Arrestan a empleados de McDonald’s en Maine por droga en “cajita feliz”

La madre descubrió la ilegal "sorpresita" y alertó a las autoridades que presentaron cargos contra los dos sospechosos

El empleado entregaba una orden por la ventana "drive-thru" cuando la droga cayó del bolsillo de su camisa.
El empleado entregaba una orden por la ventana "drive-thru" cuando la droga cayó del bolsillo de su camisa.
Foto: Catherine Ivill / Getty Images

Dos empleados de un McDonald’s en Maine enfrentan cargos de drogas luego de que una cliente hallara una prescripción médica para tratamiento contra la adicción a opioides en la “cajita feliz” (Happy Meal) de su hijo.

Shirlee Marchesseault dijo que sintió que le hervía la sangre cuando descubrió paquetes de Suboxone metidos entre el juguete y los “McNuggets” de la cajita feliz que le compró a su hijo de 11 años.

“Yo ni siquiera sabía qué hacer”, indicó la mujer a News Center Maine sobre el incidente del pasado 30 de junio.

Este miércoles, la policía en Auburn indicó que uno de los empleados del establecimiento de comida rápida le vendió ilegalmente la droga a otro, que sin que este se diera cuenta cayó en la cajita feliz.

Droga cayó por accidente mientras empleado atendía ventanilla “drive-thru”

Los investigadores señalaron que el material se habría caído del bolsillo de la camisa de Michael Sevey mientras manejaba las órdenes desde la ventanilla “drive-thru”.

Sevey, de 43 años, habría obtenido Suboxone de otra trabajadora del restaurante, identificada como Mariah Grant, de 23.

Sevey enfrenta cargos de posesión ilegal de drogas, mientras que Grant enfrenta acusaciones por tráfico ilegal de sustancias.

Ambos deberán comparecer a un audiencia en corte el próximo 3 de noviembre.

Soboxone se usa para tratamiento de la dependencia de opiáceos

Suboxone es uno de tres medicamentos aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) para el tratamiento de la dependencia de opiáceos. Los expertos explican que funciona bien porque es una droga efectiva porque se une bien con los mismos receptores que los opiáceos.

“Así que si eras un adicto a la heroína que tomaba Suboxone y consumes heroína, esta no tendría a dónde adherirse porque es como si el Suboxone lo llenara todo”, explicó el Dr. Sanjay Gupta, Médico Corresponsal de CNN. “Esencialmente, evita que esas drogas funcionen”.

“Además estimula los receptores, pero no tan fuertemente como la heroína”, indicó a la misma cadena el Dr. Adam Bisaga, investigador en el Instituto Psiquiátrico del Estado de Nueva York.

Abuso de opioides es una crisis de salud nacional

Según el Instituto Nacional de Abuso de Drogas,  cada día, más de 90 estadounidenses mueren por sobredosis de opioides.

El abuso y la adicción a los opioides, incluidos los analgésicos recetados, la heroína y los opioides sintéticos como el fentanilo constituyen una crisis nacional grave que afecta tanto la salud pública como el bienestar económico”, precisa la entidad desde su sitio web.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) estiman que en EE.UU. la carga económica total producto del abuso de opioides recetados es de $78,500 millones por año. Lo anterior incluye los costos por atención médica, la pérdida de productividad, el tratamiento de la adicción y los costos de intervención de la justicia penal.