Las vacunas y las mascarillas, por qué son indispensables contra el COVID-19

Vacunarse es el primer paso en la lucha contra el COVID-19, pero no el último. La prevención es un camino constante en el que las mascarillas tienen un papel fundamental en este momento. Te explico por qué

No es momento de bajar la guardia.
No es momento de bajar la guardia.
Foto: AFP / Getty Images

Basado en la propagación de la nueva variante del COVID-19 conocida como Delta, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha recomendado que todas las personas, incluyendo las que han completado sus vacunas, continúen usando mascarillas para prevenir su transmisión. 

La variante Delta se originó en India y, de acuerdo con la OMS, se ha extendido a 132 países. De todas las variantes descubiertas hasta la fecha, ésta es la más contagiosa y actualmente es la cepa dominante. Parece ser 50 por ciento más contagiosa que el Alfa, aunque su transmisibilidad varía y podría ser más severa también. Debido al riesgo de contagio, algunos países han emitido recomendaciones de encierros, mientras otros en donde el porcentaje de personas vacunadas es muy alto, como Israel, en donde el 80% de los adultos han completado sus vacunaciones, sólo han recomendado que se usen mascarillas nuevamente. El 2 de agosto, de acuerdo con Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, las infecciones por COVID-19 habían aumentado 80% en las cuatro semanas anteriores en la mayoría de las regiones del mundo, lo que estaba causando que los logros obtenidos con tanto esfuerzo se estaban perdiendo o poniendo en peligro y muchos sistemas de salud en varios países se estaban agobiando.

En los Estados Unidos, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) también cambiaron sus recomendaciones. Aquí uno de cada cuatro casos de COVID-19 es causado por esta variante.

El Dr. Anthony Fauci ha señalado que “la variante Delta es la mayor amenaza en nuestro intento para eliminar el COVID-19 en este país en este momento”. 

Las personas más vulnerables son las que no se han vacunado. Éstas son las que están siendo hospitalizadas y están falleciendo. Muchas de ellas son jóvenes sin problemas subyacentes. Un estudio realizado en Escocia y publicado en la revista médica The Lancet, sugiere que la variante Delta duplica el riesgo de hospitalización comparado con el virus Alfa (que es el original) en los que no están vacunados. Mientras que 28 días después de completar la vacunación, las personas tenían una protección de un 79% de infección si habían recibido la vacuna Pfizer.

Como explicó el Dr. Anthony Fauci, “Los estadounidenses tienen ocho veces más probabilidades de contraer el coronavirus si no están vacunados y 25 veces más probabilidades de ser hospitalizados o de morir”. Explicó que “Un punto importante a mencionar es que el mayor porcentaje de personas que se vacunan, incluso con un alto grado de protección, es que el número absoluto de infecciones irruptivas (infecciones a pesar de haber recibido la vacuna) puede parecer alto”, pero que “Ese no es el número crítico. El número crítico es cuál es la proporción de personas vacunadas que, de hecho, están contrayendo infecciones irruptivas. Y ese es el crítico”.

O, dicho de otra manera, más del 99.9% de las personas que completan sus vacunas contra el COVID-19 no tienen casos severos, ni requieren hospitalización, ni mueren a consecuencia de la infección. Aunque 6,500 casos de infecciones irruptivas pueden parecer muchas, eso significa que “menos del 0.004% de las personas que completaron sus vacunas tuvieron casos que las llevó a requerir hospitalización y de ellas menos del 0.001% murieron a causa de este virus. Y de estos casos, las tres cuartas partes se reportaron en personas mayores de 65 años. 

¿Qué puedes hacer para protegerte y para proteger a tu familia?

Si no te has vacunado y tienes la oportunidad, vacúnate lo antes posible y anima a otros miembros de tu familia, a tus amigos, a tus colegas de trabajo, a tus vecinos, a otras personas en tu comunidad, a todas las personas que puedas, a que se vacunen. Necesitamos que todas las personas se vacunen a nivel local, estatal, nacional y mundial. Esa es la mejor forma en que podremos controlar la pandemia.

En cuanto al uso de las mascarillas, en especial en interiores, definitivamente ayuda a reducir la transmisión de este virus que se puede diseminar a través del aire, inhalando las gotitas microscópicas que emite una persona infectada. A medida que más personas se vacunen en todo el mundo, se requerirá menos el uso de otros métodos de mitigación como el uso de mascarillas. 

En este momento aún no se aprueban las vacunas para los menores de 12 años. Y siempre que haya alguna persona con problemas médicos que debiliten su sistema inmunitario o de defensa, aunque esté vacunada, se debe proteger y debemos protegerla usando mascarillas.

El mensaje, independientemente de la variante que se trate, es el mismo. La mejor arma para protegernos actualmente es la vacuna. Si tienes dudas, consulta a tu médico. Ayudemos a controlar la pandemia.

Sobre la Dra. Aliza  

Aliza A. Lifshitz, conocida por su amplia trayectoria en los medios hispanos como la Dra. Aliza, es la experta de salud de la cadena de televisión educativa para la comunidad hispana HITN.  En HITN es anfitriona del bloque diario de programación Vida y Salud, un espacio en el que comparte información y herramientas a los hispanos para llevar vidas más saludables y comunicarse mejor con sus doctores.