Más de 6 tazas de café al día pueden afectar la salud cerebral y causar demencia, según un reciente estudio

Beber café con moderación suele relacionarse con algunos beneficios para la salud. Sin embargo de acuerdo con un reciente estudio australiano, beberlo en exceso (más de 6 tazas al día), se asocia con una reducción del volumen cerebral y con ello es un hábito que puede aumentar hasta en un 53% el riesgo de demencia y Alzheimer

El exceso de cafeína puede ser dañino para el funcionamiento cerebral y se asocia con beber más de seis tazas de café al día aumenta el riesgo de enfermedades cerebrales y accidente cerebrovascular.
El exceso de cafeína puede ser dañino para el funcionamiento cerebral y se asocia con beber más de seis tazas de café al día aumenta el riesgo de enfermedades cerebrales y accidente cerebrovascular.
Foto: LUIS ACOSTA / Getty Images

Para muchos de nosotros, beber una taza de café en la mañana se siente esencial para comenzar el día. Más allá de ser uno de los estimulantes naturales más populares gracias a su contenido en cafeína, el café se ha posicionado como un poderoso aliado de la salud cuando se consume moderadamente. En los últimos meses han salido a la luz todo tipo de referencias sobre los beneficios de su consumo, que se relacionan en gran parte con su alto contenido en antioxidantes. Sin embargo nada en exceso es bueno, recientemente investigadores australianos se dieron a la tarea de estudiar cómo las altas dosis de café afectan al cerebro. Los hallazgos fueron muy reveladores, sobre todo en lo que respecta al riesgo de demencia y otras afecciones como es el caso de la enfermedad de Alzheimer.

¿En qué consistió el estudio? Los resultados fueron publicados en la revista Nutritional Neuroscience. Investigadores de la Universidad de Australia del Sur se mostraron interesados en saber cómo afecta el café al cerebro (específicamente, el volumen cerebral y el riesgo de demencia y accidente cerebrovascular). Por lo tanto se dieron a la tarea de estudiar los efectos del café en casi 18.000 personas de entre 37 y 73 años, debido al número de personas involucradas ha sido considerado el estudio más grande de su tipo.

De acuerdo con sus descubrimientos, parece que el café en exceso no proporciona los mismos beneficios cerebrales que los que ofrece su ingesta moderada. Aquellos que bebían más de seis tazas de café al día tenían un 53% más de riesgo de demencia, así como un menor volumen cerebral. Según la co-autora del estudio Kitty Pham: “Encontramos que un mayor consumo de café se asoció significativamente con una reducción del volumen cerebral. Básicamente, beber más de seis tazas de café al día aumenta el riesgo de enfermedades cerebrales como demencia y accidente cerebrovascular.”

Complementario a ello, se suman las declaraciones de la autora del estudio la profesora Elina Hyppönen, quien señala que los mecanismos exactos sobre los efectos negativos del café en el funcionamiento cerebral, aún no se comprenden completamente. Si bien queda mucho trabajo de investigación por hacer, una de las recomendaciones de los científicos involucrados en el estudio es mantenernos bien hidratados (un vaso de agua por cada taza de café) y procurar no excedernos de las 4 tazas diarias recomendadas y consideradas como saludables. 

La buena noticia: No es necesario deshacerte del café

Por fortuna tenemos buenas noticias para los amantes del café, ya que la investigación solo relacionó los efectos adversos en el cerebro con la ingesta excesiva de café. Es decir toda cantidad que sobrepase 6 tazas diarias. Cabe mencionar, que el consumo moderado de cafeína, se relaciona con efectos positivos para la salud cerebral.

De acuerdo con un estudio realizado en 2010: beber de tres a cinco tazas de café al día durante la mediana edad se asoció con un menor riesgo de demencia y enfermedad de Alzheimer en un 65% más adelante en la vida. Así que beber café con cautela puede ser de hecho una buena medida de prevención. Además de eso, el café es una buena fuente de polifenoles antioxidantes y trigonelina, que apoyan el funcionamiento cognitivo y son sustancias que pueden reducir el riesgo de pérdida de memoria.

Por último y no menos importante, recordemos que en los últimos años han salido a la luz numerosas investigaciones científicas adicionales que sugieren que el café tiene efectos beneficiosos para la salud en general. Entre los que se destacan sus bondades para potenciar el funcionamiento cerebral, combatir el hígado graso, la diabetes, el síndrome metabólico e inclusive la obesidad. Una prueba más sobre cómo los excesos pueden cambiar por completo los efectos de cualquier alimento o bebida que consumamos, finalmente el mejor secreto para vivir en salud y armonía siempre será la mesura.

Te puede interesar: