Bebé afgano fue encontrado por su familia después de haber desaparecido en Kabul durante el proceso de evacuación

Sohail Ahmadi, un bebé afgano que desapareció tras ser entregado a las tropas estadounidenses por encima de un muro durante el proceso de evacuación de agosto, volvió a encontrarse con su familia después de que un taxista lo cuidara

La historia de Ahmadi tomó relevancia en noviembre y ayudó a  su familia lo encontrara.
La historia de Ahmadi tomó relevancia en noviembre y ayudó a su familia lo encontrara.
Foto: Stringer / EFE

Un bebé afgano que desapareció después de que sus padres lo entregaran a un soldado durante el proceso de evacuación de ciudadanos en las afueras del aeropuerto de Kabul en agosto, fue finalmente localizado y entregado a su familia.

El padre del bebé Sohail Ahmadi, que tenía dos meses el 19 de agosto, ingresó junto a su esposa y sus otros cuatro hijos al aeropuerto Hamid Karzai de Kabul después de entregar a Ahmadi a un soldado mientras miles de personas huían del país, pero luego no pudieron ubicar al bebé.

Luego de que la agencia Reuters publicara la historia de la desaparición de Ahmadi en noviembre, el bebé fue encontrado en el aeropuerto por un taxista identificado como Hamid Safi, y lo llevó a su casa para criarlo.

En principio, Safi, de 29 años, se rehusó a entregar al niño al menos que su familia lo encontrara, o de lo contrario él lo iba a criar, reseñó New York Post.

Me quedo con este bebé. Si encuentran a su familia, se lo daré. Si no, lo criaré yo mismo“, manifestó Safi a Reuters en noviembre.

Sin embargo, tras semanas de negociaciones, la ayuda de la Cruz Roja, y un arresto por parte de los talibanes por secuestro, finalmente Safi aceptó entregar al niño a su abuelo y demás parientes en Kabul.

Diferentes imágenes de niños siendo pasados por encima de la valla del aeropuerto de la capital de Afganistán fueron publicadas en redes sociales y obtuvieron relevancia.

La evacuación de ciudadanos afganos y estadounidenses culminó en agosto de 2021, motivado al retiro de tropas y el control ascendente de los talibanes en el país, que comenzó en las provincias y tuvo su punto más álgido al llegar a la capital, Kabul.

Pero el proceso impulsado por el presidente Biden tuvo un punto crítico el 26 de agosto, cuando se produjeron dos explosiones en horas de la mañana frente a la puerta del aeropuerto, producto de un ataque suicida atribuido por el Estado Islámico Gran Jorasán (ISIS-K), grupo que se declara enemigo de Estados Unidos y de los talibanes.

Como consecuencia del ataque suicida, se registraron 183 muertes, de los cuales 13 eran militares estadounidenses que ya estaban listos para regresar.

Después de que el último militar estadounidense volara de Afganistán, se conoció que durante el proceso más de 150,000 personas habían escapado del país a diferentes partes del mundo.

También te puede interesar:

Ex enviado de EE.UU. reconoció que la evacuación de Afganistán pudo haber sido mucho peor
Inspectora general del Departamento de Estado investigará caótica retirada estadounidense de Afganistán
EE.UU. dio por terminada su misión militar en Afganistán después de 20 años de guerra