Talibanes colgaron el cadáver de un presunto secuestrador en la plaza de una provincia en Afganistán

Los secuestradores habían raptado a un comerciante junto a su hijo, y al ser rescatados por el grupo talibán, asesinaron a los captores y procedieron a exhibir sus cuerpos ahorcados en distintos puntos de Herat

No ha sido el primer episodio en el que han asesinado a secuestradores en Afganistán.
No ha sido el primer episodio en el que han asesinado a secuestradores en Afganistán.
Foto: Paula Bronstein / Getty Images

Las fuerzas talibanes en Afganistán exhibieron públicamente los cuerpos de un grupo de secuestradores que habían sido asesinados luego de que supuestamente raptaran a dos personas en la ciudad de Herat, ubicada al oeste del país.

En una información recogida por CNN, un periodista afirmó que un grupo de cuatro hombres había secuestrado a un comerciante con su hijo en los últimos días, lo que generó la reacción de los talibanes.

El grupo de poder del país pudo liberar al comerciante junto a su hijo y procedieron a matar a los secuestradores. Luego de esto, uno de los cuerpos fue expuesto en una plaza de la localidad, mientras que los otros tres fueron llevados a distintos puntos en donde se veían a los talibanes paseando los cuerpos ahorcados, indicó el periodista junto a otra fuente.

Shir Ahmed Ummar Muhajir, quien se desempeña como vicegobernador de Herat, dijo a un periodista local que cuatro personas habían muerto, y un miembro armado del Emirato Islámico resultó herido tras el enfrentamiento.

Las imágenes difundidas del incidente mostraron a un hombre colgado de una grúa en la plaza central, y la multitud se reunió para ver al cuerpo, informó un testigo a CNN.

Asimismo, un estudiante y activista apuntó que los secuestradores “habían sido baleados durante la operación y luego colgados para que la gente tomara una lección”.

No es la primera vez que ocurren represalias de este tipo contra secuestradores. A principios de septiembre, cuatro supuestos secuestradores de niños habían sido arrojados en una plaza central ubicada en Mazar-i-Sharif. Informes aseguraron que habían muerto durante un tiroteo con los talibanes.

Violaciones de derechos en medio de peticiones de aceptación

En un gobierno que ya está conformado por el grupo talibán, y que ha insistido ser aceptado como miembro de las Naciones Unidas, las políticas de control del poder han generado polémica dentro del territorio y alrededor del mundo.

Las más claras denuncias que han ocurrido por violaciones a los derechos humanos, sobre todo el de las mujeres, quienes han sufrido agresiones desde que los talibanes se apoderaron del país, al punto de unirse en protestas donde han exigido igualdad de derechos; no obstante, estas protestas han sido dispersadas a tiros.

Entretanto, el alto mando talibán ha insistido en que buscarán ser un gobierno inclusivo en el que las mujeres tendrán un papel importante en la sociedad, aunque esto contrasta con reportes de atropellos en su contra, así como la privación del derecho a la educación de jóvenes menores de edad.

Las últimas restricciones impuestas por los talibanes han sido las de limitar los puestos de trabajo de las mujeres en Kabul, y tendrán como uno de los únicos trabajos el de limpiar baños femeninos, de acuerdo con una orden anunciada el pasado domingo por el alcalde interino de la capital afgana, Hamdullah Nohmani.

También te puede interesar:

Talibanes solcitaron participar en la Asamblea General de la ONU

Talibanes niegan que prohibirán el acceso a la educación a las niñas y adolescentes, aunque aún no se les permita ingresar a clases

FBI investiga presunta agresión de refugiados afganos contra una mujer del servicio militar de EE.UU. en Fort Bliss