Hipertensión: las tres mejores bebidas para disminuirla de manera natural y muy efectiva

La presión arterial alta a largo plazo suele derivarse en daños al corazón y otros órganos como el cerebro, riñones y ojos. Reducir y controlar la hipertensión a través del consumo de remedios naturales sencillos y deliciosos como: té verde, jugo de granada y ciruela pasa, es un poderosos aliado que además previene otras complicaciones

De acuerdo con los expertos el consumo de estas bebidas ricas en antioxidantes con propiedades antiinflamatorias, es una magnífica adición dietética en el control de la hipertensión.
De acuerdo con los expertos el consumo de estas bebidas ricas en antioxidantes con propiedades antiinflamatorias, es una magnífica adición dietética en el control de la hipertensión.
Foto: Imagen de RitaE en Pixabay / Pixabay

La hipertensión es un enemigo silencioso, pero de diagnóstico muy recurrente en la sociedad moderna. No en vano se estima que 1 de cada 3 estadounidenses padecen de presión arterial alta. Desafortunadamente, si no se trata, aumenta el riesgo de problemas graves como ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares. Es uno de los conceptos de salud más importantes a controlar, sobre todo en los adultos mayores de 40 años. Si bien se relaciona con varias causas, es bien sabido que el estilo de vida, los hábitos cotidianos y la calidad de la alimentación juegan un papel fundamental. Por fortuna hoy en día existen extraordinarios aliados naturales son un grandioso y seguro complemento para reducir la presión arterial alta. El día de hoy hablaremos sobre las 3 bebidas que actualmente son consideradas los mejores aliados naturales, brillan por su poderoso contenido en antioxidantes.

Tenemos buenas noticias para los amantes del té, existen diversas referencias científicas en las que se avalan las bondades del té para ayudar a reducir la presión arterial. De manera específica, se ha comprobado que la ingesta a largo plazo de té negro y té verde puede reducir la presión arterial sistólica y diastólica. Aunque se ha demostrado que la reducción de la presión arterial es más significativa en el té verde.

Se cuenta con un nuevo estudio de la Universidad de California en Irvine, en el cual se confirman las propiedades antihipertensivas de los compuestos del té verde y negro, es decir que tienen el poder de relajar los vasos sanguíneos al activar las proteínas de los canales iónicos en las paredes de estos vasos. El descubrimiento podría conducir al diseño de nuevos medicamentos para bajar la presión arterial.

Los resultados de la investigación revelaron que dos compuestos flavonoides de tipo catequina: galato de epicatequina y galato de epigalocatequina-3 que se encuentran en el té, activan cada uno un tipo específico de proteína de canal iónico llamada KCNQ5, que permite que los iones de potasio se difundan fuera de las células para reducir la excitabilidad celular. Como KCNQ5 se encuentra en el músculo liso que recubre los vasos sanguíneos, también se predijo que la activación que causan las catequinas relajan los vasos sanguíneos.

Existen otras dos bebidas que últimamente la ciencia ha puesto en la mira: el jugo de ciruela pasa y granada, que se han posicionado como las mejores alternativas naturales para las personas que sufren de presión arterial alta. De acuerdo con un estudio publicado en la Biblioteca Nacional de Medicina, los investigadores encontraron una reducción “significativa” de la presión arterial entre las personas que consumían una dosis única de tres ciruelas pasas al día. La principal razón de sus beneficios se relaciona con el contenido en potasio de las ciruelas, que es bueno para el control de la presión arterial de dos formas: ayuda al cuerpo a eliminar el sodio a través de la orina y disminuye la tensión en las paredes de los vasos sanguíneos.

Complementariamente, en otro estudio, los investigadores informaron que consumir jugo de granada puede ayudar a reducir la presión arterial sistólica y diastólica. Un estudio dirigido por la Universidad de Shahrekord obtuvo como resultado que las personas con hipertensión, o presión arterial alta, mostraran una reducción significativa de la presión arterial después de consumir 5 onzas (150 ml) de jugo de granada al día, durante dos semanas. Mientras que otros estudios han encontrado efectos similares, especialmente para la presión arterial sistólica, que es el número más alto en una lectura de presión arterial.

El secreto para obtener los beneficios de estos jugos es considerar versiones naturales y orgánicas, pero sobre todo que no contengan ningún tipo de azúcares agregados, ya que esto podría ser perjudicial para la salud en otros aspectos.

De acuerdo con el Servicio Nacional de Salud (NHS): “Hacer cambios saludables en el estilo de vida a veces puede ayudar a reducir las probabilidades de tener presión arterial alta y también a equilibrarla en caso de padecer niveles altos. Es indispensable crear mayor consciencia y saber que la dieta es uno de los tratamientos más eficaces para la hipertensión arterial. Es el mejor aliado, en complemento con la adecuada supervisión médica.

Complementario a ello existen otras medidas que es fundamental tener en cuenta: realizar actividad física, evitar el tabaquismo, un alto consumo de alcohol y los altos niveles de estrés. También es esencial limitar el consumo de sal, las Pautas Dietéticas 2015-2020 recomiendan que los adultos sanos limiten su ingesta de sodio a menos de 2,300 miligramos por día. Sin embargo, los expertos de la Asociación Estadounidense del Corazón recomiendan que sea aún menor: no más de 1,500 miligramos diarios, especialmente en personas que padecen hipertensión o problemas en el corazón. Un alto consumo de sodio se asocia con numerosos efectos negativos adicionales, ya que aumenta el riesgo de: hinchazón y retención de agua, insuficiencia cardiaca, alta presión sanguínea, osteoporosis, dolores de cabeza, cáncer de estómago, enfermedades renales y obesidad. Una de las mejores maneras de lograrlo es evitar el consumo de alimentos ultraprocesados que en la mayoría de las ocasiones están repletos de sodio oculto.

Te puede interesar: