Padre de menor acusado por tiroteo en escuela de Michigan dejó abandonados en Florida a dos hijos que tuvo con mujeres distintas; una de ella lo llama “pedazo de mierda”

La madre de uno de los hijos de James Crumbley, hoy con 18 años, denunció que, mientras el hombre ganaba un dineral, ella tenía que batallar para que le pasara $67 dólares semanales a su hijo por pensión alimenticia

Los padres del alegado pistolero de la secundaria Oxford, en Michigan, enfrentan cargos de homicidio involuntario.
Los padres del alegado pistolero de la secundaria Oxford, en Michigan, enfrentan cargos de homicidio involuntario.
Foto: Alguacil del Condado Oakland / EFE

James Crumbley, el padre del menor de 15 años acusado por el tiroteo reportado en una escuela de Michigan este martes que dejó cuatro muertos y siete heridos, abandonó en Florida a dos hijos producto de dos relaciones distintas.

La madre de uno de los jóvenes tildó de “pedazo de mierda” a James, quien junto a su esposa Jennifer, enfrenta cargos de homicidio involuntario en relación con el ataque en Oxford High School.

Ethan Crumbley enfrenta más de 20 cargos criminales, entre estos de terrorismo, tras alegadamente emprenderla a tiros con la pistola semiautomática Sig Sauer 9 milímetros que su padre había comprado cuatro días antes.

Michelle Cobb, madre de uno de los hijos que James dejó en Florida, hoy con 18 años, dijo que su ex es un padre incumplidor.

La mujer indicó a WXYZ-TV que, mientras el hombre ganaba un dineral, ella tenía que batallar para que le pasara $67 dólares semanales a su hijo por pensión alimenticia.

“Mi hijo tiene 18 años ahora”, declaró Cobb. “Y tú sabes qué, yo lloré cuando él cumplió 18, porque yo pensé que todo ese infierno acabaría en cuanto a tratar con el padre de mi hijo”, expuso.

La mujer agregó que espera que le dan la máxima condena por su alegado rol en los hechos.

“La primera cosa que me vino a la mente cuando todo esto pasó es lo agradecida que estaba que mi hijo no estaba allí”, confesó la entrevistada.

A juicio de la mujer, James y Jennifer consentían demasiado a Ethan.

 “Ellos casi le daban todo lo que él quería”,  indicó.

En cuanto a Jennifer, Cobb aseguró que hacía la vida de su hijo Eli insoportable cuando este iba a visitarlos a Michigan.

“Jennifer es un monstruo”, señaló.

“Ella no hacía nada mal y ella estaba en lo correcto sobre cualquier asunto”, alegó la expareja de Crumbley.

Cobb añadió que James también abandonó a una hija que tuvo con otra mujer en Florida cuando se mudó a Michigan con Jennifer.

Anoche, las autoridades en Detroit detuvieron en un espacio comercial a la pareja, que supuestamente se encontraba fugitiva tras la radicación de cargos en su contra.

Los fiscales del condado Oakland plantean que los adultos fueron negligentes y contribuyeron a la tragedia al dejar expuesta y disponible el arma que el menor alegadamente utilizó en el ataque.

Reportes que hacen referencia a publicaciones en Instagram apuntan a que los padres le habían comprado la pistola al menor como regalo de Navidad. Pocos días antes del atentado, el jovencito compartió en la red social una imagen presumiendo la pistola.