Migraña: 8 factores alimenticios desecadenantes a evitar

La migraña se presenta en forma e cefaleas intensas, acompañadas de náuseas, sensibilidad a la luz y sonido. Existen factores relacionados con el estilo de vida considerados desencadenantes, al igual que ciertos alimentos ricos en tiramina, nitritos, nitratos y otros

segurar un descanso de calidad, un buen manejo del estrés, conservar la adecuada hidratación y seguir una alimentación natural, son factores que disminuyen el riesgo de sufrir migrañas.
segurar un descanso de calidad, un buen manejo del estrés, conservar la adecuada hidratación y seguir una alimentación natural, son factores que disminuyen el riesgo de sufrir migrañas.
Foto: Imagen de StockSnap en Pixabay / Pixabay

Las personas que padecen migraña, normalmente tienen muy claros los desecandenantes comunes como: el estrés, la deshidratación, los cambios hormonales y la mala calidad de sueño. La migraña se caracteriza por la existencia de episodios más o menos frecuentes de dolor de cabeza (generalmente de un solo lado), que duran entre 4 y 72 horas y que suelen ser de intensidad fuerte a extremadamente intensa. Es bien sabido que existen alimentos y bebidas que también juegan un papel protagónico en estos potentes dolores de cabeza. La migraña, es una cefalea de intensidad variada que usualmente viene acompañada de náuseas, sensibilidad a la luz y el sonido. Los episodios en muchas ocasiones se sienten como un dolor pulsátil únicamente en un lado de la cabeza y la realidad es que suelen ser completamente debilitantes. Si bien, el consumo de medicamentos preventivos, analgésicos y la adecuada supervisión médica son aspectos primordiales en el control de las migrañas; la calidad de la alimentación también lo es.

A la fecha, la relación entre la comida y la migraña no está clara y, desafortunadamente, ningún factor puede estar directamente relacionado con sus ataques. Dicho esto, existe evidencia científica que sugiere que ciertos alimentos pueden desencadenar migrañas. Además, se cuenta con referencias interesantes al respecto en las cuales cerca del 27% de las personas que experimentan migrañas creen que determinados alimentos desecacadenan los episodios. Con base en ello, nos dimos a la tarea de recopilar los 8 factores relacionados con los hábitos dietéticos que suelen activar los episodios de migraña.

1. Exceso de café

En muchas ocasiones las personas que aman el café, no se dan cuenta que tienden a consumirlo en exceso, de hecho es un hábito que se ha relacionado activamente con algunas consecuencias negativas para la salud. Si bien el café es una poderosa bebida repleta en antioxidantes, los expertos en salud enfatizan en la importancia de consumirlo en cantidades moderadas (no más de 4 tazas al día). Se cuenta con un trabajo de investigación muy interesante al respecto, el cual muestra que el consumo excesivo de cafeína puede desencadenar migrañas, además. A esto se suman las revelaciones de otros estudios, en los que se ha comprobado que limitar el consumo de café puede ayudar a reducir las migrañas. De acuerdo con los expertos, para quienes no puedan sobrevivir sin una taza de café para iniciar el día es muy importante que se limiten a menos de dos tazas por día.

2. Vino Tinto

Uno de los principales detonantes comunes de la migraña, es el consumo de bebidas alcohólicas. El doctor Frederick G. Freitag, especialista en dolores de cabeza y profesor asociado en el Colegio de Medicina de Wisconsin, declaró para Chicago Tribune que una de las peores bebidas para las migrañas es el vino tinto. La principal razón se asocia con su contenido en taninos que son sustancias que aumentan el riesgo de padecer migrañas, también influyen otras dos sustancias la tiramina y la histamina, son aminoácidos que se produce por el proceso de fermentación del vino. Según un estudio publicado en European Journal of Neurology, realizado en 2.197 pacientes que experimentaron migrañas, las bebidas alcohólicas resultaron ser el desencadenante más relevante, en un 35,6% de los participantes. Y de todos ellos, el vino tinto el peor.

