Casos de COVID-19 se disparan a 67,000 en Nueva York y arruinan planes de familias para celebrar el Nuevo Año

En solo 24 horas la tasa de contagiados confirmados aumentó en 64.5%. Autoridades abren más centros para pruebas y avizoran que en enero todo será peor

La dominicana Aylin Emmanuel, residente de Harlem, suspendió todos los planes de reuniones también este año.
La dominicana Aylin Emmanuel, residente de Harlem, suspendió todos los planes de reuniones también este año.
Foto: Fernando Martínez / Impremedia

Más de 67,000 nuevos casos positivos de COVID-19 se reportaron en Nueva York en las últimas 24 horas, lo que representa una alza de 27,000 contagios en comparación a los 40,000 confirmados el martes y lo que multiplica casi por diez el número de infecciones que se habían registrado desde principios de diciembre.

Y este acelerado avance de contagios, provocado en su mayoría por la variante Ómicron, está enfriando los ánimo de celebración de millones de neoyorquinos para recibir el 2022. Ese es el caso de la dominicana Aylin Emmanuel, quien cambió radicalmente sus planes para celebrar el Año Nuevo.

“Estaremos solamente mi hijo y yo con mi mamá en la casa. Preferimos evitar cualquier riesgo porque mi madre es una paciente que se le está aplicando diálisis. Los casos van para arriba”, reflexionó Aylin, mientras hacía la fila este miércoles en el nuevo centro de testeo de COVID-19 abierto por la Gobernación en el edificio Adam Clayton Powell, en el corazón de Harlem.

El Departamento de Salud del Estado de Nueva York ubicó en cada condado de la Gran Manzana puestos masivos de prueba de descarte de coronavirus en las vísperas del Año Nuevo, y ante el regreso de miles de niños y adolescentes a los edificios escolares el próximo lunes.

“Hicimos una reserva y ha sido muy rápido. Mi hijo vuelve a la escuela secundaria y debemos hacernos la prueba”, comentó Aylin.

Todos los nuevos sitios ofrecen pruebas de RT-PCR y las test rápidos de antígenos, una nueva arma que unida a la vacunación, trata de contener la “nueva ola” que llega a su punto máximo a pocos días de terminar el 2021.

Será peor en enero

“Básicamente nos estamos preparando para un aumento repentino de enero, no solo de los infectados, sino de las hospitalizaciones. Sabemos que vendrá. Y seríamos ingenuos al pensar que no lo viviremos”, expresó la gobernadora Kathy Hochul tras confirmar la apertura este miércoles de 14 centros de prueba en todo el estado.

A juicio de la mandataria estatal, las cifras récord de nuevos casos también muestran “un signo alentador” porque significa que Nueva York ha afinado su capacidad de detectar miles de infecciones en solo horas.

Al mismo tiempo, Hochul informó de 97 nuevas muertes por la infección viral en Nueva York, la primera vez en muchos meses que las muertes diarias se acercan a las 100, superando el récord más reciente reportado en al menos 20 vidas.

“La hospitalizaciones también han aumentado en un 20%. Esta no es la dirección que queremos ir, por eso insistimos a los neoyorquinos que accedan a vacunarse”, agregó la mandataria.

Para los González, una familia colombiana residente en Harlem, la esperanza de despedir un año “como antes” también quedó, como ellos mismos explican, en otro “proyecto fallido”.

“Mi madre estaba supuesta a venir de Bucaramanga este martes. Tenemos cinco años que no la vemos. Todo se canceló porque es muy complicado viajar en estas fechas por el virus. Y ella es una señora de 70 años, diabética. Con dolor tuvimos que posponer todo. Inclusive con vacunas he visto a gente que termina contagiada”, relató Vicente González solo apenas uno de sus tres hermanos que esperaba ese “abrazo fraterno”.

Ómicron se expande en Manhattan

En todos los nuevos centros masivos de pruebas de la ciudad de Nueva York, que se unen a los centenares instalados por la Ciudad, las largas filas son extensas al igual que los datos del Departamento de Salud de la Ciudad (DOHMH) que siguen dando cuenta que la nueva versión del COVID-19 continúa extendiéndose, particularmente los días que corren después de la Navidad.

Un dato obliga a poner el dedo en este renglón, especialmente en Manhattan, en donde generalmente los niveles de contagios suelen ser menores que en otros condados como El Bronx y Brooklyn.

Aproximadamente 2,012 de cada 100,000 residentes de Manhattan dieron positivo en los últimos siete días. La tasa en toda la ciudad es de 1,742 por 100,000.

Con el 2% de todos los residentes de Manhattan que han resultado positivos en COVID-19 la última semana, esto permite esperar lo peor para luego de las fiestas de fin de año.

De acuerdo con interpretaciones de la base de datos de The New York Times (TNYT), con 2,600 casos por cada 100,000 habitantes, el eje Chelsea – Hell’s Kitchen pueden ser uno de los “lugares más infectados de todo el país”.

El trabajador de restaurantes mexicano, Macario, si hubiese tenido planes asegura que los hubiese cancelado. (Foto: F. Martínez)

Siguen los cambios de planes

Este miércoles, el mexicano Macario, quien trabaja en un restaurante, se hacía la prueba PCR para descartar la infección en un centro de testeo en Manhattan. Y testifica que el proceso fue rápido.

“Este año nuevo lo que haré será trabajar. No tengo planes personales de reuniones. Y si tuviera la opción de alguna reunión la cancelaría. Porque ahora está muy complicado esto del nuevo virus”, dijo el inmigrante.

Mientras se mueven las agujas del reloj para despedir el año 2021, en la ciudad de Nueva York los cierres y cancelaciones de grandes eventos siguen siendo noticia.

Solo por citar algunos ejemplos de la incidencia de Ómicron en la Gran Manzana,  las fechas restantes del ballet ‘El Cascanueces’ que se presenta en la ciudad desde 1954, fueron canceladas este martes. Además, cientos de restaurantes decidieron cerrar sus puertas, cancelando reservaciones o advirtiendo a sus clientes que el servicio podría estar “muy lento” por la ausencia de personal.

De acuerdo con fuentes vinculadas a la industria de los bares y restaurantes, fueron canceladas el 46% de las reservaciones para cenas en las próximos días.

Pero esta tendencia de cierres luce más complicada cuando no se trata de actividades de entretenimiento, sino servicios vitales.

Las autoridades de Salud de NY asocian el número de casos a la capacidad de realizar pruebas masivas en todos los condados. (Foto: F. Martínez)

Una crisis que alza vuelo

La red de clínicas CityMD anunció que está cerrando 31 locales de atención de urgencia debido a la escasez de personal en medio de un aumento en la variante del coronavirus, explicó en un comunicado la compañía de atención médica.

Hay otro sector que empieza a sentir el ‘stress’ de esta nueva crisis de salud pública. De acuerdo con informes de medios locales este miércoles por lo menos 860 vuelos programados para las próximas horas  ya fueron cancelados en todo el país

Los problemas comenzaron a aumentar el día antes de Navidad, cuando las compañías aéreas se enfrentaron a la escasez de fuerza laboral impulsada por el alto vuelo de la variante Ómicron del coronavirus, así como por los efectos normales del clima invernal. 

Las cancelaciones alcanzaron su punto máximo el pasado domingo, cuando más de 1,500 vuelos hacia, desde o dentro de los Estados Unidos, más del 6% de los vuelos programados, fueron eliminados, según el portal FlightAware.

Hay otras incidencias en las calles de la Gran Manzana. En algunas bodegas de localidades de los cinco condados sorpresivamente los vecinos se han encontrado desde esta semana con carteles que indican que “abrirán en 2022” ¿la razón? parece ser la misma: falta de personal para operar.

Un consejo: “¡No asista a grandes celebraciones!”

El Dr. Anthony Fauci, principal asesor de la Casa Blanca contra la pandemia de COVID-19, recomendó a los estadounidenses no asistir a grandes celebraciones de Año Nuevo y optar por reuniones con pocos invitados, debido al incremento de casos de COVID-19 con la variante Ómicron.

“Si sus planes son ir a una fiesta de Nochevieja de 40 a 50 personas con todas las campanas y silbidos y todos abrazándose y besándose y deseándose un Feliz Año Nuevo… Recomiendo encarecidamente que este año no hagamos eso”, expuso en una conferencia de prensa.

Fauci acotó que “el entorno familiar” es el mejor para despedir el 2021, sobre todo si todos los asistentes están vacunados.

Centros de prueba masivas en NYC:

  • Adam Clayton Powell State Office Building  en el 163 oeste de la calle 125  en Harlem.  Abierto de Lunes a sábado de 10:00 a.m a 6:00 p.m
  • Central Family Life Center  en el 59 de la calle Wright en Staten Island. Abierto de lunes a sábado de 9 a.m. – 5 p.m.  
  • Concourse Village Community Center  en el 777 de la Concourse Village East  en El Bronx. Disponible de lunes a domingo de 9 a.m. – 5 p.m.  
  • Kings Plaza Mall  en la 5100 Kings Plaza  de Brooklyn. De lunes a sábado de 9 a.m. – 6 p.m.  
  • York College Performing Arts Center  en el 94-45 Guy R Brewer Boulevard  de Jamaica en Queens. De lunes a sábado de  9 a.m. – 7 p.m.  

Coronavirus arrecia a finales del 2021:

  • 97 muertes solamente este martes en todo Nueva York por síntomas asociados con el COVID-19, lo cual se suma a las 77 de este lunes.
  • 13 de estos decesos fueron en Queens, 6 en Brooklyn , 6 en El Bronx y 6 en Manhattan.
  • 67,090 nuevos test positivos en las últimas 24 horas, lo cual significan 26,310 nuevos contagios confirmados en un día.
  • 18.5% es la tasa promedio de positividad en el estado de Nueva York.
  • 15.25% es el promedio en la Gran Manzana.
  • 1 de cada 50 residentes de Manhattan dieron positivo en los centros de despitaje en los últimos 7 días móviles.
  • 2% de la población total de Manhattan podría haberse contagiado en los últimos días, de acuerdo con algunas proyecciones matemáticas.
  • 1,741 casos por cada 100,000 habitantes registra Brooklyn.
  • 1,902 reporta Staten Island por la misma proporción residentes.
  • 1,685 pacientes positivos por cada 100,000 residentes en El Bronx.
  • 1,547 es la proporción de infectados en Queens.