Sexo “salvaje”: Qué hacer cuando tu pareja es torpe en la cama

Hay que admitir que, en la vida real, la intimidad dista mucho de parecerse a la escena de una película donde las velas, las caricias y el placer están siempre presentes en el sexo

Sexo “salvaje”: Qué hacer cuando tu pareja es torpe en la cama
Foto: Shutterstock

Cuando el sexo “salvaje” no es salvaje porque sea particularmente placentero, sino porque parece que tú y tu pareja no se ponen de acuerdo entre las sábanas, es momento de tomar cartas en el asunto. ¿Qué puedes hacer cuando tu pareja es torpe en la cama? Una experta en encuentros íntimos comparte sus recomendaciones.

No critiques todo

La doctora Rebecca Johannsen es miembro de la Asociación de Profesionales de la Intimidad y habló con Well+Good sobre sus consejos para que una pareja en la que uno de los dos miembros no es precisamente hábil en su desempeño sexual, encuentre comodidad, relajación y placer entre las sábanas.

“No hay una forma incorrecta de hacerlo”, dice la especialista. Las expresiones sexuales pueden ser muchas y muy variadas, así que trata de elogiar honestamente lo que tu pareja hace bien y no critiques todo lo que hace en la cama. Esta actitud puede ayudar a tranquilizarle y relajarle, y a que el encuentro sea menos incómodo para ambos.

Recuerda que detrás de un encuentro sexual ansioso, apresurado y lleno de estrés, existe la inseguridad de una persona que duda sobre su desempeño, su cuerpo o que teme a las reacciones de la otra persona. Así que la torpeza los involucra los dos.

Observa lo que dice con su cuerpo

El lenguaje no verbal es fundamental en la comunicación humana, y con mayor razón en la intimidad sexual. Johannsen sugiere que las cosas que a veces no nos atrevemos a hablar de frente y directamente pueden influir negativamente en nuestra intimidad. Así que si están teniendo un acto sexual torpe puedes observar lo que su cuerpo te está diciendo y abrir la conversación claramente, pero sin juicios y sin ganas de pelear.

Por ejemplo, si tu pareja no hace contacto visual contigo durante el encuentro o notas que está distante o distraído y eso lo hace cometer torpezas, entonces puedes expresarle lo que estás percibiendo y preguntarle cómo está y por qué parece estar apartado. Y entonces escuchar sin estar a la defensiva.

Hablen

El punto anterior está relacionado con este consejo de Johannsen: no hay mejor manera de entender lo que la otra persona espera, o lo que le gusta o no, que hablándolo. Incluso durante las relaciones sexuales pueden hacer una pausa y conversar para después reiniciar con mayor comodidad.

“Cuando sientes que puedes entender claramente de dónde viene una persona y puedes ser abierto y honesto con ella en tu comunicación, eso también te llevará a una conexión física más profunda“, aseguró la experta a la publicación.

No se trata de tener una sesión de psicoanálisis con tu pareja, pero sí de saber cómo se encuentra emocional y físicamente para reducir el estrés del encuentro. Y si no quieren tener una conversación tan profunda en ese momento pueden limitarse a expresar lo que los excita y cómo quieren ser tocados en el encuentro.

Míralo por el lado amable

Un poco de humor ayuda a disolver la tensión en todo momento, y el sexo no es la excepción. Johannsen sugiere que no se tomen el sexo tan en serio y que aligeren su estado de ánimo en la cama. “Estar físicamente desincronizados entre sí es una de las formas en que pueden suceder cosas aparentemente incómodas, pero si eres capaz de tomarlo a la ligera o reírte de la incomodidad, eso puede ayudarte a aceptar el hecho de que el sexo puede ser divertido y disfrutarlo más fácilmente”, asegura Johannsen.


Te puede interesar: