Talibanes solcitaron participar en la Asamblea General de la ONU

El ministro de Exteriores de los Talibanes, Amir Khan Muttaqi, extendió una misiva al Secretario General para poder tener voz en la Asamblea; sin embargo, su inclusión pudiera tener obstáculos por sus formas de llegar al poder y las sanciones de algunos integrantes del grupo

Es poco probable que la Asamblea General pueda tener una respuesta durante los próximos días.
Es poco probable que la Asamblea General pueda tener una respuesta durante los próximos días.
Foto: Stringer / EFE

El gobierno talibán solicitó la intervención en las reuniones de la Asamblea General de las Naciones Unidas que iniciaron este martes, y que culminarán el 27 de septiembre, aseguró un portavoz de la ONU.

Esta petición fue emitida a través de una carta a la Secretaría General de la ONU enviada por Amir Khan Muttaqi, quien se desempeña como ministro de Exteriores del grupo Talibán.

Aunque el nuevo eje del poder en Afganistán ya envió su solicitud, esto no garantiza que los talibanes puedan tener representantes en las organizaciones de alto rango como las Naciones Unidas, ya que un comité de la Asamblea deberá pronunciarse sobre quién deberá intervenir en nombre de ese país.

Además, es poco probable que esta decisión sea tomada antes de que culmine la Asamblea. Previo a la carta enviada por los talibanes, ONU recibió otra solicitud del actual embajador afgano, Ghulam Isaczai, presentándose como el líder de la delegación afgana en reuniones de alto nivel en los últimos días, reseñó The Associated Press.

De acuerdo con Farhan Haq, portavoz de las Naciones Unidas, estas cartas fueron remitidas al comité de credenciales de la Asamblea General, el cual está conformado por nueve países, incluidos Estados Unidos, Rusia y China, quienes buscan un consenso en este tipo de casos para llegar a una decisión final.

El tema de Afganistán ha sido uno de los más tocados, al menos en el primer día de Asamblea por los líderes de distintos países que han hecho vida en la sede ubicada en Nueva York por el conflicto de su toma en el poder en el país de Oriente Medio, y que perjudicó el proceso de retiro de tropas estadounidenses del país, ordenadas por Joe Biden.

Un camino trabado para contar con el reconocimiento de la ONU

Uno de los grandes obstáculos para este proceso es el reconocimiento que pueda tener de la comunidad internacional como gobierno conformado. Hasta ahora no ha habido una aceptación de su autoridad pese a los contactos de algunos países para organizar las evacuaciones de civiles y facilitar la ayuda humanitaria a ciudadanos.

Además, las sanciones internacionales sobre muchos integrantes de la plana mayor de las fuerzas talibanes representa un inconveniente mayor en la búsqueda por reconocimiento internacional. Entre ellos, el propio ministro de Exteriores, que envió la solicitud al Secretario General.

Durante su anterior toma en el poder, entre 1996 y 2001, la ONU se había negado a reconocer a su gobierno, cediendo la representación de Afganistán al anterior presidente, Burhanuddin Rabbani, asesinado en 2011 por un terrorista suicida.

Pero pese a las trabas que tienen los talibanes para tener un lugar en la Asamblea, el comité de credenciales podría usar un eventual reconocimiento para presionar al grupo para que puede ejercer un gobierno más inclusivo en el que puedan garantizarse los derechos humanos, sobre todo para las mujeres y menores de edad, que aún no saben si podrán tener derecho al trabajo y a la educación.

También te puede interesar:

Talibanes niegan que prohibirán el acceso a la educación a las niñas y adolescentes, aunque aún no se les permita ingresar a clases

Biden rechaza ante la ONU uso de violencia para solucionar conflictos internacionales

Biden ante la ONU instó a tomar medidas contra el cambio climático “rápidamente”