto cheque o pagos recurrentes luego de que se le diera paso en la Legislatura federal en marzo pasado a los cheques de estímulo de $1,400.

La Casa Blanca no es contundente sobre un cuarto cheque de estímulo

Mientras, la Casa Blanca se continúa expresando someramente sobre la posibilidad de nuevos pagos directos a estadounidenses mediante cheques de estímulo.

Este jueves, la secretaria de prensa, Jen Psaki, se limitó a indicar que Biden está abierto a una variedad de ideas.

De inmediato, desvió el tema al de la extensión del “Crédito tributario por hijos”, también aprobado bajo el “Plan de rescate estadounidense” que el Servicio de Rentas Internas (IRS) se dispone a enviar de manera adelantada a millones de familias a partir del 15 de julio.

“Hay algunos que están proponiendo hacer del ‘Crédito tributario por hijos” uno permanente. Hay algunos que proponen estímulos adicionales. El (presidente) está contento de escuchar sobre una variedad de ideas sobre lo que sería más efectivo y lo que es más importante para que la economía se mueva hacia adelante”, declaró Psaki.