El envejecimiento del cerebro y la salud de la microbiota, en relación directa, según nuevo estudio

Un nuevo estudio publicado en la revista Nature Aging, comprobó que el microbioma intestinal se puede aprovechar para revertir el deterioro cerebral relacionado con la edad. Los investigadores, también encontraron evidencia de una mejor capacidad de aprendizaje y función cognitiva

Gozar de una buena salud intestinal, se relaciona con la prevención de numerosas enfermedades crónicas relacionadas con el funcionamiento cerebral: demencia, Alzheimer, enfermedades neurológicas y epilepsia.
Gozar de una buena salud intestinal, se relaciona con la prevención de numerosas enfermedades crónicas relacionadas con el funcionamiento cerebral: demencia, Alzheimer, enfermedades neurológicas y epilepsia.
Foto: Shutterstock

Todos queremos vivir por más tiempo y de mejor manera, con base en ello es bien sabido que el funcionamiento cerebral es uno de los aspectos de la salud humana que más suele deteriorarse con el paso del tiempo y el proceso normal de envejecimiento. Es innegable decir que en los últimos meses entre los temas más en tendencia se encuentran el incremento en los casos de Alzherimer y ciertos tipos de demencia. Una investigación encabezada por el Centro de Investigación SFI de APC Microbiome Ireland en el University College Cork, publicada hoy en la revista científica Nature Aging, presentó un enfoque novedoso para revertir ciertos aspectos del deterioro relacionado con el envejecimiento en el cerebro y la función cognitiva a través de los microbios intestinales.

A medida que la población envejece, uno de los desafíos globales clave es desarrollar estrategias para mantener una función cerebral saludable. De tal modo que esta pionera investigación abre una vía terapéutica potencialmente nueva en forma de intervenciones basadas en microbios para ralentizar el envejecimiento cerebral y los problemas cognitivos que se relacionan con la edad. 

El trabajo de investigación fue llevado a cabo por investigadores en el laboratorio Brain-Gut-Microbiota en APC y fue dirigido por el reconocido profesor John F. Cryan, vicepresidente de Investigación e Innovación de  University College Cork, quien también es investigador principal en APC Microbiome Ireland y SFI Research Center. Todo esto con sede en University College Cork y Teagasc Moorepark.

En los últimos meses ha salido a la luz una creciente y contundente evidencia sobre la importancia que juega la salud intestinal y la microbiota, en todos los aspectos de la fisiología y la medicina. No es ningún secreto decir que una salud intestinal fuerte se relaciona de manera directa con la salud física, mental y emocional. Es la clave de un buen funcionamiento del sistema inmunológico. 

En este último estudio que fue realizado con ratones, los autores muestran que al trasplantar microbios de animales jóvenes a animales viejos, podrían rejuvenecer aspectos del cerebro y la función inmunológica. De acuerdo con declaraciones del profesor John F. Cryan: “Investigaciones anteriores publicadas por APC y otros grupos a nivel internacional han demostrado que el microbioma intestinal juega un papel clave en el envejecimiento y el proceso de envejecimiento. Esta nueva investigación es un cambio de juego potencial, ya que hemos establecido que el microbioma se puede aprovechar para revertir el deterioro cerebral relacionado con la edad. También vemos evidencia de una mejor capacidad de aprendizaje y función cognitiva ”.

Si bien los expertos aseguran que se trata de un hallazgo muy emocionante, aún queda mucho trabajo por hacer para determinar más detalles sobre el mecanismo en humanos. El director de APC, el profesor Paul Ross, declaró que “esta investigación del profesor Cryan y sus colegas demuestra aún más la importancia del microbioma intestinal en muchos aspectos de la salud, y en particular en el eje cerebro/intestino, donde el funcionamiento del cerebro puede verse influido positivamente. El estudio abre posibilidades en el futuro para modular la microbiota intestinal como un objetivo terapéutico para influir en la salud del cerebro ”.

Sin lugar a dudas este tipo de estudios llegan como una bocanada de aire fresco para la ciencia y los médicos, que día con día se esfuerzan por crear nuevas estrategias de prevención y control, enfocadas en disminuir el riesgo de diversas enfermedades relacionadas con el funcionamiento cerebral. Cabe mencionar que no solo se trata de los padecimientos asociados con el funcionamiento cognitivo, existe una amplia gama de afecciones de salud cerebral: diversos tipos de demencia, encefalitis, enfermedad de Alzheimer, enfermedad de Creutzfeldt-Jakob, enfermedades del cerebelo y neurodegenerativas, y todos los tipos de epilepsia.

Una prueba más que nos comprueba que el intestino, sí es el segundo cerebro y rige mucho más que el proceso de digestión. Una buena salud intestinal se rige por un microbioma fuerte y se asocia con absolutamente todos los órganos y sistemas del complejo cuerpo humano. Si bien es un gran aliado del funcionamiento cerebral y cognitivo, también es clave en el estado de ánimo, el peso y la prevención de enfermedades crónicas. 

Te puede interesar: