Kim Kardashian quiere ser feliz, ahora tras su tercer divorcio Kim sólo quiere encontrar la felicidad pura

Y a Kim no le queda otra que aceptar que debe ser feliz sin Kanye, porque éste ya la cambió a ella por Irina Shayk

Kim Kardashian quiere ser feliz, ahora tras su tercer divorcio Kim sólo quiere encontrar la felicidad pura
Kim Kardashian.
Foto: Getty Images

Kim Kardashian se definía hace pocos días como una “perdedora” al tiempo que sollozaba y se desahogaba sobre el “fracaso” que suponía para ella su decisión de divorciarse por tercera vez, en este caso del afamado rapero Kanye West, padre de sus cuatro retoños. Semejante escena corresponde al penúltimo episodio de la actual temporada de ‘Keeping Up With The Kardashians’, emitido la semana pasada pero grabado a finales del pasado año.

Sin embargo, en el último de los capítulos emitidos, la hija de Kris Jenner ha adoptado un tono menos autocrítico y ligeramente más optimista para valorar el fin de su matrimonio de siete años con el artista. En esta ocasión, Kim ha revelado que el principal objetivo de su proceso de divorcio reside en la necesidad de encontrar la “felicidad total” en su día a día, aunque casi de forma simultánea ha admitido que esa meta quizá es demasiado elevada e incluso inviable en el mundo que vivimos.

“Simplemente quiero tener la felicidad total. Obviamente, sé que la felicidad completa es algo imposible de conseguir, pero si pudiera tenerla al menos la mayor parte del tiempo… Eso es lo que quiero conseguir”, ha expresado en un momento de confidencias con la matriarca del clan. “Me da igual lo que me cueste lograrlo, quiero mi más pura felicidad y eso es en lo que tengo que trabajar: averiguar cómo llegar hasta ahí”, ha añadido.

En un arranque de autoafirmación, la también empresaria y diseñadora ha reivindicado su derecho a alcanzar cualquier objetivo que se proponga, especialmente después de haber silenciado a tantos críticos, además de haber desacreditado tantas burlas, en relación con su talento y habilidades. “He trabajado muy duro en la vida para conseguir todo lo que he deseado, y he logrado estar a la altura de mis propias expectativas mientras superaba las de mucha gente. He hecho diez veces más de lo que pensaba que era humanamente posible, pero ahora no tengo a nadie con quien compartir esa vida“, ha reflexionado.


Paparazzi capta a Irina Shayk y Kanye West en New Jersey, después de su escapada romántica en Francia

Thomas Markle exige conocer a su nieta Lilibeth Diana, sino amenaza con destapar todos los trapos sucios