Esposa de Félix Verdejo cambia su foto de perfil en Instagram, pero sigue sin reaccionar públicamente al asesinato de Keishla Rodríguez

Eliz Marie Santiago Sierra no ha hecho expresiones públicas sobre las acusaciones que enfrenta el boxeador, con quien procreó una niña, ni sobre las circunstancias en las que fue asesinada Keishla; hace un mes la joven acudió ante las autoridades federales en Puerto Rico en calidad de testigo como parte de la investigación del caso contra su marido

Esposa de Félix Verdejo cambia su foto de perfil en Instagram, pero sigue sin reaccionar públicamente al asesinato de Keishla Rodríguez
El área del puente Teodoro Moscoso, en la zona metropolitana de Puerto Rico, por el que habría sido lanzado el cuerpo de Keishla Marlen Rodríguez.
Foto: Ricardo Arduengo / AFP / Getty Images

Eliz Marie Santiago Sierra, esposa del boxeador Félix Verdejo, acusado por las autoridades federales en Puerto Rico de asesinar a Keishla Rodríguez Ortiz, quien estaba embarazada de él, cambió su foto de perfil en Instagram, pero aún mantiene silencio sobre el caso que enfrenta el padre de su hija.

En la imagen, se ve a Santiago Sierra posando de perfil; luce recién peinada y maquillada.

La joven no ha subido fotos ni videos en el muro ni en historias en esa red social desde el 26 de abril pasado.

Antes de que se reportara el asesinato de Rodríguez Ortiz, con quien Verdejo mantenía una relación extramarital, Santiago Sierra era muy activa en redes como Instagram, donde casi a diario compartía sus salidas junto a Verdejo y la hija de ambos, así como tutoriales de maquillaje y belleza.

A pesar de estar distanciada del boxeador, quien se encuentra en la cárcel federal de Guaynabo sin derecho a fianza con un grave panorama legal a cuestas, Santiago Sierra mantiene las fotos que compartió en la red en las que aparece con Verdejo.

Esposa de Verdejo ha sido citada dos veces por las autoridades federales en Puerto Rico

A finales de mayo pasado, Santiago Sierra acudió a citas con el Negociado Federal de Investigaciones Criminales (FBI) en San Juan y con un gran jurado para determinar si presentarán cargos adicionales contra los ya acusados o procederán con nuevas acusaciones contra más sospechosos en el caso por el secuestro y asesinato de Rodríguez Ortiz el pasado 29 de abril. Al gran jurado en el tribunal federal en Puerto Rico, la joven fue acompañada por su madre.

Los abogados de la esposa de Verdejo indicaron que su clienta fue citada en calidad de testigo y que no tiene nada que ver con el crimen.

“Ellos son citados como testigos, ellos no son sospechosos de ningún delito, de que se conviertan en testigos en un futuro, pues nadie sabe, verdad. Para tú ser testigo en un caso tienes que tener conocimiento de unos hechos, y eso es lo que está haciendo la fiscalía federal en estos momentos”, planteó el abogado Pedro Rivera.

“Son citadas como testigos, pero eso no quiere decir que vayan a ser testigos, eso es bien importante aclararlo…”, agregó Rivera.

Santiago Sierra no se ha expresado sobre asesinato de Keishla y alegada vinculación de Verdejo

Santiago Sierra ha mantenido silencio desde que trascendió la desaparición de Keishla y tampoco ha hecho expresión alguna sobre el caso federal que enfrenta su esposo, quien se expone a una sentencia de cadena perpetua o pena de muerte.

Hasta el momento, junto a Verdejo está acusado Luis Antonio Cádiz Martínez, quien habría ayudado al púgil en el asesinato bajo la promesa de que recibiría una compensación económica. Cádiz Martínez terminó traicionando a Verdejo y confesando a las autoridades federales detalles del crimen.

Los hechos de los que se acusa al boxeador

Rodríguez Ortiz, de 27 años, tenía un mes de embarazo cuando fue lanzada por el puente Teodoro Moscoso hacia la laguna San José luego de alegadamente haber sido golpeada en el rostro por Verdejo e inyectada con una mezcla de heroína y fentanilo.

Los presuntos asesinos le ataron un bloque de concreto al cuerpo y lo ataron de pies y manos antes de tirarlo en la laguna en la zona metropolitana de Puerto Rico.

Verdejo había citado a Keishla no muy lejos del residencial Villa Esperanza donde vivía la mañana del 29 de abril cuando desapareció.

La joven le mostraría la prueba de sangre que confirmaba el embarazo del que Verdejo no quería hacerse cargo.

Verdejo y su compinche habrían cometido los hechos ya que la víctima no quería abortar el bebé que estaba en su vientre a pedido del deportista.

La boricua murió por asfixia por inmersión, lo que significa que cuando cayó al agua aún se encontraba viva aunque inconsciente.