Kamala Harris tiene la más baja aceptación entre los últimos cinco vicepresidentes de EE.UU.

En un reciente sondeo, la ex senadora californiana tuvo 37% de aceptación y 46% de rechazo, considerada una calificación "muy negativa sin precedentes en el seguimiento de encuestas de NBC News"; la popularidad de Biden también ha caído

Kamala Harris, la primera mujer VP en la historia de EE.UU.
Kamala Harris, la primera mujer VP en la historia de EE.UU.
Foto: Ken Cedeno / EPA / EFE

Kamala Harris, quien en enero se convirtió en la mujer de más alto rango político en la historia de EE.UU., está teniendo un bajo nivel de aceptación no visto entre ninguno de los vicepresidentes de las últimas casi tres décadas.

Retrocediendo 28 años en las encuestas de NBC, ningún otro nuevo vicepresidente había tenido una menor popularidad en su primer año en el cargo.

En el último sondeo, el encuestador Bill McInturff señaló que la ex senadora californiana de 56 años tuvo 37% de aceptación y 46% de rechazo, comentando que es una calificación “muy negativa sin precedentes en el seguimiento de encuestas de @NBCNews”.

La encuesta colocó a Harris, quien acaba de culminar una gira por Asia, por debajo de los ex vicepresidentes Al Gore (D), Dick Cheney (R), Joe Biden (D) y Mike Pence (R). También tiene la brecha más grande de “total positivo” versus “total negativo” con menos 9 puntos. A modo de comparación, la brecha de Cheney fue de 23 puntos positivos, aún siendo muy criticado en su momento.

McInturff también destacó la brecha de menos 17 puntos entre opinión “muy positiva” (19%) versus “muy negativa” (36%) de la vicepresidenta dada por los encuestados, casi triplicando el siguiente peor, los 6 puntos negativos de Biden en el primer año del gobierno de Obama (2009).

“Desde que asumió el cargo, Harris ha tenido problemas para emerger. Se le ha encomendado el trabajo de arreglar la inmigración (…) y de impulsar la reforma electoral, pero ambos están estancados”, escribió el miércoles en Washington Examiner el columnista Paul Bedard.

Biden también ha sufrido una caída en su popularidad en las últimas semanas. Según analistas, ello es debido al repunte del coronavirus, la inflación y, ahora, la caótica retirada de las tropas estadounidenses de Afganistán.

Popularidad de los vicepresidentes de EE.UU. desde 1993.