Subway: el dueño de una serie de franquicias en California debe $38 millones en salarios a 3,000 trabajadores

Los empleados denuncian a Chirayu Patel, propietario de varias franquicias Subway, de no pagarles horas extras. Además, en las franquicias también se les negó tener pausas para comer y descansar

Las oficinas centrales de Subway no han intervenido en este problema.
Las oficinas centrales de Subway no han intervenido en este problema.
Foto: DANIEL LEAL-OLIVAS / AFP / Getty Images

Casi 3,000 trabajadores de Subway han acusado a un gerente regional de retener hasta $38 millones de dólares en salarios. Los empleados demandan a Chirayu Patel, propietario de varias franquicias en California, por no pagarles horas extras y muchas de las horas que realmente trabajaron.

Según los informes, en las franquicias también se les negó tener pausas para comer y descansar. Ante estas acusaciones, Patel dijo que no podía pagar los salarios exigidos, aunque sí pudo pagar un acuerdo de$550,000 dólares en julio para darle $188 dólares a cada trabajador.

Aunque algunos podrían suponer que las oficinas centrales de Subway intervendrían, eso no sucedió en este caso. Ante esto, un abogado que representa a los franquiciados de la empresa, dijo: “El mensaje general en Subway es que todo se vale”, de acuerdo con información de Mashed.

Este no es el único escándalo en el que se ha visto envuelto Subway en el último mes. Hace apenas once días, una trabajadora fue suspendida porque el franquiciado estaba preocupado por cómo reaccionaría la empresa ante un video de ella luchando contra un ladrón armado en su tienda, una decisión del franquiciado que causó extrañeza en la mayoría de las personas que se enteraron del caso.

Tampoco es el primer escándalo en el que se ve envuelto Patel, ya que, en 2019, se reveló que invitó a todos los franquiciados bajo su supervisión a una reunión donde les informó que debido a que los requisitos financieros para poseer un Subway eran tan bajos, había demasiados franquiciados.

Patel les dijo a sus compañeros franquiciados, que las oficinas centrales de Subway quería enfocarse en los franquiciados más fuertes, y cerraría a los peores. Para determinar qué tiendas sobrevivirían, Patel contrató a inspectores que marcaron violaciones en las sucursales como huellas dactilares en los cristales de las ventanas o bombillas que no funcionaban.

Una vez que estas infracciones menores alcanzaron un cierto número, Patel cerraba la tienda. Obviamente, ninguna de las tiendas de Patel cerró.

Patel tenía la supervisión de los franquiciados de su área porque era un agente de desarrollo de la empresa – al mismo tiempo que franquiciado–, y como agente de desarrollo podía tomar estas decisiones.

–También te puede interesar:

Subway: los populares condimentos, salsas y aderezos que discontinuará en Estados Unidos

Nueva York intenta convencer a más de 550,000 personas con licencias de conducir comerciales que manejen autobuses escolares

Si no se aumenta el tope de la deuda de EE.UU. podrían perderse 6 millones de empleos