Congreso detiene el cierre de Gobierno al aprobar recursos adicionales a Biden

La Cámara de Representantes avaló el proyecto de ley aprobado esta tarde por el Senado, luego de intensas negociaciones con los republicanos, quienes habían rechazado destinar más fondos a la Administración Biden, pero expertos advirtieron que de no hacerlo podría haber severos daños al país

Se espera que el presidente Biden firme el proyecto de ley de refinanciación del Gobierno.
Se espera que el presidente Biden firme el proyecto de ley de refinanciación del Gobierno.
Foto: Chip Somodevilla / Getty Images

Las dos cámaras aprobaron el proyecto de ley H.R. 5305 que permite fondos adicionales, para evitar el cierre de Gobierno, programado para este jueves a la medianoche.

La propuesta fue aprobada por 65 votos en el Senado y un par de horas después por la Cámara también avaló el plan con 254 votos.

Sin embargo, la financiación a la Administración del presidente Joe Biden es de apenas poco más de dos meses, pues vence al 3 de diciembre, pero se espera que los congresistas entonces aprueben el presupuesto adicional y avancen con el paquete económico de la agenda Build Back Better (Reconstruir Mejor), que incluye los $1.2 billones de dólares para infraestructura y los $3.5 billones para programas sociales bajo el proceso de Reconciliación.

Luego de acuerdos entre demócratas y republicanos, anunciados este miércoles por el líder de la mayoría, Chuck Schumer (Nueva York), el Senado aprobó con 65 votos la propuesta de financiación con algunas enmiendas, incluidos fondos para aliados afganos que son elegibles a una “green card”.

El senador Dick Durbin (Illinois) dijo que la aprobación de los fondos es para evitar suspender pagos de la deuda del Gobierno, la cual se incrementó con el Gobierno de Donald Trump.

“Esto es para pagar la deuda de Trump”, expuso.

Previo a la votación, el senador Schumer criticó las intenciones obstruccionistas de los republicanos, a quienes calificó de intransigentes.

“Cada día que los republicanos continúan con su cínica obstrucción, corren el riesgo de causar un daño irreparable a esta economía”, advirtió. “La última vez que los republicanos jugaron con la fe y el crédito de Estados Unidos, nuestra deuda soberana fue degradada. Esta vez, las consecuencias para las familias estadounidenses podrían ser mucho peores”.

El líder de la minoría, Mitch McConnell (Kentucky), defendió la postura de sus colegas y rechazó un respaldo al incremento de deuda.

“Sobre la financiación del gobierno, lo que los republicanos plantearon desde el principio fue una resolución limpia y continua sin la píldora venenosa de un aumento del límite de la deuda”, defendió McConnell.

La acción legislativa incluye millones de dólares para ayudar a responder a huracanes que azotaron la costa del Golfo y la costa Este, incluido Nueva York.

En conferencia de prensa, la presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi (California), había confíado que se aprobada el proyecto.

“Esperamos que este plan pueda ser un proyecto de ley fuertemente bipartidista, porque mantiene en funcionamiento servicios vitales”, dijo en conferencia de prensa.

El proyecto de ley será enviado de inmediato al presidente Biden para su firma.

¿Y la deuda?

Los congresistas no resolvieron el nuevo techo de deuda para la Administración Biden, por lo que la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, recordó en el Comité de Servicios Financieros de la Cámara que cualquier incumplimiento de la deuda estadounidense causaría un daño irreparable y una posible crisis financiera y recesión.

“No podemos pagar todas las facturas del Gobierno”, reconoció Yellen, quien ha dicho que la Administración Biden se quedará sin efectivo alrededor del 18 de octubre a menos que el Congreso aumente el límite de la deuda federal.

Yellen ha dicho que ha hecho esfuerzos para el pago de la deuda, pero si no hay una ampliación al tope el Gobierno no tendrá fondos suficientes para pagos de la Seguridad Social, incluso intereses adeudados sobre letras, pagarés y bonos del Tesoro.

“Es probable que terminemos con una crisis financiera, ciertamente una recesión”, dijo Yellen.