NY autoriza tercera dosis contra Covid-19 a ciertos pacientes

El estado sigue los lineamientos de los CDC para personas con el sistema inmunológico comprometido

Las personas con sistemas inmunodeprimidos de moderados a graves constituyen un 3% entre la población adulta, según los CDC
Las personas con sistemas inmunodeprimidos de moderados a graves constituyen un 3% entre la población adulta, según los CDC
Foto: Octavio Jones / Getty Images

Como una manera de garantizar que los neoyorquinos más vulnerables estén protegidos contra el Covid-19 y la variante Delta, el gobernador Andrew Cuomo anunció este lunes que el Departamento de Salud autorizó una tercera dosis de la vacuna para quienes  presenten sistemas inmunológicos comprometidos, siguiendo la recomendación que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades lanzaron la semana pasada.

Según los CDC, las personas con sistemas inmunodeprimidos de moderados a graves constituyen sólo un 3% entre la población adulta, pero son especialmente vulnerables al Covid-19 porque tienen un mayor riesgo de sufrir una enfermedad grave y prolongada.

En este grupo se incluye a quienes han estado recibiendo tratamiento contra el cáncer, se han realizado un trasplante de órganos, llevan un tratamiento con corticosteroides en dosis altas o sufren una infección por VIH, entre otros.

“Si bien hemos logrado un gran progreso en la vacunación de los neoyorquinos, esta pandemia está lejos de terminar y se debe hacer más”, dijo el comisionado de Salud del estado Dr. Howard Zucker. “Los datos y la ciencia nos dicen que lograr que más personas se vacunen tan rápido como sea posible es la mejor manera de mantener a las personas seguras, prevenir nuevas mutaciones y permitirnos reanudar nuestras rutinas diarias. Este mandato ayudará a cerrar la brecha de vacunación y reducir la propagación de la variante Delta”.

Los neoyorquinos elegibles pueden recibir su tercera dosis 28 días después de completar su serie de vacunas de dos dosis.

Inmunización obligatoria

Cuomo también anunció que todos los trabajadores de la salud en el estado de Nueva York, incluido el personal de hospitales e instalaciones de atención a largo plazo (LTCF), que abarcan los hogares de ancianos, la atención de adultos y otros entornos de atención colectiva, deberán vacunarse contra Covid-19 antes del lunes 27 de septiembre.

El Departamento de Salud del Estado emitirá órdenes que requieren que todos los hospitales, LTCF y hogares de ancianos desarrollen e implementen una política que exija las vacunas de los empleados, con excepciones limitadas para aquellos con razones religiosas o médicas.

Hasta la fecha, el 75% de los aproximadamente 450,000 trabajadores de hospitales del estado, el 74% de los 30,000 trabajadores de centros de atención para adultos del estado y el 68% de los 145,500 trabajadores de hogares de ancianos del estado han completado su serie de vacunas.

“La variante Delta se está extendiendo por todo el país y por Nueva York; los nuevos positivos diarios aumentaron más del 1000% durante las últimas seis semanas, y más del 80 por ciento de los positivos recientes en el estado de Nueva York están vinculados a la variante Delta”, indicó el gobernador. “Ahora debemos actuar de nuevo para detener la propagación”.

Quiénes son elegibles

Actualmente, los CDC recomiendan que las personas inmunodeprimidas de moderada a grave reciban una dosis adicional, incluidos quienes:

  • Han estado recibiendo tratamiento activo contra el cáncer para tumores o cánceres de la sangre;
  • Han recibido un trasplante de órgano y están tomando medicamentos para inhibir el sistema inmunológico;
  • Han recibido un trasplante de células madre en los últimos 2 años o están tomando medicamentos para inhibir el sistema inmunológico;
  • Sufren inmunodeficiencia primaria moderada o grave (como el síndrome de DiGeorge, el síndrome de Wiskott-Aldrich);
  • Sufren infección por VIH avanzada o no tratada;
  • Tienen un tratamiento activo con corticosteroides en dosis altas, quimioterapia contra el cáncer que causa una inmunosupresión severa u otros medicamentos que pueden inhibir su respuesta inmunológica.

Las autoridades recomiendan que los neoyorquinos se comuniquen con su proveedor de atención médica para saber si es apropiado para ellos recibir una dosis adicional.