Chipotle destina $2,000 millones al año para enfrentar escasez de mano de obra en EE.UU.

La franquicia de comida rápida Chipotle, está invirtiendo alrededor de $2,000 millones de dólares al año en mano de obra como parte de la estrategia de retorno de la inversión a largo plazo y para enfrentar la escasez de trabajadores

Chipotle considera que pensar en la mano de obra como un costo es un error.
Chipotle considera que pensar en la mano de obra como un costo es un error.
Foto: Brandon Bell / Getty Images

La escasez de mano de obra nacional ha afectado duramente a las industrias de servicios, según el último reporte de la Oficina de Estadísticas Laborales de EE.UU., 4.3 millones de personas renunciaron a sus trabajos, liderados por empleados de restaurantes y minoristas, lo que ha propiciado que al momento exista un gran número de vacantes disponibles en estos sectores.

Ante esta situación Chipotle está invirtiendo aproximadamente $2,000 millones al año en mano de obra y sus líderes principales dicen que es parte de la estrategia de retorno de la inversión a largo plazo, publicó CNBC.

Para la alta dirección de Chipotle, invertir en un momento de escasez de mano de obra e inflación salarial en las industrias con salarios más bajos, tiene un mensaje para los competidores: pensar en la mano de obra como un costo es un error.

Marissa Andrada, directora de diversidad, inclusión y personas de Chipotle, asegura que la firma ha podido atraer y retener talento haciendo una inversión en los trabajadores desde antes de la pandemia y no como una respuesta repentina a ella.

“Sentimos que las inversiones que hicimos en la gente en los últimos años nos han preparado para la apertura del resto del mundo”, dijo Andrada en la Cumbre @Work de CNBC.

Desde 2019, Chipotle invirtió en beneficios educativos para los trabajadores, y desde entonces los ha extendido a una educación libre de deudas para todos los empleados en lugar de solo el reembolso de la matrícula, siendo este último un modelo de beneficios que, según los expertos en educación, no estaba bien diseñado para personas de bajos ingresos y trabajadores asalariados.

Andrada dijo que la compañía también se apoyó en un servicio de conserjería de atención médica para los empleados y sus familias, y destacó que fue una inversión que se hizo antes de la pandemia.

Por su parte, Jack Hartung, director financiero de Chipotle, comentó que la compañía visualiza que los gerentes en el futuro provendrán del personal de hoy: “Así que cada centavo que gastamos en esa línea laboral, ya sean salarios o beneficios o educación, es una inversión en el futuro, y esa es una forma diferente de pensar en ello”.

Hartung asegura que Chipotle quiere salir de la pandemia más fuerte de lo que entraron: “No queremos simplemente salir adelante, queremos asegurarnos de hacer inversiones que nos hagan más fuertes”.

Hay una diferencia radical entre considerar la mano de obra como un costo operativo, que una organización quiere que sea lo más bajo posible, o visualizarla como una inversión que debe realizarse todos los años como parte de una estrategia de retorno de la inversión a largo plazo, dijo Hartung.

Ya sea una inversión en educación o cualquier otro beneficio para los empleados, una empresa no verá ese retorno necesariamente “el próximo año”, dijo el ejecutivo, pero asegura que el retorno será sostenible.

“Tenemos entre $ 300 millones y $ 400 millones en gastos de capital al año, principalmente en restaurantes. Los salarios y beneficios son una cifra de $2,000 millones cada año”, apuntó el director financiero de Chipotle, “Con el tiempo, tendremos grandes personas y resultados”.

También te puede interesar:

Chipotle aumenta precios en su menú para pagar sueldos más altos a sus empleados

Directores ejecutivos de las cadenas más grandes de comida rápida ganan $5,460 la hora

Encuesta: Más de la mitad de trabajadores de restaurantes sufren abusos por parte de clientes y gerentes