Fallas en el cierre automático de puertas están en la mira como el ‘detonante’ de tragedia en incendio del edificio de El Bronx

La clave para explicar la expansión de la nube densa de humo que se expandió por la torre de 19 pisos se asocia con el mantenimiento de los accesos

Hasta este lunes se contaban 17 muertos en el incendio más mortífero en 30 años en NYC.
Hasta este lunes se contaban 17 muertos en el incendio más mortífero en 30 años en NYC.
Foto: Cortesía Michael Appleton / NYC Mayoral Office

Tras el fatal incendio registrado el domingo en El Bronx, que dejó por lo menos 17 muertos, 8 de ellos niños, y 66 heridos, algunos que se encuentran en situación delicada, las autoridades de la Ciudad anunciaron una “investigación exhaustiva” para determinar si fallas en los sistemas de prevención de fuego, incluyendo los cierres automáticos de las puertas, pudieron haber sido los detonantes de la mayor tragedia de este tipo en 30 años en la Gran Manzana.

El alcalde Eric Adams sugirió este lunes, como hipótesis inicial, que una puerta defectuosa que no cerró por ausencia de resortes de seguridad, podría haber sido el principal factor que ayudó a que se propagara el humo a gran parte del edificio.

“Aquí tenemos una ley en la Ciudad que requiere que las puertas de ciertos edificios se cierren automáticamente. Estamos dando seguimiento a través de la investigación con los jefes de bomberos, quienes serán extremadamente minuciosos. Prometemos un reporte serio y profundo de lo que causó esta tragedia”, anunció el mandatario municipal.

El fuego se originó en un apartamento duplex del segundo y tercer piso del edificio Twin Parks North West, de 19 plantas, ubicado en el 333 este de la calle 181 en el vecindario de Tremont, por problemas con un calentador eléctrico. Desde ese apartamento una nube densa de humo se extendió por casi toda la torre residencial.

Las personas que murieron fueron encontradas en áreas de las escaleras en varios pisos del edificio. Las pesquisas tratarán de definir exactamente por qué el humo espeso pudo viajar a todos los pisos, dejando a las víctimas inconscientes. 

Aunque desde ya hay algunas conclusiones preliminares. 

Una puerta sin el mantenimiento adecuado

El comisionado del Departamento de Bomberos (FDNY), Daniel Nigro, confirmó este lunes que el hecho fue totalmente accidental y los sistemas de alarmas anti incendios funcionaron adecuadamente, pero la puerta del apartametno donde se originó el fuego quedó abierta y eso alimentó la expansión de la combustión.

“Esa puerta del apartamento no funcionaba correctamente. En lugar de cerrarse automáticamente como estipulan el código de la Ciudad y el protocolo de seguridad contra incendios, permaneció entreabierta después de que los inquilinos de la unidad escaparon, lo que provocó que el humo se propagara”, destacó el funcionario.

Las llamas dañaron solo una pequeña parte del edificio, pero el humo se extendió por escaleras y pasillos, atrapando a muchas personas en sus apartamentos y asfixiando a otras mientras huían.

La mayoría de las muertes se debieron a la inhalación de humo. Muchas de esas víctimas fueron encontradas en los pasillos.

“Las sacamos con paros cardíacos y respiratorios”, reportó Nigro.

En medio de las investigaciones, el alcalde Adams planteó revivir una iniciativa de educación que se extienda a las escuelas y centros de adultos mayores, para dotar a la comunidad de herramientas de seguridad mínima, ante circunstancias extremas que impliquen incendios. 

Fue el humo lo que se llevó las vidas. No el fuego en sí. Aprendimos una gran lección en esto. En muchas ocasiones en medio de una emergencia las personas huyen en medio de su desesperación y se olvidan cerrar las puertas. Por eso vamos a duplicar este adiestramiento en la ciudad. Queremos que todos entendamos esto, especialmente las nuevas generaciones”, destacó Adams.

Un edificio de subsidio federal

A propósito de esta tragedia, los líderes de la Asociación de Bomberos de la Ciudad de Nueva York (UFA) detallaron cómo las puertas abiertas, en el momento de un incendio como el registrado este domingo, pueden convertir en una escena infernal a cualquier edificación.

“Cuando la puerta del apartamento o el acceso de emergencia se dejan abiertas, expone a todo el edificio al aire tóxico. Estas áreas se convierten en una gran chimenea. En cuestión de minutos se priva de aire respirable a quienes están en el interior”, destacó Andrew Ansbro, presidente del UFA.

Además, el líder sindical agregó que el edificio era “bien conocido en esa área, por tener incendios difíciles” y señaló que sus reglas de protección con respecto a los rociadores, autocontrol y las puertas de cierre pueden haber sido diferentes a las que exige la Ciudad, porque se trata de un edificio basado en subsidios federales.

En este sentido, un portavoz de ‘Bronx Park Phase III Preservation LLC’, una de las empresas propietarias del edificio construido en 1972, compartió en un comunicado ante medios locales que su sistema de alarmas contra incendios “funcionó según lo diseñado”.

