Nueva tormenta de nieve podría convertirse en “ciclón bomba” antes de llegar a Nueva York este fin de semana

Expertos pronostican hasta 6 pulgadas de nieve este domingo en algunas zonas de la ciudad; sin embargo, los efectos del sistema empezarán a sentirse este viernes en estados del Medio Oeste como Iowa y Nebraska

Efectos de una tormenta de nieve en Nueva York.
Efectos de una tormenta de nieve en Nueva York.
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

Una poderosa tormenta invernal con probabilidad de convertirse en un “ciclón bomba” dejará grandes cantidades de nieve desde la zona del norte de Great Plains hasta partes del noreste del país como Nueva York.

A partir de este viernes, estados del Medio Oeste de Estados Unidos como Iowa y Nebraska empezarán a experimentar los efectos de la nieve.

Un aviso del Servicio Nacional de Meteorología en Omaha indica que Iowa se espera que reciba la mayor cantidad de nieve o hasta seis pulgadas.

“Una tormenta de nieve afectará la región el viernes y sábado. La mayor cantidad de nieve se espera en Iowa. Una tendencia de movimiento hacia el oeste sugiere un mayor impacto de la nieve para el oeste del estado de Iowa y el este de Nebraska. Es recomendable rastrear  los pronósticos locales para las últimas tendencias”, lee un mensaje en el Twitter NWS Omaha.

Eventualmente, los pronósticos apuntan que el sistema, que también incluirá lluvia y ráfagas de viento, impactará estados del sureste y noreste del país.

Posible caos en las carreteras por tormenta de nieve

Con respecto a la zona tri-estatal, el domingo se anticipa el día más complicado, ya que las condiciones del tiempo podrían provocar un caos en las carreteras.

“Muchas cosas pueden cambiar en los próximos días, pero considerando lo que vemos ahora, ese es nuestro pensamiento— que habrá nieve al menos por un largo periodo de tiempo suficiente para complicar los viajes”, dijo a The New York Post  el meteorólogo de  Accuweather Dave Dombek.

Hasta 6 pulgadas de nieve en Nueva York

“Será lo suficientemente significativa para estropear las carreteras y los viajes y puede ser un desorden real por un tiempo”, insistió el experto.

Dombek precisó que se estima en un 20% la probabilidad de que la ciudad vea más de seis pulgadas de nieve. Pero la mayor apuesta es que en los condados caigan unas tres pulgadas mientras áreas en el norte y oeste de la ciudad reciban más . 

“Si estamos en una zona mayormente de nieve, entonces vamos a ver cantidades más pesadas. En este momento que no parece probable, sigue estando sobre la mesa”, puntualizó el meteorólogo.

El especialista agregó que existe la probabilidad de que la tormenta se transforme en un “ciclón bomba”, que se refiere a una tormenta que se intensifica muy rápido a medida que la presión barométrica se desploma.

Además se espera aire muy frío y bajas de temperatura considerables hoy y mañana ante de que suban a los 30 la tarde del viernes.