Cheques de estímulo y créditos tributarios impidieron que 8.5 millones de estadounidenses cayeran en la pobreza en 2020

Los planes de estímulo impidieron que millones de estadounidenses cayeran en situación de pobreza; a medida que la economía se recupera, la Casa Blanca confía en que más ciudadanos puedan encontrar trabajos bien pagados

La entrega de cheques de estímulo representaron una gran ayuda a los grupos más vulnerables durante la pandemia.
La entrega de cheques de estímulo representaron una gran ayuda a los grupos más vulnerables durante la pandemia.
Foto: Getty Images

Los paquetes de estímulo masivos y las ayudas por desempleo que aplicó el gobierno estadounidense durante la pandemia, permitieron que la pobreza se redujera en general en 2020, publicó el diario El País.

La respuesta de la Administración de Donald Trump a la crisis provocada por el Covid-19, evitó que amplios sectores de la población cayeran en la pobreza, pese a que el índice repuntó levemente, hasta el 11.4%, el año pasado.

Las ayudas gubernamentales rebajaron ese índice hasta el 9.1%, de acuerdo con los últimos datos publicados por la Oficina del Censo de EE UU. La rápida respuesta del Congreso, y la prórroga de las ayudas de desempleo, fueron un salvavidas para millones de estadounidenses con bajos ingresos.

De acuerdo con la información, el ingreso medio de los hogares en 2020 bajó un 2.9%, en comparación con el año previo, por los despidos masivos en el mercado laboral y por el paro de la economía, como consecuencia del confinamiento impuesto por las autoridades.

La Oficina del Censo señala que fue la primera reducción “estadísticamente significativa” en la renta media de los hogares desde 2011. La cifra provocó el aumento provisional del índice de pobreza en 2020, lo que significó unos 3.3 millones más que el año anterior, hasta llegar a 37.2 millones de personas.

Gracias a las ayudas y subsidios del Gobierno desde marzo de 2020, la medida suplementaria de pobreza se redujo al 9.1% el año pasado, frente al 11.8% de 2019. Con lo que 8.5 millones de personas dejaron la condición de pobreza, un logro sin precedentes conseguido en un solo año.

La Oficina destaca que la distribución de cheques de $1,200 dólares para la población de bajos ingresos, sacó de la pobreza a 11.7 millones de personas en 2020 y evitaron que otros 5.5 millones de estadounidenses cayeran en ella.

Se entiende que estar en situación de pobreza es cuando una familia de cuatro integrantes tiene ingresos anuales inferiores a los $26,200 dólares. En 2020 el ingreso medio de los hogares fue de $67,521 dólares, unos $2,000 menos que en 2019.

Conforme se recupera la economía, el gobierno estadounidense confía en que los ciudadanos puedan encontrar trabajos bien pagados que los mantengan a flote por sí mismos. No obstante, persisten marcadas desigualdades y temor de que la recuperación no se recupere al ritmo esperado, ante los contagios registrados por la variante Delta.

Los datos de la ayuda federal en 2020 son para la Casa Blanca el mejor ejemplo, de cómo recursos adicionales pueden significar una diferencia sustancial entre la disminución de la pobreza y una desigualdad extrema.

También te puede interesar:

IRS confirma envío de cheques esta semana a 35 millones de familias bajo “Crédito tributario por hijos” de Biden

Representante demócrata presentó ley para cheques mensuales de $1,200, pero no todos están contentos con la propuesta

Demócratas impulsan reforma fiscal para recaudar dinero y dar dos cheques de estímulo más