El vocero agregó que esa corporación está “trabajando con las agencias de vivienda relevantes para acelerar la emisión de vales para inquilinos a los residentes afectados. Esto permitirá que los hogares encuentren viviendas adecuadas que coincidan con el nivel de asistencia de alquiler que han recibido en Twin Park”.

Versiones de The New York Post aseguran que los representantes del edificio de 120 apartamentos donde ocurrió el incendio fueron citados por más de dos docenas de infracciones y quejas como filtraciones, fallas en los ascensores e infestación de insectos. Pero no por fallas en los sistemas de emergencia.

La otra pregunta que surge ante esta tragedia, es si en el edificio había quejas pendientes sobre los sistemas de calefacción, porque justamente el origen del incendió surgió de un inquilino que usaba calentadores eléctricos.

La revista digital Político asegura que en los registros del Departamento de Preservación y Desarrollo de la Vivienda dela Ciudad se acumula cuatro quejas sobre la falta de calefacción, desde febrero hasta diciembre de 2021.

Alcalde Eric Adams promete una investigación detallada de las causas de la tragedia. (Foto: Cortesía M. Appleton- NYC Mayoral Office)

¿Quiénes y cuántas son las víctimas?

Autoridades de la Ciudad habían informado este domingo inicialmente que 19 personas habían muerto en la catástrofe, pero ese número se modificó a 17: nueve adultos y ocho niños. 

El comisionado del FDNY advirtió que el error de conteo inicial se debió a que las víctimas fueron llevadas a siete hospitales diferentes, lo que llevó a una “contabilización doble”. 

“Muchas de las víctimas heridas todavía están luchando por sus vidas. Estos números podrían tristemente cambiar”, subrayó en la última actualización.

La mayoría de los afectados eran personas con raíces en la nación africana de Gambia, según la embajadora de ese país en Nueva York, Dawda Fadera.

“Nuestro país está de luto. Todos estamos relacionados. Todos conocen a todos. Así que nuestro país se encuentra actualmente en estado de shock”, acotó.

Aún las autoridades no han identificado a la totalidad de las víctimas, pero la Ciudad exhorta a la comunidad a compartir información o buscar ayuda independientemente de su estatus migratorio.

“Este vecindario es hogar de miles de inmigrantes. Superemos el temor. Nadie que se presente a buscar ayuda será reportado ante ICE”, acotó el Alcalde.

El Diario no pudo confirmar la versión de que algunos dominicanos se encuentran en el grupo de las víctimas, ya que en el complejo residencial impactado por las llamas, viven decenas de familias de esta comunidad.

NYC ayuda a sus víctimas:

  • Los neoyorquinos interesados ​​en contribuir al fondo de ayuda creado por la Alcaldía pueden donar en línea: www.nyc.gov/fund, o enviando un cheque por correo a nombre de “The Mayor’s Fund to Advance New York City” que indica que las donaciones son para el Bronx Fire Relief Fund en el campo del memo o en una nota adjunta al cheque.
  • Los socorristas del Departamento de Bomberos (FDNY), el Centro de Manejo de Emergencias de la Ciudad de Nueva York (NYCEM) y la Cruz Roja Estadounidense brindan asistencia crítica durante e inmediatamente después del incendio.
  • NYCEM estableció un centro de servicios en Monroe College en El Bronx abierto todos los días de 12 a 8 p. m., donde los afectados pueden recibir asistencia con los servicios de la Ciudad, que incluyen alojamiento, pruebas de COVID-19, alimentos, asistencia para los funerales y apoyo para la salud mental.
  • La Unidad de Asuntos Comunitarios del Alcalde (CAU) ha coordinado una respuesta de divulgación interreligiosa para conectar al clero con las familias afectadas.
  • NYCEM y la Oficina de Asuntos de Inmigrantes del Alcalde (MOIA) se aseguran de que haya intérpretes presentes para ayudar a las personas a acceder a los servicios.
  • La Cruz Roja está pidiendo a los afectados que se comuniquen para obtener asistencia de vivienda temporal al 1-877-733-2767.
  • Si está tratando de localizar a sus seres queridos que viven en el edificio, la Ciudad le insta a que llame al 311 para obtener esa y más información.
  • Cualquier persona que necesite ayuda para encontrar recursos para víctimas debe enviar un mensaje de texto 181STFIRE al número 692692.

Fuego en la Gran Manzana

  • 87 personas murieron en el incendio más mortífero en la ciudad de Nueva York en 1990, en un hecho provocado en el club social ‘Happy Land’, también en el Bronx
  • 13 personas también murieron en el Condado de la Salsa en 2017 en un incidente de llamas en un edificio de apartamentos que causó la muerte a 13 personas, también iniciado por un calentador ambiental, que mató a nueve niños y un adulto.
  • 16% aumentaron los incendios en la Gran Manzana en 2021 en comparación con 2020.
  • 73 muertes a causa de accidentes con fuego en comparación con 63 en 2020, según datos del FDNY.