Los CDC investigan un brote de tuberculosis relacionado con fracturas y cirugías de columna

Hasta el momento se han recibido reportes de 100 pacientes que se han infectado de esta enfermedad causada por una infección en los pulmones y que, al parecer, está relacionada con un material quirúrgico para reparar huesos

Los CDC investigan un brote de tuberculosis relacionado con fracturas y cirugías de columna
La tos persistente e incluso con sangre es uno de los síntomas de la infección por tuberculosis.
Foto: 8photo / Freepik

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) investigan un brote de tuberculosis relacionado con fracturas y cirugías de columna en diferentes estados del país. Hasta el momento, más de 100 personas han experimentado esta infección en los pulmones luego de someterse a procedimiento quirúrgicos en la columna vertebral o a reparaciones de fracturas.

La autoridad sanitaria informó que el brote está probablemente relacionado con el uso de productos FiberCel, específicamente el conocido como Fiber Viable Bone Matrix, una masa para huesos maleable desarrollada a partir de células humanas por la compañía Aziyo Biologics y que se utiliza en diversos procedimientos ortopédicos.

En un comunicado, los CDC señalan que el producto sospechoso proviene del lote NMDS210011 y sugieren que las personas que se hayan sometido a algún procedimiento médico de este tipo busquen atención médica. “Dado el riesgo de enfermedad de tuberculosis localizada en áreas involucradas en cirugía, enfermedad de tuberculosis en la columna u otros huesos y enfermedad de tuberculosis en otras partes del cuerpo, los CDC han recomendado que todos los pacientes que recibieron este lote de productos reciban tratamiento para la enfermedad de tuberculosis”, señalaron los CDC.

Aziyo Biologics emitió un aviso de retiro voluntario de 154 unidades de FiberCel el pasado 2 de junio, mismas que fueron producidas con las células de un solo donante, y que se enviaron a 37 unidades médicas en 20 diferentes estados del país. Según The Washington Post, de 113 pacientes que recibieron el producto en sus procedimientos médicos, ocho murieron.

Los CDC recomiendan que los médicos contacten a sus pacientes que se sometieron a cirugía con el lote de FiberCel # NMDS210011 para evaluarlos y que comiencen “de inmediato el tratamiento farmacológico para la enfermedad de tuberculosis, incluso si son asintomáticos. El tratamiento debe coordinarse con expertos en enfermedades infecciosas y tuberculosis”.

Además sugieren que los centros hospitalarios identifiquen al personal sanitario que pudo estar expuesto a la bacteria Mycobacterium tuberculosis (MTB), que produce la tuberculosis, durante los procedimientos médicos o durante la atención al paciente.

Aunque los CDC señalan que no hay indicios de que otras unidades de FiberCel estén contaminadas, el fabricante ha suspendido la venta de este producto como medida precautoria, mientras realiza una investigación sobre la raíz del problema que causó las infecciones.

Hasta el momento, la mayoría de los casos de tuberculosis se han detectado en Delaware e Indiana. Entre los síntomas de la enfermedad se encuentran tos fuerte que dura 3 semanas o más, tos con sangre, dolor en el pecho, debilidad o fatiga, pérdida de peso, falta de apetito, escalofríos, fiebre y sudoración nocturna.