Los 6 superalimentos que te ayudan a disminuir la inflamación intestinal

Una enfermedad inflamatoria intestinal, es el término que abarcan diferentes tipos trastornos que presentan inflamación crónica del tracto digestivo e incluye condiciones específicas como la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn. La calidad de la dieta juega un papel esencial en el control de los brotes, descubre cuáles son las mejores opciones de alimentos antiinflamatorios

Se recomienda el consumo de abundantes líquidos, verduras suaves cocidas, pescados grasos, frutos rojos y salmón, son amigables con la digestión y brillan por sus propiedades antiinflamatorias.
Se recomienda el consumo de abundantes líquidos, verduras suaves cocidas, pescados grasos, frutos rojos y salmón, son amigables con la digestión y brillan por sus propiedades antiinflamatorias.
Foto: Shutterstock

Existen varias formas en las que una enfermedad inflamatoria intestinal se puede presentar. Se trata de un término amplio que se utiliza para describir distintos trastornos que presentan inflamación crónica del tracto digestivo e incluye condiciones específicas como la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn. Son afecciones tratables, pero crónicas y de por vida, generalmente se presentan con diarrea, sangrado rectal, dolor abdominal, fatiga y pérdida de peso. Lo cierto es que padecer una enfermedad intestinal puede ser debilitante y, a veces, puede provocar complicaciones que ponen en riesgo la vida. Con base en ello no es ninguna novedad decir que la calidad de la dieta y el estilo de vida juegan un papel fundamental en su buen manejo, sobre todo ayuda para controlar la enfermedad durante los brotes y períodos de remisión. 

Con base en lo anterior ha llamado de manera especial la atención el consumo de superalimentos. Al ser considerados productos con una significativa densidad de nutrientes, se relacionan con una larga lista de propiedades terapéuticas como los antiinflamatorios que pueden ser un gran aliado. Sin embargo para este tipo de padecimientos, algunos pilares pueden no ser la mejor opción para  enfermedad inflamatoria intestinal como la de Crohn. Por ejemplo, aquellos ricos en fibra pueden ser simplemente demasiado difíciles de digerir durante un brote. La buena noticia es que existen algunas opciones ricas en nutrientes esenciales que son más fáciles de digerir para el tracto digestivo que otras, finalmente no podemos olvidar que las enfermedades inflamatorias intestinales pueden interferir con la forma en la que el cuerpo digiere los alimentos y absorbe los nutrientes ¡Toma nota!

1. Salmón

En los últimos meses todo se ha dicho sobre los inmensos beneficios de seguir una alimentación que incluya el consumo de pescados grasos. Llama de manera especial la atención el salmón, que se caracteriza por ser una proteína de alto valor biológico suaves para el estómago y es muy rico en ácidos grasos omega-3 que tienen un poderoso efecto antiinflamatorio. Según una revisión publicada en septiembre de 2019 en el International Journal of Molecular Sciences, se encontró que los ácidos grasos omega-3 redujeron la inflamación intestinal y ayudaron a llevar a la remisión de la enfermedad en personas con colitis ulcerosa. Consumirlo dos veces por semana es una buena recomendación, también apuesta por la preparaciones sencillas sin grasas saturadas añadidas ni condimentos muy pesados.

Omega 3
Salmón. /Foto: Shutterstock

2. Berries

La familia de los frutos rojos se considera como uno de los grupos de alimentos más saludables del planeta y medicinales, gracias a su alto contenido en antioxidantes. Yezaz Ghouri, gastroenterólogo de la Universidad de Missouri Health Care en Columbia, recomienda frutas como las fresas, frambuesas y los arándanos porque son fácilmente digeribles para las personas con enfermedad de Crohn. Además su destacada actividad antioxidante protege a las células contra el daño. Según una revisión publicada en 2018 en Expert Review of Gastroenterology and Hepatology, los arándanos son muy recomendables ya que son ricos en antocianinas, que protegen al cuerpo del daño oxidativo y las afecciones inflamatorias. Resultan una gran alternativa de fruta, son ligeras, bajas en calorías y ricas en propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. Además es muy sencillo integrarlas en la dieta, procura mezclarlas con yogurt que también se asocia con beneficios para disminuir los síntomas inflamatorios. 

Detox
Frutos rojos. /Foto: Getty images

3. Leche de soja

Una de las principales recomendaciones dietéticas es evitar los lácteos enteros, ya que la lactosa puede aumentar considerablemente los síntomas y se asocia con la enfermedad de Crohn. Apostar por el consumo de bebidas alternativas a base de plantas, en lugar de consumir leche de vaca es un básico. Si bien actualmente existen muchas opciones como la leche de almendra y avena, la mejor recomendación es la leche de soja ¿La razón? Se destaca por su alto contenido en isoflavonas que ayudan a reducir la inflamación. Una revisión publicada en junio de 2020 en el World Journal of Clinical Cases informó que las isoflavonas ayudan a regular las bacterias intestinales. Cabe mencionar que es una medida específica para las personas con intolerancia a la lactosa, aunque en períodos de brotes también es una gran ayuda general que le brinda un buen descanso a la digestión. 

Leche de soja. /Foto: Pxhere

4. Verduras cocidas

Es importante tener mucho cuidado con el consumo de verduras crudas, ya que pueden agravar los síntomas de colitis, síndrome de intestino irritable y enfermedad de Crohn. Por lo tanto la regla de oro es consumir verduras suaves y bien cocidas, las mejores opciones son la zanahoria, el calabacín, la papa, las espinacas y el camote, que son suaves con la digestión y no son tan ácidas. Una buena sugerencia es apostar por el consumo de caldos vegetales y bajos en grasas, y purés de verduras, funcionan como una comida reconfortante y altamente nutritiva que se digiere fácilmente por el tracto digestivo. Como recomendación es importante evitar la ingesta de verduras muy ricas en fibra y las que producen gases, como es el caso de el apio, el brócoli, la col, coles de Bruselas y la remolacha.

Ingredientes sopa
Sopas vegetales. /Foto: Pixabay

5. Camote

El camote es uno de los vegetales más recomendados para la inflamación, en principio es importante mencionar que se trata de uno de los ingredientes más nutritivos, reconfortantes y completos. Es una excelente fuente de vitaminas A y C, vitaminas B, manganeso, potasio y el aminoácido triptófano. Se cuenta con un estudio publicado en junio de 2020 en el Journal of Coloproctology encontró que el camote, es uno de los tres principales alimentos antiinflamatorios que consumen las personas con enfermedad de Crohn. Además son increíblemente saciantes y se inmensa versatilidad, se pueden asar, hervir, al vapor y en un rico puré, que sin lugar a dudas el organismo y el sistema digestivo agradecerán. Evita consumir la cáscara ya que suele ser bastante fibrosa y puede desencadenar un brote.

Camote naranja. /Foto: Shutterstock

6. Yogurt

El yogurt es uno de los mejores superalimentos para proteger la salud digestiva e intestinal, la razón principal es que es una rica fuente de probióticos, “bacterias buenas”, que se asocian con grandes beneficios para la salud y el sistema inmunológico. Y a diferencia de la leche de vaca y el queso, el yogurt es un producto lácteo que las personas con enfermedades inflamatorias intestinales toleran bien. Las bacterias del yogurt ayudan a descomponer la lactosa, lo que facilita la digestión y mejora a absorción de nutrientes, además se asocia con beneficios antiinflamatorios. El secreto está en elegir yogurt 100% natural y sin azúcar agregada, también apuesta por las variantes que indican en su etiqueta que contiene “cultivos vivos y activos”.

Yogurt natural
Yogurt natural./ Foto: Shutterstock

Te puede interesar: