Legislatura estatal de Nueva York realiza sesión extraordinaria para extender la moratoria de desalojos hasta enero del 2022

La ley que evita que los inquilinos sean sacados de sus viviendas por no poder pagar la renta debido a la crisis del COVID-19 venció el 31 de agosto

Se estima que más de 830,000 familias en el estado enfrentan problemas por haberse retrasado en el pago de sus alquileres.
Se estima que más de 830,000 familias en el estado enfrentan problemas por haberse retrasado en el pago de sus alquileres.
Foto: Spencer Platt / Getty Images

Un día después que venciera la moratoria de desalojos en Nueva York el pasado 31 de agosto, que evitaba que los inquilinos con pagos de alquileres retrasados por haber perdido sus ingresos debido a la crisis del COVID-19 fueran sacados de sus hogares, este miércoles la Legislatura estatal realizó una sesión extraordinaria para extender la medida hasta enero del 2022, luego que fuera convocada por la gobernadora Kathy Hochul.

En medio de lo que se considera puede ser una de las crisis de vivienda más grandes en la historia de Nueva York debido a la pandemia, el martes en la tarde Hochul llamó a la sesión especial en el Capitolio en Albany para que discutiera y aprobara la extensión.

“De conformidad con el poder que me confiere el Artículo 4, Sección 3 de la Constitución, por la presente convoco al Senado y a la Asamblea del estado de Nueva York a una sesión extraordinaria que comenzará mañana (este miércoles)”, dijo la Gobernadora.

Se estima que más de 830,000 familias en el estado enfrentan problemas por haberse retrasado en el pago de sus alquileres, según un análisis de los datos del Censo realizado por el ‘National Equity Atlas’, una organización sin fines de lucro que estudia las disparidades raciales y económicas.

“Mi objetivo es expandir la moratoria de desalojo con la expansión de los programas de asistencia de alquiler desde hoy hasta el 15 de enero”, dijo Hochul, agregando que también sabemos “que los propietarios están luchando y debemos asegurarnos de que las pequeñas empresas también estén protegidas”.

Para ayudar a solucionar de alguna manera esta crisis de impago de alquileres, se destinaron $2.7 mil millones de dólares del plan de alivio federal para ayudar a los inquilinos de bajos ingresos a pagar el alquiler vencido, y de esta manera poder quedarse en sus casas. Sin embargo, arrendatarios, caseros y activistas acusan al Estado de ser increíblemente lento en el proceso de desembolsar el dinero, con solo $200 millones liberados hasta ahora. Además, critican que el proceso de solicitud ha sido confuso para propietarios e inquilinos.

Se esperaba que los legisladores neoyorquinos aprobaran la extensión de la moratoria de desalojos con algunas modificaciones a la ley original, después de que la Corte Suprema de Justicia derogara hace varias semanas una parte clave de esa legislación estatal, y por eso en esta ocasión incluyerían cambios para que así cumpliera con el fallo del Máximo Tribunal, que se había puesto del lado de los propietarios.

Y es que según la moratoria original, los inquilinos podían obtener protección contra el desalojo si presentaban un formulario diciendo que habían sufrido dificultades financieras, como la pérdida de ingresos. Pero los propietarios dijeron que no tenían forma de desafiar esos formularios, argumentando que algunos inquilinos podrían estar usándolos para permanecer en sus hogares sin pagar el alquiler a pesar de que tenían la capacidad de hacerlo.

Es por ello que con la modificación de la nueva moratoria, ahora los propietarios sí pueden impugnar los reclamos en los tribunales.

A la luz del fallo de la Corte Suprema de anular la moratoria federal de desalojos, la mayoría del Senado está tomando medidas para ajustar y extender la moratoria de desalojos del estado para garantizar que miles de neoyorquinos estén protegidos de perder sus hogares y al mismo tiempo ayudar a los pequeños propietarios “, dijo la líder de la mayoría del Senado, Andrea Stewart-Cousins.

“Continuaremos luchando para mantener a las personas en sus hogares y garantizar que todas las personas que califiquen para estas protecciones las reciban. El Gobierno de Nueva York debe trabajar de manera eficaz para abordar las necesidades de los neoyorquinos”, agrego la líder de la Cámara Alta.

Precisamente, la semana pasada el Máximo Tribuna también rechazó la moratoria federal de desalojos de la Administración Biden, por lo cual la única protección que ahora existe en Nueva York es la ley estatal.