Departamento de Justicia sanciona a la empresa Buddy’s Kitchen por discriminación a trabajadores inmigrantes

Los términos del acuerdo estipulan que la empresa, que produce y distribuye alimentos congelados, pagará $40,000 dólares en penalidades civiles, cambiará sus políticas de empleo y capacitará a sus empleados

El Departamento de Justicia se encargó de dar los detalles de la sentencia.
El Departamento de Justicia se encargó de dar los detalles de la sentencia.
Foto: Samuel Corum / Getty Images

El Departamento de Justicia anunció hoy lunes un acuerdo afuera de tribunales con la firma Buddy’s Kitchen, acusada de discriminar a trabajadores inmigrantes al exigirles ciertos documentos de identificación para verificar sus permisos de trabajo en Estados Unidos.

Los términos del acuerdo estipulan que la empresa, que produce y distribuye alimentos congelados, pagará 40,000 dólares en penalidades civiles, cambiará sus políticas de empleo y capacitará a sus empleados responsables de la verificación de permisos de trabajo.

“Bajo la ley federal, los empleadores no pueden discriminar solicitando a los trabajadores documentos específicos para probar su permiso de trabajo con base en su ciudadanía, estatus migratorio u origen nacional”, dijo la fiscal general asistente Kristen Clarke, citada en un comunicado del Departramento de Justicia.

Según la funcionaria, los empleadores han de permitir que todos sus empleados, sean o no sean ciudadanos estadounidenses, “provean cualquier documento válido y aceptable, a su elección, que pruebe su permiso de trabajo”.

El Departamento de Justicia inició su investigación de la firma, que tiene su sede en Minnesota, y encontró que la compañía de manera rutinaria “discriminaba al pedir a los extranjeros, principalmente residentes legales, que presentaran documentos específicos emitidos por el Departamento de Seguridad Nacional”.

Esos documentos prueban que la persona tiene permiso para trabajar en Estados Unidos pero, según explicó el comunicado, la empresa Buddy’s Kitchen no solicitaba esos documentos a los ciudadanos estadounidenses.

“Todos los empleados tienen el derecho a elegir la documentación válida que quieren presentar cuando demuestran que tienen permiso para trabajar en Estados Unidos”, añadió.

La Ley de Inmigración y Nacionalidad, que entró en vigor en 1952, tiene estipulaciones contra la discriminación que prohíben a los empleadores pedir documentos innecesarios o que especifiquen el tipo de documento que un trabajador ha de presentar como prueba de su permiso de trabajo solo en razón de la ciudadanía, estatus migratorio u origen nacional del empleado.

También le puede interesar:

Video NYPD: clientes dan paliza a empleado de “Burger King” por retraso en entregar la comida en Brooklyn
Subway, demandada por explotación de franquiciados migrantes en Estados Unidos
Cliente de KFC se queja de que la comida no se ve como los anuncios y quiere demandar a la empresa