Estados Unidos llevó a cabo su primer ataque de represalia en Afganistán desde el ataque al aeropuerto de Kabul

Estados Unidos advirtió urgentemente a los estadounidenses que estén en las puertas del aeropuerto de Kabul, que se vayan de inmediato

La foto de archivo muestra un ataque aéreo contra militantes del Estado Islámico (EI) en Nangarhar, el 14 de abril de 2017.
La foto de archivo muestra un ataque aéreo contra militantes del Estado Islámico (EI) en Nangarhar, el 14 de abril de 2017.
Foto: NOORULLAH SHIRZADA / AFP / Getty Images

El ejército de Estados Unidos anunció su primer ataque de represalia en Afganistán, desde que un ataque en el aeropuerto de Kabul el jueves mató a a alrededor de 170 personas, además de causar la muerte de 13 militares estadounidense

Las autoridades de Estados Unidos nuevamente advirtieron a los estadounidenses que se encuentran en Afganistán que abandonaran las entradas del aeropuerto de Kabul, debido a amenazas a la seguridad, según The New York Times.

“Las fuerzas militares de Estados Unidos llevaron a cabo una operación antiterrorista sobre el horizonte hoy contra un planificador de ISIS-K”, dijo el capitán Bill Urban, portavoz del Comando Central de EE.UU., en un comunicado, refiriéndose a la organización terrorista afiliada del Estado Islámico (ISIS) en Afganistán, también conocida como Estado Islámico Khorasan, que se atribuyó la responsabilidad del ataque del jueves.

“El ataque aéreo no tripulado ocurrió en la provincia de Nangahar en Afganistán”, dijo el Capitán Urban. “Los primeros indicios son que matamos al objetivo. No sabemos que haya víctimas civiles”.

Actuando rápidamente sobre la promesa del presidente Joe Biden de tomar represalias por el mortal atentado suicida en el aeropuerto de Kabul, el ejército de Estados Unidos dijo que utilizó un ataque con un dron para matar a un miembro del grupo afgano del grupo Estado Islámico en Afganistán el sábado.

El ataque contra un miembro de ISIS-K en la provincia de Nangarhar se produjo en medio de lo que la Casa Blanca denominó indicios de que el Estado Islámico planeaba atacar nuevamente a medida que la evacuación del aeropuerto de Kabul liderada por Estados Unidos avanza hacia sus últimos días, según The Associated Press.

Biden autorizó el ataque con drones y fue ordenado por el secretario de Defensa Lloyd Austin, dijo un funcionario de defensa, que habló bajo condición de anonimato a AP, para proporcionar detalles que aún no se han anunciado públicamente.

Biden ha fijado el martes como fecha límite para completar la evacuación y la salida del Ejército de Estados Unidos de Afganistán.

El ataque en el aeropuerto de Kabul fue uno de los más mortíferos en las casi dos décadas desde la invasión liderada por Estados Unidos.

Los funcionarios estadounidenses creen que “es probable otro ataque terrorista en Kabul”, dijo el viernes por la tarde la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki. “La amenaza continúa y está activa. Nuestras tropas todavía están en peligro”.

El ataque aéreo de Estados Unidos contra un “un planificador de ISIS-K” siguió a los agudos comentarios del presidente Biden desde la Casa Blanca el jueves, cuando se comprometió a “cazar” a los terroristas que se atribuyeron el mérito del atentado.

“Para aquellos que llevaron a cabo este ataque, así como para cualquiera que desee daño a Estados Unidos, sepan esto: no perdonaremos”, dijo Biden, utilizando un lenguaje que tenía ecos sombríos de las advertencias que hizo el presidente George W. Bush después de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001.

Una advertencia de la embajada de Estados Unidos en Afganistán dijo que los ciudadanos estadounidenses en el aeropuerto de Kabul “que se encuentran en la puerta de la Abadía, la puerta este, la puerta norte o la puerta del Nuevo Ministerio del Interior ahora deben irse de inmediato”.