Suman cuatro los policías que se suicidan tras ataque al Capitolio por seguidores de Trump

El Departamento de Policía Metropolitana de Washington confirmó los fallecimientos de los oficiales Gunther Hashida y Kyle DeFreytag, quienes fueron agredidos por la turba de seguidores del expresidente Donald Trump el 6 de enero pasado

Los seguidores del movimiento MAGA atacaron a policías en el Capitolio.
Los seguidores del movimiento MAGA atacaron a policías en el Capitolio.
Foto: Brent Stirton / Getty Images

Cuatro policías que respondieron al ataque del 6 de enero contra el Capitolio por parte de seguidores del expresidente Donald Trump murieron por aparente suicidio, según el Departamento de Policía Metropolitana de Washington.

Este lunes se confirmó que el oficial Gunther Hashida, un veterano de 18 años, fue encontrado muerto en su casa el jueves pasado, como consecuencia de la experiencia que vivió a inicios de año.

Horas después, la misma agencia policiaca confirmó la muerte del oficial Kyle DeFreytag, quien se habría suicidado en julio, pero su fallecimiento fue reportado hasta esta semana, indicó CBS News.

Las muertes de DeFreytag y Hashida son el tercer y cuarto suicidios de policías enviados para proteger a los legisladores y al Capitolio de una turba violenta de partidarios del expresidente Trump, quienes ingresaron a las instalaciones legislativas, golpeando a oficiales.

Los primeros dos suicidios fueron los del oficial Howard Liebengood, un veterano de 15 años, y el oficial Jeffrey Smith, que pasó 12 años como agente.

Un quinto oficial, Brian Sicknick, la Policía del Capitolio, murió de causas naturales un día después de defender las instalaciones. Él fue arrastrado por las escaleras por los atacantes.

Aunque republicanos han criticado la reacción de los oficiales, cuatro agentes policiacos rindieron emotivos testimonios de lo que vivieron el 6 de enero, incluido el sargento de origen dominicano Aquilino Gonell.

“Como inmigrante que llegó a Estados Unidos, estoy especialmente orgulloso de haber defendido la Constitución de los Estados Unidos y nuestra democracia el 6 de enero”, dijo en la primera sesión del Comité Especial por los actos de insurrección del 6 de enero del 2021. “Espero que todos en una posición de autoridad en nuestro país tengan el coraje y la convicción de hacer su parte al investigar lo que sucedió en ese terrible día y por qué”.

El el oficial de la Policía de Washington, D.C., Michael Fanone, también dio su testimonio ante los legisladores y ese mismo día recibió un buzón de voz del que se presume es un seguidor del expresidente Trump y su movimiento MAGA, donde lo insulta y lamenta que “no lo hubieran matado”, al igual que a otros agentes.

“Lástima que no te golpearan más… Ojalá los hubieran matado a todos ustedes”, dice parte del audio sobre los policías que defendieron el Capitolio de los insurrectos.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (California), lamentó la muerte de Hashida.

“El oficial Hashida fue un héroe, que arriesgó su vida para salvar nuestro Capitolio, la comunidad del Congreso y nuestra propia democracia”, dijo en un comunicado. “Todos los estadounidenses están en deuda con él por su gran valor y patriotismo el 6 de enero y por todo su servicio desinteresado”.