Policía afroamericano de Luisiana que acusó de asesinato a sus colegas fue despedido

Después de que Carl Cavalier hizo del conocimiento público un caso de brutalidad policial, racismo al interior de su departamento en Luisiana e involucró a sus colegas de estar relacionados con la muerte de Ronald Greene, fue despedido

Policía de Luisiana señaló a un par de colegas de estar relacionados con la muerte de Ronald Greene.
Policía de Luisiana señaló a un par de colegas de estar relacionados con la muerte de Ronald Greene.
Foto: Sean Gardner / Getty Images

“Ahí hay asesinos. Hay gente que está de acuerdo con que los asesinos estén en el trabajo”, fueron las fuertes declaraciones que dio el oficial Carl Cavalier en una entrevista ofrecida el pasado mes de junio sobre el caso de la muerte de Ronald Greene, un hombre afroamericano que perdió la vida después se ser severamente golpeado cuando se encontraba bajo custodia policial.

Aunque los primeros reportes de parte de la policía de Luisiana señalaron que Ronald Greene murió en un accidente de automovilístico, la historia cambió cuando salió a la luz pública un video de las cámaras corporales.

Los videos del 2019 muestran que Ronald Greene no solo no murió como indicó la Policía Estatal de Luisiana (LSP), en un accidente automovilístico, sino que fue severamente golpeado y pateado por los agentes de la misma corporación antes de morir.

Carl Cavalier no pudo evitar guardar silencio ante la filtración del video y dijo en su momento que consideraba que el caso debía llevar al arresto al ex jefe de la Policía Estatal de Luisiana, así como a los implicados quienes seguían patrullando las calles, desde entonces el oficial no ha dejado de hacer declaraciones al respecto.

Si bien el portavoz de la policía estatal de Luisiana, Melissa Matey, reveló al Washington Post que el oficial Carl Cavalier seguía formando parte del equipo, éste ha revelado a CNN que fue despedido.

El exempleado de la policía reveló que recibió una carta de despido la semana pasada del superintendente de la policía estatal, Lamar Davis, en la que se le hace saber que violó las políticas de procedimientos del departamento sobre “Declaración pública”, “Ordenes legales”, “Lealtad al Departamento”, “Difusión de información”, “Búsqueda de publicidad” y “Conducta impropia de un oficial”.

Tras su despido, Carl Cavalier presentó una demanda en contra de la Policía Estatal de Luisiana en la que aseguró que durante años fue acosado y discriminado por sus superiores, además de que todas sus quejas fueron ignoradas.

Te puede interesar:

Tiroteo en partido de futbol americano en escuela de Alabama deja cuatro heridos