Niño de Texas salvó a su familia en un incendio luego de que sus padres no pudieran oler el humo por efectos de COVID-19

Una familia pudo salvarse de un incendio luego de que Brandon, un niño de un año advirtiera a sus padres de las llamas en plena madrugada, pues la pareja no podía oler el humo porque se recuperaban del COVID-19

La madre del pequeño Brandon relató la complicada situación de la familia tras el incendio.
La madre del pequeño Brandon relató la complicada situación de la familia tras el incendio.
Foto: David McNew / Getty Images

Un niño de un año en Texas pudo salvar a su familia de un incendio en su casa al advertirles del incidente, pues la pareja no podía oler el humo por los efectos que el COVID-19 tuvo en ellos.

Mientras Kayla y Nathan Dahl, de 28 años, estaban profundamente dormidos el pasado domingo, su casa estaba envuelta en llamas, y fue cuando el pequeño Brandon los despertó advirtiendo: “Mamá, caliente”.

Sin embargo, al principio Kayla pensaba que su hijo solo quería que le quitaran la pijama porque tenía calor, pero luego se percató de la complicada situación a causa del incendio.

En parte, la pareja no pudo notar el incendio que azotaba su casa porque ninguno los detectores de humo se disparó, además de que como recientemente dieron positivo por COVID-19, no pudieron oler el humo que iba esparciéndose en la casa.

Todavía nos estábamos recuperando de COVID-19, así que ninguno de nosotros tenía nuestro sentido del gusto y el olfato“, indicó Kayla en una entrevista ofrecida a The Washington Post.

Esta advertencia hizo que en cuestión de minutos la pareja, junto a sus cinco hijos lograran escapar por la puerta principal sin presentar heridas; sin embargo, su casa fue consumida por el incendio.

“Va a ser un camino largo y difícil llegar a donde necesitamos estar y reemplazar nuestros elementos materiales”, agregó Kayla. “Pero al mismo tiempo, si no fuera por el ángel guardián de mi hijo esa mañana, no sé dónde estaríamos”.

En la mañana del 15 de enero, Brandon no estaba durmiendo en la habitación que comparte con uno de sus hermanos mayores, agregó Kayla, quien dijo que no se sentía bien la noche anterior, por lo que dejó al niño durmiendo en la sala de estar que conecta con el dormitorio de sus padres, para poder estar pendientes de él.

Fue cerca de las 4:30 a.m. cuando estalló el incendio, y Brandon pudo escapar de la sala para hacer la advertencia que terminaría salvando a su familia.

“De alguna manera por la gracia de Dios, pudo salir de nuestra sala de estar casi completamente sumergido en nuestra habitación”, sostuvo Kayla a The Post. “Es un milagro de Dios que haya podido hacer eso.

En ese momento pensé: ‘Tenemos que buscar a nuestros hijos y salir‘”, expresó la madre de Brandon al ver las llamas que se acercaban hasta su dormitorio.

Seguidamente, la mujer de 28 años se comunicó con el 911 y salió corriendo de la casa mientras que su esposo, quien es un bombero de 33 años, puso a los cinco niños a salvo.

Tras perderlo todo por las llamas, el mejor amigo de Kayla creó un GoFundMe para ayudar a la familia con los gastos inmediatos, pues desde el incendio, han tenido que pedir vehículos prestados a amigos y familiares para hacer recados. Hasta la fecha llevan recaudados $19,078 dólares.

Pero pese a la situación trágica que vivieron, planean compensar a Brandon con una fiesta en la que planean sorprender al pequeño con una pastel de “Baby Shark”.

Con información de The Washington Post

También te puede interesar:

Incendio en California obligó a cerrar un tramo de la icónica carretera 1 y obligó evacuaciones
Madre muere junto a su hijo de 9 meses después de que su vehículo cayera en un estanque en Nueva Jersey
Hombre murió y una mujer resultó herida tras incendio de un apartamento en Cleveland