Gaby Espino habla del fin de su contrato con Telemundo, dice que su relación sigue activa, pero sin ataduras

La venezolana ha trabajado a lo largo y ancho del continente americano, conquistando así a todos los amantes de las telenovelas con historias entrañables y de éxito internacional

Gaby Espino.
Gaby Espino.
Foto: Getty Images

Hace más de un año expiró el contrato de Gaby Espino con la cadena de televisión estadounidense Telemundo. Pasó casi una década como talento exclusivo y a diferencia de otros artistas en situaciones similares, para ella fue un “alivio”. Eso le ha dado tiempo para desarrollar su negocio de ser portavoz de marcas, empresaria de cosméticos y pronto dueña de un salón de belleza. Pero por encima de todo de ser una mamá muy presente de sus dos hijos Oriana, de 13 años y Nickolas de 9 años.

Sin embargo, Espino aseguró que su relación con Telemundo sigue activa, solo que ahora tiene “cero ataduras” y puede participar en todo tipo de proyectos. “Estoy ahora preparándome para algo con ellos en septiembre y para una nueva producción”, reveló.

Pero el público latino sabe quién es Gaby Espino. Con 43 años de edad, esta actriz de origen venezolano ha trabajo a lo largo y ancho del continente americano conquistando al público amante de las telenovelas.

En el mundo de la televisión ha conquistado el éxito en las televisoras más importantes del mundo de habla hispana. Llegó a la cima en su natal Venezuela con telenovelas como “A todo corazón” y “Guerra de Mujeres”, entre otras. Así también conquistó Colombia, para luego también saltar a México y expandir así su fama y popularidad a través de Televisa; llegó a Estados Unidos y las dos empresas más importantes: Univision y Telemundo, le dieron trabajo. En estos tres países le dio vida a proyectos como: “Rebecca”, “Luna, la heredera”, “Mundo de fieras” y “Más Sabe el Diablo”, todas de éxito.

Su carrera en la televisión empezó en el programa infantil Nubeluz cuando fue reclutada para las telenovelas. Era 1997 y sus sueños de ser odontóloga o veterinaria se quedaron en el aire. Desde entonces nunca ha dejado de trabajar.

“Yo soy una persona que me cuesta quedarme tranquila. Me hace feliz estar en movimiento físico y mental. Me gustan los desafíos, aprender cosas nuevas”, señaló en entrevista con EFE.

Eso sí, no es de las que se traza un camino a largo plazo. “Mi rumbo siempre ha estado marcado por escoger cosas que me hacen feliz, que me entusiasman. Creo que por eso me ha ido bien, porque he tenido la suerte de hacer cosas interesantes con las que vibro y eso lo percibe y lo valora el público”, señaló.


Bárbara Bermudo destapa su cuerpo en traje de baño y los fans se sorprenden por su delgadez