Alcalde De Blasio anuncia plan de emergencia para aliviar condiciones ‘infernales’ en cárcel Rikers Island

Doce legisladores que visitaron el centro penitenciario este lunes lo calificaron como la "isla del terror" por las condiciones de hacinamiento y falta de servicios

Organizaciones denuncian que en el complejo penintenciario más grande la Gran Manzana hay una "sobrepoblación"  de internos.
Organizaciones denuncian que en el complejo penintenciario más grande la Gran Manzana hay una "sobrepoblación" de internos.
Foto: Getty Images / Getty Images

A solo horas que una comisión de 12 legisladores estatales de Nueva York declararan haber sido testigos de  un “infierno de hacinamiento y de falta de atención médica” en la cárcel de Rikers Island, el alcalde Bill de Blasio firmó este martes una orden de emergencia para ejecutar un plan de acciones en el centro penitenciario más grande la Gran Manzana.

El mandatario municipal también pidió acciones a todo el sistema judicial, la revisión inmediata de 500 casos de internos no violentos que podrían tener beneficios procesales como la libertad supervisada y la promulgación de la ley estatal ‘Menos y Más’.

“En la Ciudad estamos tomando medidas para poner más oficiales y mejorar los servicios en los penales, pero eso debe ir a la par de reformas más profundas, para reducir el número de neoyorquinos encarcelados ”, dijo De Blasio. 

La ruta planteada incluye ajustar la dotación de personal en los tribunales, cambiando a oficiales del Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York (NYPD) para ayudar a operar los tribunales, lo que permitirá que parte del personal del Departamento de Corrección (DOC) vuelva a trabajar en ‘Rikers’.

Además se anuncia la ampliación de la capacidad de evaluación médica y se prometen contrataciones aceleradas para realizar reparaciones y limpiar el recinto carcelario que fue calificado por el equipo de asambleístas como la “isla del terror”.

Un interno trató de ahorcarse

El grupo de asambleístas que visitó este lunes el centro penitenciario ubicado en Queens, describió una situación de calamidad de celdas repletas de internos, llenas de basura, con poca atención médica, además de escasa comida, luego que diferentes coaliciones reportaran que más de 500 privados de libertad han hecho algún intento de autolastimarse en los últimos meses. Y nueve se han suicidado en 2021. 

La asambleísta del distrito 34, Jessica González-Rojas, dijo a medios locales que incluso cuando el grupo de legisladores estaba en el interior del penal, un interno trató de ahorcarse en frente de ellos.

En principio, el plan de emergencia del Alcalde no fue bien recibido por organizaciones de defensa de los Derechos Humanos.

Tal es el caso de Tina Luongo, abogada a cargo de la práctica de defensa criminal en The Legal Aid Society,  quien calcula que arreglar esta crisis de múltiples niveles “llevará mucho tiempo”, mientras centenares de personas están en peligro por condiciones peligrosas y descontroladas. 

“El propio alcalde De Blasio, podría aplicar ya el Programa de Liberación Temprana (6A) y liberar de inmediato a más de 250 personas que cumplen menos de un año por delitos de bajo nivel, requiriendo que cumplan el resto de sus sentencias breves en libertad laboral”, concluyó.