Cómo controlar el consumo de alcohol en las celebraciones de temporada

Las celebraciones de fin de año, vienen repletas de tentadoras opciones de comida y bebidas. Uno de los aspectos más preocupantes es el excesivo consumo de alcohol, con tanto evento en muchas ocasiones es difícil mantener un buen control. Estos son algunos tips para disfrutar de las fiestas, mientras cuidas tu salud

Algunas de las mejores recomendaciones son siempre consumir un vaso de agua entre bebidas, utilizar mezcladores naturales y bajos en calorías y no excederte de las pautas establecidas.
Algunas de las mejores recomendaciones son siempre consumir un vaso de agua entre bebidas, utilizar mezcladores naturales y bajos en calorías y no excederte de las pautas establecidas.
Foto: Photo by Artem Kniaz on Unsplash / Unsplash

Es oficial la temporada más temida y a la vez divertida del año ha llegado. La celebraciones navideñas están a la vuelta de la esquina: las fiestas de oficina, los intercambios, las reuniones con amigos para el “abrazo navideño” y las cenas en familia, están aquí. Si algo tienen en común estas divertidas festividades es que ofrecen delicias tentadoras, la realidad es que es fácil dejarse llevar por la comida y bebida sobre todo cuando estamos en humor de celebrar. Teniendo en cuenta que venimos de una pandemia complicada que nos tuvo en estricto confinamiento por meses, es un hecho que muchas personas están emocionadas por celebrar este fin de año. Sin embargo, es importante tomar decisiones conscientes: especialmente cuando se trata del consumo de alcohol. Teniendo en cuenta que durante está temporada puede ser muy difícil tener un adecuado control, nos dimos a la tarea de recopilar 4 consejos básicos creados por Clínica Mayo, que serán un buen aliado para consumir alcohol con moderación y cautela.

La buena noticia es que es posible disfrutar de esa copa de vino tinto o champagne en el brindis, de un refrescante spritzer de arándanos o una taza del famoso ponche de huevo de tu tía: siempre y cuando practiques la consciencia y moderación.

Lo primero que tenemos que decir es que mucha gente bebe con la mentalidad de que las calorías líquidas “no cuentan”, la realidad es que es una percepción que está completamente lejos de la verdad. Cuando hablamos de bebidas alcohólicas, es importante tener en cuenta que varían en tamaño de porción y esto se relaciona: con el contenido de alcohol de la bebida y la cantidad de carbohidratos (generalmente en forma de azúcar) que contiene. Algunos de los ejemplos más comunes de porciones son los siguientes:

– 12 onzas (355 mililitros) de cerveza

– 5 onzas (148 mililitros) de vino

– 1,5 onzas (44 mililitros) de licores destilados

Ahora bien, una porción de alcohol suele tener entre 100 y 150 calorías. Sin embargo, es muy importante tener en cuenta que esto no incluye los ingredientes azucarados que se suelen añadir en algunas bebidas como son refrescos, jarabes y jugos. Generalmente son ricos en calorías y se integran en cócteles o bebidas festivas. Por ejemplo: una taza de ponche, un martini dulce o un vaso de sangría, suelen contener 250 calorías o más en una sola porción. La realidad es que en general un excesivo consumo de alcohol, es un pésimo hábito para la salud. Sin embargo, las bebidas navideñas pueden ser un verdadero obstáculo.

¿Cómo controlar el consumo de alcohol estas fiestas?

1. Bebe agua entre bebidas alcohólicas

Esto no solo te ayudará a mantenerte hidratado, sino que también te ayudará a ralentizar tu consumo de alcohol y te mantendrá cómodo en un entorno social. (Nadie tiene que saber que no es alcohol). Además es una gran recomendación para amanecer fresco y sin ningún tipo de secuela relacionada con el consumo de alcohol.

2. Usa mezcladores bajos en calorías

Existen muchas deliciosas alternativas como refrescos sin calorías, agua mineral o agua tónica. Evita los jugos y agrega rodajas de limón y lima, para ayudar a reducir las calorías adicionales. También puedes realizar cambios de ingredientes más saludables sin sacrificar el sabor. Por ejemplo, use leche baja en grasa en los cócteles que lo requieran y corte la cantidad de crema a la mitad, o mejor aún omítela por completo.

3. Practica la moderación

Disfruta y saborea las bebidas al consumirlas lentamente. Ser consciente, es una de las principales medidas para reducir la ingesta total de calorías sin sentirse restringido y sobre todo para aprender a disfrutar del momento sin relacionar las celebraciones con excesos.

4. Mantén el enfoque correcto

El objetivo de las reuniones y celebraciones con la familia y los amigos, es justo para tener un momento de acercamiento, conexión y celebrar en compañía de nuestros seres queridos. Aprende a disfrutar de las charlas y la convivencia, no utilices los eventos como un pretexto para emborracharte y desconectarte.

También es muy importante tener en cuenta que el alcohol puede aumentar el apetito y hacer que comamos más. de tal modo que es importante planificar colaciones saludables que sean de ayuda para quitar la ansiedad por comer y beber. Tal es el caso de frutas, verduras, quesos ligeros, frutos secos y galletas integrales.

Algunos consejos adicionales:

– Establece metas realistas. Un enfoque de todo o nada rara vez funciona. De acuerdo con los expertos, es importante ser honestos con nosotros mismos y establecer un plan antes de los eventos. Existen algunos que son un brindis, en los cuales con un par de copas de vino a lo largo de la noche estarás perfecto, aprende a distinguirlo.

– Continúa con buenos hábitos de nutrición a lo largo de la semana. En esta temporada es muy factible que tengamos que ir a más de dos eventos por semana, sin embargo algunas victorias fáciles durante la temporada navideña son iniciar el día con un jugo verde, aumentar el consumo de frutas y verduras, practicar ayuno intermitente, beber mucha agua, limitar la ingesta de carnes rojas y cualquier alimento procesado, y claro realizar actividad física. Este tipo de hábitos serán de gran ayuda para mantener el equilibrio físico, mental y emocional.

– Practica la moderación. Si decides disfrutar de una bebida alcohólica, se cauteloso y limítate. Esto significa no más de una bebida estándar al día para mujeres de todas las edades y hombres mayores de 65 años, y hasta dos bebidas estándar al día para hombres de 65 años o menos.

Finalmente, es importante relajarnos y brindar por un año lleno de éxitos, salud y crecimiento. Es saludable detenernos y disfrutar de los seres queridos y la convivencia, después de todo siempre hay mucho que agradecer.

Te puede interesar: