Las vacunas contra COVID no afectan la calidad del semen

Los rumores de que los fármacos que preparan al sistema inmunológico para combatir una infección con el nuevo coronavirus afectan la fertilidad, carecen de sustento científico

Las vacunas contra COVID no afectan la calidad del semen
Los hombres vacunados con fármacos de ARNm no experimentaron variaciones significativas en la calidad del semen.
Foto: AFP / Getty Images

Hace unos meses, la información de que supuestamente las vacunas de ARNm contra el nuevo coronavirus afectaban la fertilidad femenina desencadenó reacciones entre los médicos que negaron que ello fuera posible. Ahora, la presunta afectación a los espermatozoides ha sido refutada por una investigación que demostró que las vacunas contra COVID no afectan la calidad del semen.

La Universidad de Miami recolectó muestras de esperma de 45 voluntarios sanos antes de recibir una primera dosis de las vacunas de Pfizer y Moderna, y posteriormente otras muestras 70 días después de aplicarse la segunda dosis. Luego de analizar la calidad del esperma de estos hombres, los investigadores encontraron que ni la primera dosis ni la segunda de las vacunas de ARNm afectaron la calidad ni la cantidad de los espermatozoides presentes en el semen.

No hubo “disminuciones significativas en ningún parámetro del esperma”, reveló el estudio en ninguna fase de la vacunación. “Debido a que las vacunas contienen ARNm y no el virus vivo, es poco probable que la vacuna afecte los parámetros de los espermatozoides“, señalaron los autores de la investigación, especialistas del Departamento de Urología de la Universidad de Miami.

Los voluntarios son hombres que no presentan problemas de fertilidad con una edad promedio de 28 años, y mantuvieron un periodo de abstinencia sexual de tres días antes de tomar las muestras de semen utilizadas para el estudio.

“Debido a que la toxicidad reproductiva no se evaluó en los ensayos clínicos y el SARS-CoV-2 se ha asociado con disminuciones en los parámetros de los espermatozoides, evaluamos los parámetros de los espermatozoides antes y después de la administración de la vacuna de ARNm”, se lee en el estudio publicado en The Journal of the American Medical Association.

De hecho, los resultados de la investigación señalan un leve aumento en la concentración media de espermatozoides: mientras las muestras tomadas después de la primera dosis de la vacuna presentaron niveles de concentración basal de espermas de entre 26 y 36 millones por mililitro, después de la segunda dosis la concentración media aumentó a entre 30 y 44 millones por mililitro. De la misma manera encontraron un aumento en la motilidad de los espermatozoides y el volumen del semen.semen

Los investigadores no encontraron diferencias significativas en el esperma. Tabla: JAMA NetworkLa investigación señala que estos cambios no necesariamente estarían vinculados a la vacuna, sino probablemente al tiempo de abstinencia. Además, el estudio es limitado debido al número pequeño de voluntarios y “el análisis de semen que es la base de la evaluación de la fertilidad masculina, es un predictor imperfecto del potencial de fertilidad”.