Ryan Reynolds se sincera sobre su historia de amor con Blake Lively y revela quién dio el primer paso

La pareja, padres de tres adorables niñas llamadas Inez, James y Betty, siempre se ha mostrado muy transparente a la hora de hablar sobre su vida cotidiana y su caótica dinámica familiar

Ryan Reynolds se sincera sobre su historia de amor con Blake Lively y revela quién dio el primer paso
Blake Lively y Ryan Reynolds.
Foto: Getty Images

El actor Ryan Reynolds disfruta de un sólido y gratificante matrimonio de casi diez años con la también actriz Blake Lively, conocida por su papel protagonista en la mítica serie ‘Gossip Girl’.

La pareja, padres de tres adorables niñas llamadas Inez, James y Betty, siempre se ha mostrado muy transparente a la hora de hablar sobre su vida cotidiana y su caótica dinámica familiar, sobre todo el intérprete canadiense, por lo que no debería resultar demasiado sorprendente que ahora el artista haya querido compartir públicamente cómo se forjó su historia de amor con la guapa intérprete.

Como se desprende de su paso por el podcast ‘SmartLess’, fue Ryan quien se animó a dar el primer paso para tratar de conquistar a su entonces compañera en el reparto de la cinta de superhéroes ‘Green Lantern’, película que vio la luz en el año 2011 y, un año y medio más tarde, se vería seguida de un incipiente y discreto romance por parte de sus protagonistas.

“Conocí a Blake en ese recóndito espacio del universo llamado ‘Green Lantern'”, ha bromeado en primer lugar sobre uno de los filmes más denostados de su trayectoria profesional. “Luego nos hicimos amigos y, un año y medio después, nos encontramos en una doble cita, aunque cada uno iba con su pareja correspondiente“, ha desvelado sobre la relación amistosa e intermitente en la que se embarcaron a continuación.

  • Los motivos por los que Ryan Reynolds se niega a trabajar con Scarlett Johansson
  • “Seguimos en contacto y un día me dijo que iba a Boston. Como yo también tenía que ir, le dije que me iría con ella. Íbamos juntos en el tren y yo no paraba de rogarle que se acostara conmigo“, ha añadido en tono jocoso sobre la escasa sutileza que marcó su primera toma de contacto en el plano ‘romántico’. “Una semana más tarde, ya le estaba pidiendo que nos compráramos una casa juntos. Y así lo hicimos”, ha concluido con orgullo.