3. Quesos añejos

No todos los quesos tienen el mismo efecto sobre la migraña, de tal modo que los principales detonantes son los añejos. Estas variantes se caracterizan por tener un período de curación igual o superior a los 12 meses, también son conocidos como quesos madurados; por lo general su consistencia es dura, son de sabor concentrado y salado. Una vez más el culpable es la tiramina, es un aminoácido vaso-activo que se encuentra en algunos alimentos como los quesos añejo, las nueces, el hígado de pollo, y los arenques. Es un producto que se obtiene al convertir la tirosina (aminoácido presente en muchas proteínas) en epinefrina (hormona activa producida internamente en la glándula adrenal). Produce dolor de cabeza, al desencadenar una reacción en cadena que resulta en las causas más comunes de dolor de cabeza: la vasoconstricción cerebral, seguida por la dilatación de los vasos sanguíneos en la cabeza. Por lo tanto una buena medida es evitar el queso azul, brie, cheddar, suizo, feta y mozzarella.

4. Chocolate

El chocolate oscuro, en específico las versiones elaboradas con más del 70% de cacao puro y sin endulzar, se considera un poderoso alimento estimulante de los niveles de energía y un alimento rico en poderosos antioxidantes. Sin embargo, el chocolate amargo es rico en tiramina que puede desencadenar jaquecas en personas sensibles a ella, especialmente cuando se abusa. Según, un estudio reciente, en comparación con un placebo, el chocolate desencadenó migraña en el 42% de los participantes.

5. Frutas cítricas

No queremos que este punto se mal interprete, ya que la fruta fresca es una excelente manera de evitar las migrañas y mantenerse saludable. Son hidratantes, ricas en antioxidantes, vitaminas y minerales. Sin embargo, los especialistas recomiendan tener especial cuidado con las frutas cítricas, la principal razón es que son ricas en histaminas, de manera que conviene moderar su consumo en quienes son propensos a padecer cefaleas. En muchos casos, el habitual consumo de cítricos en invierno se asocia con un efecto vasodilatador que provoca dolores de cabeza intensos. Si bien es un efecto que puede no darse en todas las personas, resulta conveniente estar alertas y rastrear los alimentos que se consumieron durante los episodios de migrañas.

6. Aspartamo y otros edulcorantes artificiales

Un excesivo consumo de azúcar se asocia con una larga lista de alteraciones en la salud, entre las que se destaca un mayor riesgo de hipertensión, diabetes, obesidad, depresión y alteraciones cardíacas. Sin embargo, aunque no contengan calorías las alternativas de endulcorantes artificiales son igual o más nocivas para la salud. Y de manera particular, resultan un activo detonante de las migrañas. De acuerdo con las investigaciones, los edulcorantes artificiales como el aspartamo que se encuentran comúnmente en productos como la Coca-Cola Light y una larga lista de bebidas sin calorías pueden aumentar el riesgo de migrañas.

7. Carnes procesadas y curadas

En los últimos meses todo se ha dicho sobre las devastadoras consecuencias de un alto consumo de carnes procesadas, piensa en productos como las salchichas, tocino, embutidos, jamón y fiambres. Se han relacionado con un mayor riesgo de hipertensión, afeccionas cardiovasculares, obesidad y migrañas, la razón principal es que a menudo incluyen nitritos y nitratos. Estas sustancias son consideradas desencadenantes de migraña y se encuentran en todas las carnes procesadas con el objetivo de preservar su color, sabor y tiempo de vida. Un estudio encontró que el 5% de los sujetos con antecedentes de migraña eran estadísticamente más propensos a experimentar dolor de cabeza los días que consumían nitritos.

8. Frutos secos y algunas semillas

Si bien, la amplia gama de frutos secos y semillas son una magnífica adición en toda dieta saludable: son saciantes, contienen poderosos nutrientes y grasas saludables. Para las personas que sufren de migrañas recurrentes, productos como las almendras, los cacahuetes y muchas otras nueces y semillas deberán de evitarse y la razón principal es su contenido en tiramina. Como todos los desencadenantes, no todas las personas que padecen migrañas son sensibles a los frutos secos, por lo tanto vale la pena monitorear su consumo.

Te puede interesar: